Consejo

Cómo usar el cambio automático del coche para evitar averías

2 fotos

Ampliar

23 de junio, 2020

El cambio automático es tan fiable como uno manual. Sin embargo, un mal uso del mismo puede provocar averías y no son precisamente baratas de subsanar. Sigue estos consejos de cómo usar bien el cambio automático del coche y así evitaras desagradables sorpresas.

Muchos piensan que los cambios automáticos son mucho más duraderos que los manuales dada la menor interacción con el conductor, que deja que la caja se encargue de hacerle la vida más sencilla. Sin embargo, un mal uso las lleva a romperse tanto o más, y su sustitución suele ser bastante costosa. En este reportaje, te contamos los errores más comunes y cómo debes usar el cambio automático para evitar averías.

Mantenimiento del cambio automático

El primer error a la hora de abordar un coche con transmisión automática es el pensar que esta no precisa de mantenimiento. Si el coche es moderno, vendrá pautado por el fabricante y podemos relajarnos un tanto, mientras que si el coche es vetusto, de tercera o cuarta mano, con su libro de servicio vencido o extraviado… la cosa es más seria. Fundamentalmente estas cajas lo único que piden es cuidar su lubricación, más cuanto más viejo sea el vehículo. De hecho, por encima de los 200.000 kms conviene cambiar su aceite cada 20-30.000 kms, y así nos durará una eternidad.

Puede que te interese: Cómo llevar el mantenimiento del coche

Cómo utilizar la posición “P” de una caja de cambios automática

Otra cosa ya es el maltrato puro y duro, de manera inconsciente o deliberada, como utilizar la posición “P” al más puro estilo de freno de mano. Eso, máxime si se estaciona en un desnivel, fuerza los engranajes de la caja obligándoles a realizar una función para la que no están pensados. Porque esa posición P, como rezaban los manuales de los primeros coches automáticos, es una característica de seguridad adicional al freno de mano, no un freno de mano en sí mismo.

¿Es mejor el freno de mano eléctrico o el de palanca?

Las prisas no son buenas: espera a que el coche se detanga para meter la «R»

También están los que no esperan a que el coche se detenga completamente para pasar de Drive a Reverse o al revés, o incluso poniendo Parking con las ruedas aún girando. Esto, si ya es malo en un cambio manual, en uno automático es peor porque su embrague no está completamente desacoplado y los piñones se van a ver comprometidos, pues el eje de transmisión todavía está girando en una dirección mientras que ellos sólo lo saben hacer en la otra. Por no hablar de intentar pararlos en seco.

La función “kick down” del cambio automático

Abusar de la función “kick down” tampoco es recomendable. Conozco a más de una persona a la que le encanta que su coche baje dos o tres marchas de golpe pegando un pisotón al acelerador a nada que tiene que hacer una maniobra sencilla. Este modo está pensado para hacer adelantamientos de tal manera que dispongamos de la mayor potencia posible haciendo que el motor gane revoluciones. Pero la mayoría de las veces, no hace falta tanto “zapatazo”. Con presionar un poco más, el cambio baja una relación o en la que vamos ganamos poco a poco la velocidad necesaria y listo. Cuando se insiste, aunque no sea preciso, el cambio automático bajará asustado hasta tercera y superado el pequeño obstáculo con más potencia y velocidad de la debida, levantaremos el pedal del acelerador dejando el coche revolucionado y el cambio tendrá que volver a subir relaciones mientras caen las vueltas, sin ayuda del acelerador.

Usar el modo manual del cambio es recomendable

En determinadas circunstancias, es recomendable usar el modo secuencial para que el cambio sufra menos.mant

2 fotos

Ampliar

En los coches modernos, un ingeniero de una marca una vez me dijo que la mejor manera de cuidar un cambio automático actual es… llevarlo en manual si hay posibilidad. Y eso lo decía por los desarrollos y los mapas tan conservadores de hoy en día, que hacen que algunos coches con 100CV llaneen en 7ª a 60 km/h. Lo que quiere decir que a la que le toque recuperar va a tener que bajar él solito tres marchas como mínimo. Mientras que si estamos nosotros al mando y somos de la vieja escuela –de la del sentido común- ya iríamos en cuarta desde el principio. Y créeme, sin apenas merma del consumo ni de las emisiones.

Una recomendación interesante para los cambios automáticos por convertidor de par es sacar la “D” y dejarlo en “N” en detenciones prolongadas. Y no solo para los engranajes de la caja, sino para los frenos, que están sosteniendo el coche cuando las ruedas motrices conservan algo de fuerza para tirar hacia delante.

¿Qué tipos de cajas de cambio existen?

En los modelos con cambio automático de doble embrague es recomendable darle su tiempo a la caja en las maniobras a baja velocidad. Si cambiamos muy rápidamente, nos encontraremos sin fuerza yéndonos para delante o para atrás en una cuesta, para luego pasar a dar un tirón. De hecho, muchos usuarios del sistema DSG del Grupo Volkswagen se quejaban de la violencia del cambio a la hora de maniobrar… cuando en realidad, los violentos eran ellos.

Asímismo, en los coches con bloqueo mecánico de la palanca (ya casi no quedan) es importante pulsar bien el botón, que para eso está. Si bien no vamos a dañar la caja en sí, podemos empezar a perjudicar la palanca, que es otro de los elementos. En el otro fiel de la balanza están los que se dedican a jugar con el seguro una vez en marcha –yo mismo, lo reconozco- lo que poco a poco irá desgastando su muelle.

Y acabo con una advertencia para los más “quemadillos”, aquellos que se suben a su coche, arrancan, seleccionan el modo sport, ponen el cambio en modo secuencial y se dedican a manejar las “paletas” como si fueran pilotos de F1. Amigos, las cajas automáticas, especialmente las desarrolladas para modelos deportivos, necesitan de un margen para calentar su aceite. De hecho, suelen ser bastante perezosas y ásperas en frío. Si no se les da tiempo y vamos a lo loco metiendo y sacando marchas, lo que estamos logrando es volver locas a las válvulas de alta velocidad, a los actuadores planetarios trabajando a una presión muy baja y desdentar los piñones de las marchas. Lo dicho. Ojo.

En general los cambios automáticos son igual de fiables que uno manual bien manejado, pero es verdad que, todo lo que anulen a un mal conductor, dada su menor intervención sobre ellos, les puede hacer más longevos.

¿Te ha gustado el artículo? Visita la web del autor, Curro San Miguel, aquí.

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • jcl

    Muy buen articulo, la verdad…gracias; en una ocasion leí de mano de un mecanico que lo mejor era cambiar el aceite de la caja cada 100.000 km e incluso hacerle » un lavado» para luego rellenarlo con su lubricante indicado…nada de eso de que no se cambia nunca el aceite de una caja de cambios » automatica»…( por supuesto que si el fabricante dice que se cambie cada » x» kilometros ..pues eso mismo..)

    • autor

      Bien por ese mecánico.
      Aunque parezca que se está «aprovechando» del usuario (por recomendar un mantenimiento «innecesario»), le está ahorrando una pasta gansa en averías.

  • Riko

    «cambiar su aceite cada 20-30.000 kms,,,»

    Hombre, tampoco nos pasemos, que los fabricantes de cajas suelen recomendar el cambio de aceite y filtro sobre los 100k…

    • autor

      Hola Riko.
      Me refiero a coches muy viejos (20-30 años) que con el kilometraje que se les presupone en base a su edad será un milagro que su mecanismo no vaya escupiendo esquirlas de metal de tanto en cuanto (que se deben quedar en el filtro y no llevar a mayores problemas a menos que este se sature). Para coches más jóvenes, tienes razón, 20-30k es muy poco. 70-80k sería lo adecuado.

  • Roberto

    Digamos que debo ser el raro mi coche Renault megane familiar lleva una caja automática proactiva y no necesita cambiar la valvulina de echo me la cambiaron a regañadientes en el taller ya que el fabricante explica que es de por vida

    • jcl

      Por curiosidad…el taller te dice eso ¿ y que indica el libro de mantenimiento de tu coche?¿ lo mismo?..

    • autor

      Hola Roberto.
      Se podría hablar mucho de lo que es «de por vida» para las marcas. De hecho, tal vez algún día lo haga.
      Por lo general, se suelen referir a «toda la vida útil del vehículo», que oscila entre los 8 y 10 años y los 200.000-250.000 kms según sus varemos.
      Y eso confunde a usuarios y mecánicos. E igual tu Megane es que es muy nuevo todavía. No obstante, muy bien por insistir.

  • Andrés

    Hola. Muy interesante lo de alargar la vida del cambio automático usándolo más en modo manual.
    ¿Qué opinas de lo de que algunos fabricantes, BMW concretamente, dijeran que el cambio automático de modelos diésel de, por ejemplo, año 2008, no necesitaban mantenimiento, que el aceite era de por vida?

    • autor

      Es cierto que la composición de estos lubricantes les hace mantener propiedades durante muchos kilómetros, pero de por vida… te vuelvo a responder lo que al comentario anterior: ¿cuánto es «de por vida» para una marca?.
      También yo he oído lo de BMW y sus Steptronic de 6 velocidades en modelos diesel. Se supone que en base a su par motor este elemento sufre muy poco desgaste por poder rodar desahogados sin utilizar en exceso el cambio.
      A mí me suena más a márketing.
      De hecho creo recordar que en el libro de servicio de un coche de la marca que tuve venía «Servicio caja de cambios» a los 160.000 kms o algo así.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche