Cómo adelantar bien: 5 claves

26 Diciembre, 2016, modificada el 6 Abril, 2017 por

El adelantamiento es una de las maniobras más peligrosas de la conducción y esto es así por un sencillo motivo: invadimos el carril contrario y eso implica que nos podemos encontrar coches en sentido contrario.

Cómo adelantar bien: 5 claves4

Hace unas semanas os hablábamos de cómo actuar cuando somos el coche adelantado. Esta vez “tomamos los mandos” y os damos las claves para realizar un adelantamiento correctamente y con seguridad. El adelantamiento tiene siempre 3 fases importantes, la preparación, la ejecución y la finalización. Tanto en la primera como en la segunda, además de asegurarnos de que no hay nadie ya realizando un adelantamiento detrás de nosotros, deberemos indicar nuestro cambio de carril con el intermitente. Es importante destacar que el intermitente sólo indica que vamos a cambiar de carril, por ello, debemos usarlo sólo mientras cambiamos de nuestro carril al de al lado, pero no se debe mantener encendido durante el adelantamiento cuando ya estamos en el carril. El intermitente indica que vamos a realizar un cambio de carril o de dirección, no que estemos adelantando.

Claves para hacer bien un adelantamiento

  1. Calcula las distancias. Al realizar un adelantamiento en una carretera convencional, vamos a invadir el carril contrario, y eso es peligroso. Hemos de tener claro que hay espacio para completarlo. Si conocemos la carretera, mejor; pero las señales nos indican cuándo podemos iniciar el adelantamiento y cuándo debemos finalizarlo. El respeto por ellas es el primer paso para circular.
  2. Empieza lejos. Con las carreras de Fórmula 1 en la tele, podemos ver que los adelantamientos –bueno, los pocos que hay- se realizan con los coches muy pegados unos a otros. Bien, eso tiene su razón de ser, pero no en la carretera. Para realizar un adelantamiento bien, hemos de salir “lejos” del coche al que vamos a adelantar. Lo mejor es estar unos 30 metros por detrás del coche a adelantar. Así tendremos visibilidad y espacio para ganar velocidad.
  3. Mira alrededor. No solo nos importa lo que viene de frente, también hemos de saber lo que viene por detrás y lo que hay en el entorno de la carretera. Antes de mirar si viene alguien de frente, hemos de mirar si viene alguien por detrás. Si otro conductor –con el vehículo que sea- ya está adelantando, hemos de esperar a que acabe para empezar nosotros. Además, es importante mirar si hay incorporaciones a la carretera, porque puede que salga alguien de un camino o una urbanización.
  4. Prepara el coche. Hemos de tener el motor en el momento de par máximo. Muy gracioso, pensaréis, ¿y cuándo es eso?. Mirad las fichas técnicas que os facilitamos en Autocasion.com o el libro de usuario de vuestro coche. Son las revoluciones a las que el motor da su mayor fuerza y suelen ser sobre las 3.000. Reduciremos de marcha para revolucionar el motor y pisaremos el acelerador con decisión para ganar velocidad. Ojo, no podemos pasar de 110 km/h.
  5. Si dudas, vuelve atrás. Ya tenemos todo claro: hemos mirado, hemos dejado distancia para coger velocidad, no viene nadie por detrás y vamos a adelantar. Muy bien, ¡adelante!. Pero, de repente, aparece un coche o hemos calculado mal y nuestro coche no corre o, mucho peor, el conductor al que vamos a adelantar incurre en un delito y se pone a acelerar. ¿Qué hacemos?. Con suma tranquilidad, frenamos y volvemos a nuestro carril. Tan sencillo como eso: frenamos y volvemos atrás. Ya habrá un mejor momento.

Te puede interesar...

Nacho Torres

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba