Talleres fraudulentos: cómo actúan y cómo reconocerlos

3 Agosto, 2016 por

La existencia y uso de talleres fraudulentos es una realidad, aunque para muchos pase inadvertida. El uso de estos talleres supone peligros para todos los usuarios de las carreteras, que de una forma u otra circulan con vehículos en mal estado.

Talleres fraudulentos: cómo actúan y cómo reconocerlos17

La crisis económica ha sido una de las principales causas que han favorecido la proliferación de talleres fraudulentos. Si el coche se avería o debe pasar la ITV y tenemos que reparar algo, no puede esperar, y si no tienes el dinero suficiente, puedes tener la tentación de recurrir a un taller más barato.

Qué son los talleres fraudulentos

Si eres de los que siempre acostumbra a llevar el coche al taller de toda la vida, probablemente ni te hayas planteado la existencia de estos talleres ilegales. Son un nuevo modelo de negocio fraudulento, a través del cual los talleres sin licencias ni permisos oficiales, que no cumplen las normativas de seguridad, ofrecen servicios de reparación y revisión de vehículos.

Estos talleres no cumplen con ninguna de las medidas establecidas, como la seguridad laboral o la gestión medioambiental de los residuos. Además, nunca emiten factura por su servicio, de forma que no declaran sus beneficios económicos al Estado, ni puedes reclamar si su trabajo está mal hecho.

Cómo reconocer un taller fraudulento

Para que sepas reconocer cuáles pueden ser fraudulentos, a continuación te detallamos una lista de cosas que debes tener en cuenta la próxima vez que lleves tu coche al taller, si quieres cerciorarte de que dejas tu vehículo en buenas manos.

  • Los talleres clandestinos no tienen ningún tipo de placa identificativa en la que podamos comprobar que éste posee las licencias y permisos necesarios para el desarrollo de su actividad. Esta placa debe estar expedida por la correspondiente consejería de Industria y es azul y blanca y contiene los símbolos representativos de la actividad para la que está autorizado.
Placa oficial que permite la actividad de un taller de automoción.17
Placa oficial que permite la actividad a un taller de automoción.
  • Antes de ir al taller por primera vez, comprueba si dispone de página web en Internet o si utiliza las redes sociales. Esto es importante, ya que con esta simple acción sabrás si realmente existe o no. Si encuentras esta información sin problema, el resultado será positivo, ya que los talleres fraudulentos no buscan clientes de una forma tan pública como son las redes sociales.
  • Antes de dejar el coche en el taller, puedes preguntar opinión y presupuesto sobre el trabajo que necesites en tu vehículo. Si se niegan a ayudarte o no te dan una aproximación del presupuesto por escrito o vía mail, empieza a dudar, ya que están obligados a facilitártelo. Cuenta de antemano con que no existen precios de reparaciones regalados, por lo que, si ves un oferta demasiado barata, posiblemente sea un engaño.
  • Una vez hayas llevado tu coche al taller, asegúrate de que te den la factura correspondiente para poder comprobar que la reparación es legal y que tienes garantía en las reparaciones realizadas. En ella deben aparecer todos los datos fiscales del taller. Además, una vez dejes el coche en el depósito del taller, tienes derecho a un resguardo donde se haga referencia al lugar en el que se encuentra el vehículo.
  • El taller tiene la obligación de entregarte las piezas sustituidas en la reparación.
  • Ten en cuenta también que el taller siempre debe mantener sus instalaciones limpias y poseer la herramienta necesaria para la labor que realiza, es decir, si observas que éstas son escasas o ves indicios de que carecen de los medios necesarios, plantéate si el taller cumple con la normativa y si las condiciones de seguridad de los empleados son las adecuadas.
  • Muchas de las quejas recibidas en el portal de la Cetraa se refieren a la suciedad y a la contaminación que generan los residuos que algunos vierten directamente en las vías públicas, ruidos o incluso intoxicaciones provocadas por el inadecuado tratamiento de las salidas de gases. Si percibes alguno de estos problemas, pregúntate si el taller es legar.

Las denuncias más frecuentes tienen que ver con las condiciones de seguridad de los propios empleados. Este tipo de talleres ilegales carece de los equipos de protección individual apropiados, ya que trabajan sin elevadores, o en condiciones que aumentan el riesgo de padecer accidentes laborales graves, como aplastamientos o atropellos. Por ello, la reparación podría ser similar a la que puedes hacer tú mismo si ves unos cuantos tutoriales en Youtube.

El peligro que suponen estos talleres es que quien “repara” el vehículo es una persona que probablemente no disponga de los conocimientos necesarios para la realización de dicha reparación. Por eso, debes estar seguros de a quién le estás dejando tu preciado coche.

Qué  peligros tiene reparar el coche en un taller fraudulento

Aunque no seas cliente de este tipo de talleres, consciente o inconscientemente, este problema nos afecta a todos, ya que se pone en riesgo la seguridad vial de todos los usuarios. Esto se debe a que si has reparado tu coche de forma indebida, es probable que pueda desencadenarse alguna avería o accidente en carretera, ya que el problema principal son quienes confían la reparación de su coche a terceras personas que no conocen. Por eso, todos podemos vernos afectados por el uso de este tipo de talleres.

Además de estar incurriendo en un delito, por tu parte por solicitar sus servicios y por la del taller por estafarte. Estás ante una situación que pone en peligro tu vida y la de los demás cuando te pones al volante.

Este tipo de talleres nunca emite factura por su servicio.17
Este tipo de talleres nunca emite factura por su servicio.

Es por esto por lo que debemos denunciar o avisar a las autoridades correspondientes para que actúen y eviten un hecho que nos repercute a todos directa o indirectamente.

También hay que tener en cuenta que, si el taller es ilegal, seguramente las piezas que sustituyan en tu vehículo no estén homologadas ni sean nuevas, es decir, lo más seguro es que provengan de algún otro vehículo, de cualquier desguace o de despieces de coches robados; no seremos informados, pero sí cobrados como si de una pieza nueva se tratase.

Estafas y perjuicios para la sociedad

En la actualidad, a pesar de no existir una cifra oficial, la Cetraa (Confederación Española de Talleres de Reparación de Automóviles Afines) estima que de los cerca de 43.000 talleres existentes en España (cifra del Ministerio de Industria), un 20% opera sin las licencias pertinentes, es decir, unos 8.600 talleres son ilegales.

El fraude fiscal que estos talleres generan a la hacienda pública es de 230 millones de euros al año, derivados tanto del impago del IVA no cobrado al cliente como de la evasión de impuestos de su propia actividad, según los datos de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparaciones y Recambios (Ganvam).

Como ya os contamos en Autocasión en el mes de enero, se han duplicado las denuncias sobre talleres ilegales con respecto al año anterior. Esto ha sido gracias a Cetraa, que ha recibido en la sección de denuncias de su página web el doble de casos en 2015 que en el año precedente, es decir, nada menos que 600 personas quisieron dejar constancia ante la asociación de los problemas que han sufrido como víctimas de las actividades de talleres ilegales. En total, el apartado del portal de denuncia de su web, desde sus inicios ya acumula más de 1.250 reclamaciones a las que procura poner solución para acabar con este tipo de talleres.

Según los últimos datos manejados por Tallerator, aseguran que en septiembre de 2014, el Gobierno puso en marcha un plan especial “de impacto” contra los talleres ilegales, que se llevó a cabo con la colaboración de la Guardia Civil. De esta forma, de las 61 inspecciones realizadas en 2011, se pasó a 6.548 en 2014, y de formular 308 denuncias por infracciones han pasado a 17.070.

Por otro lado, los organismos locales suelen poner en marcha diversas campañas de información y mesas de trabajo para la lucha contra el taller ilegal de forma más “cercana”.

Si descubres un taller fraudulento no dudes en denunciarlo.17
Si descubres un taller fraudulento no dudes en denunciarlo.

Se ha detectado un especial repunte de talleres ilegales que los expertos achacan a la crisis económica. El incremento de lugares no autorizados para hacer reparaciones ha sido realmente alto.

Además, hay que tener en cuenta que, si no cumplen con las medidas necesarias para reparar los vehículos, tampoco van a preocuparse por cuidar el medio ambiente y contribuir a la sostenibilidad del entorno.

Cómo reclamar ante un supuesto taller fraudulento

Ante todo, no dudes en denunciar la actividad fraudulenta. Aunque consideres que el culpable puedas haber sido tú por acudir a dicho taller, no pasa nada, lo importante es que entre todos, erradiquemos dichos talleres.

Algunos de los problemas más frecuentes que nos encontramos a la hora de ir a reclamar cuando hemos llevado el coche a un taller ilegal, a sabiendas o no, son los siguientes:

  • No cogen el teléfono.
  • Si te presencias en sus instalaciones, no te abren la puerta o dicen no conocerte.
  • No solucionan la avería que tenías.
  • No arreglan los problemas que te han ocasionado.
  • No puedes reclamar nada legalmente, puesto que no tienes factura ni puedes demostrar nada.

Si eres una de las víctimas de estos fraudes, denuncia ante las autoridades la actividad llevada a cabo por el taller correspondiente. Esto puede notificarse a las diversas organizaciones de consumidores, a las confederaciones provinciales de talleres, así como denunciarlo a la Guardia Civil, que procederá a realizar las inspecciones necesarias.

Las denuncias más frecuentes tienen que ver con las condiciones de seguridad de los propios empleados.17
Las denuncias más frecuentes tienen que ver con las condiciones de seguridad de los propios empleados.

Tras la aceptación de la denuncia, se abrirá un plazo preceptivo de alegación para el responsable, que, normalmente niega que dicha actividad se esté llevando a cabo en su taller.

Tras esto, se emite una resolución definitiva con la que se abre un plazo de 24 horas para notificárselo al taller afectado. Desde este momento, se inicia un nuevo periodo de tres días para que se produzca el cese definitivo de la actividad, la cual debe comunicarse por escrito al Ayuntamiento correspondiente. De no ser así, el consistorio puede proceder con una ejecución forzosa de dicho cierre.

Te puede interesar...

Laura Martín

2 Comentarios

Juan 11 Noviembre, 2017

Hola avisarles no lleven al taller extrem power de sant andres de la barca su vehiculo,lo enganaran como hicieron conmigo,mucho cuidado con estos sres por decir algo,no son de fiar,venden coches rotos

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba