Reportaje

VÍDEO| Cómo colocar correctamente las manos al volante

21 de junio, 2021

Puede parecer algo obvio, pero la mayoría de los conductores no cogen el volante correctamente. Hay una serie de errores básicos y malas costumbres que pueden salirnos muy caros cuando surja algún problema y necesitemos mover con agilidad la dirección del vehículo.

Una buena postura al volante es un pilar básico para que todo lo demás salga bien. Coger el volante con una mano, llevar las dos manos demasiado juntas, meter la mano por dentro del aro… todos esos errores cotidianos en realidad son papeletas para el desastre. En este vídeo te mostramos los principales errores a la hora de sujetar el volante con las manos y cómo debe hacerse correctamente.

Lo primero que debemos hacer es sentarnos bien en nuestro puesto de conducción, con la espalda relativamente recta y de manera que la pierna nos siga quedando algo flexionada cuando pisemos a fondo el pedal del embrague. Una distancia excesiva hará que perdamos el control fácilmente y que no tengamos fuerza suficiente en las maniobras, mientras que, si nos sentamos demasiado pegados al volante, perderemos espacio para poder maniobrar.

Te interesa: evita averías caras en el embrague

Una vez tengamos la postura correcta del asiento, existen varias reglas para sujetar correctamente el volante, como veremos ahora.

Cómo se sujeta correctamente el volante

Las manos deben mantenerse siempre lo más separadas posible para garantizar la mayor amplitud de movimiento.

3 fotos

Ampliar

Aunque no lo creamos, las manos se comportan como las pesas de una balanza cuando sujetamos el volante. Si las llevamos colocadas muy juntas o de manera asimétrica, no estará equilibrado y seremos menos precisos e incluso moveremos el volante involuntariamente. Además, si no están muy juntas perdemos mucho ángulo útil de giro.

Por otro lado, debemos ser conscientes de que todas las órdenes que damos en la dirección debemos ser capaces de deshacerlas instantáneamente ante un imprevisto. Meter la mano por dentro del aro del volante o en una postura poco natural hará que no tengamos capacidad para deshacer nuestro error o esquivar a un peatón ante un imprevisto. Aquí van las reglas de oro:

  • Mantén las manos lo más separadas posible en el volante, normalmente a las nueve y cuarto si nos imaginamos el aro del volante como la esfera de un reloj.
  • En giros poco pronunciados mantendremos las manos en esa posición.
  • Las manos se preparan antes de iniciar el giro y se mantienen en esa posición durante todo el giro.
  • Para giros muy pronunciados, que exijan girar el volante más de media vuelta, levantaremos la mano hacia donde sea el giro y la llevaremos a una posición superior, como máximo hasta las 12.00 en ese reloj imaginario. Esa mano será la que tire del volante hacia la curva y la otra mano se queda como apoyo en el extremo opuesto del volante.
  • Jamás metas la mano por dentro del aro.
  • Jamás lleves las dos manos juntas.
  • Jamás sujetes el volante con los pulgares sobre las rodillas.
  • No debes llevar las manos más bajas que la línea del ecuador del volante, siempre del ecuador hacia la parte superior.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

  • jcl

    GRACIAS RUBEN…NO SE PUEDE EXPLICAR MEJOR DE LO QUE LO HACES TU….UN SALUDO.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche