Cómo costear una avería en el coche

30 Abril, 2013, modificada el 1 Mayo, 2013 por

En estos momentos en los que las economías domésticas están calculadas al milímetro, hacer frente a una avería en el coche puede echar por tierra cualquier planificación. ¿Cuáles son las soluciones para hacer frente a estos imprevistos? Descubre los pros y los contras de cada una de las opciones.

Cómo costear una avería en el coche1

Una junta de culata o una correa de distribución rotas, unos inyectores estropeados, el deterioro del compresor del aire acondicionado… Son algunos de los imprevistos que llegan siempre en el momento más inoportuno y nos obligan a ir de cabeza al taller.

Así, sumando las horas de mano de obra empleadas para subsanar el “estropicio” y las piezas que se deben usar, la reparación de alguno de estos desperfectos (que representan una ínfima parte de los que nos podemos encontrar), pueden llegar a costar hasta 3.000 euros. Y no siempre se dispone de ellos.

Pedir un crédito en un banco o caja para costearlos puede ser una solución al problema. Eso sí, antes de optar por esta vía se deben tener en cuenta varios aspectos, recuerdan los expertos del comparador de productos bancarios Bankimia. Valorar la cantidad de dinero que se ha de solicitar y los intereses que va a cobrar la entidad financiera son algunos de ellos.

Avería en el coche: ¿qué crédito me conviene?

Préstamo personal de concesión rápida: se hace efectivo en 24-48 horas, aunque el solicitante sabe casi al instante si se lo van a otorgar. Normalmente, no suele superar los 10.000 euros, a devolver hasta en cinco años. Se puede solicitar por teléfono e Internet; el DNI, las últimas nóminas, el historial laboral y bancario son algunos de los documentos que se le exigen al prestatario. Los intereses a los que se debe hacer frente son más caros que otros tipos de préstamo.
Anticipo de la nómina: para acceder a este tipo de crédito, previamente se tiene que tener la nómina domiciliada en la entidad en la que se solicite. Normalmente, financia importes pequeños (correspondientes a unas 4 nóminas o 6.000 euros), a retornar entre uno y doce meses. Aunque no se cobran intereses, sí que incluye comisiones por apertura y por estudio que rondan el 3%.
Mini préstamo: de concesión inmediata (en apenas horas), ofrece importes bajos, a lo sumo 600 euros, que se deben devolver en una sola cuota, en un máximo de 30 días. Se puede pedir por Internet, teléfono e incluso SMS, y las empresas que lo contratan no acostumbran a reclamar demasiados requisitos. Por norma, se tendría que usar para gastos extremadamente puntuales, ya que hay que pagar intereses bastante caros.
Aplazamiento de los pagos con la tarjeta: hay tarjetas de crédito que permiten fraccionar los pagos que se realicen con ellas. Normalmente, las financieras ponen a disposición del titular una cantidad de dinero que éste puede utilizar totalmente o en parte (o no emplear). El importe máximo difiere según el banco o caja, al igual que el tipo y la cantidad de aplazamientos. Los intereses, que sólo se cobran por la cantidad de dinero que se utiliza, están entre el 12% y el 25%.
Préstamo pre-concedido: es un crédito que ofrecen bancos y cajas a aquellos clientes que operan desde hace años con ellos y tienen varios productos en la entidad. El usuario dispone del dinero (normalmente, entre 5.000 y 20.000 euros) casi al instante y puede utilizarlo según necesite. Puede contratarlo por teléfono, Internet, en las oficinas de la entidad o, incluso, en los cajeros automáticos. Los tipos de interés oscilan según la firma, pero se mueven en torno al 7 %-11%.
Empeño de coches: en la actualidad, existen empresas que ofrecen préstamos empeñando el vehículo por el 50% de su valor de tasación. Mientras no se sufraga el crédito, se puede seguir haciendo uso del coche pagando una cuota de alquiler. En ocasiones, se da la opción de liquidar el crédito sin pagar intereses.

  • Sea como sea, antes de decidirse por una opción u otra, el prestatario (persona que solicita el crédito) debería analizar su situación personal, si podrá hacer frente a los pagos del préstamo y la urgencia con la que precisa el capital. Esto le dará las claves del producto que mejor se adapta a su situación.

Te puede interesar...

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba