Reportaje

Coches raros de películas y series

12 fotos

Ampliar

03 de mayo, 2021

Hay películas ambientadas en épocas distópicas en las que se eligen coches poco frecuentes para que no sean fácilmente reconocibles. Vamos a dar un repaso para ver qué coches son los que se emplearon en ellas realmente.

Si viendo alguna serie o película te has encontrado con algún coche que te ha llamado la atención pero no identificas, puede que sea uno de esta lista que te proponemos, entre los que llama especialmente la atención el de la exitosa serie de «Man in the High Castle».

Qué coche es el de «Man in the High Castle»: Kaiser Darrin 1958

Una de las principales señas de identidad del Kaiser Darrin eran sus puertas.

12 fotos

Ampliar

The Man in the High Castle es una de las series de mayor éxito recientemente. Ambientada en un presente distópico, cuenta la historia de cómo sería nuestro presente si hubiesen vencido los nazis en la Segunda Guerra mundial, pero hay más que eso.

El coche empleado por uno de los protagonistas es el singular Kaiser Darrin, un deportivo americano diseñado en 1954. Este llamativo roadster nació para plantar cara a los roadsters europeos que, descubiertos por los soldados americanos en la Segunda Guerra Mundial, cada vez tenían más ventas en los EE.UU.

Tal vez te interese: qué es un coche roadster

Su diseño es muy peculiar y en él llaman especialmente la atención sus características puertas correderas que se ocultan tras los pasos de rueda delanteros al  abrir. Sólo se fabricó medio millar de ejemplares que son muy cotizados en la actualidad.

Por su escasez, es un coche poco conocido, de ahí que se emplease en esta película para que no fuese muy reconocible, aunque el detalle de las puertas lo delata fácilmente.

Qué coches son los que salen en «Gattaca»: distópicos

El Studebaker Avanti fue diseñado por Raymond Loewy.

12 fotos

Ampliar

Si no la has visto te recomiendo que la veas porque es una película sensacional. Ambientada en una época distópica que estéticamente recuerda a los años sesenta, es a la vez futurista. Los coches elegidos para mantener esa coherencia con una ropa y arquitectura clásicas pero tecnologías futuristas, los responsables de la película eligieron coches muy avanzados y de estética muy peculiar.

Hay tres coches protagonistas, todos ellos son eléctricos en la película y su sonido parece el de una nave espacial, aunque en realidad todos son de gasolina:

  • Studebaker Avanti: Diseñado por Raymod Loewy, este modelo se presentó en 1963 y estuvo en el mercado nada menos que hasta 1992 sin demasiados cambios. Loewy fue uno de los diseñadores más prolíficos de su época, creando entre otros objetos icónicos la cajetilla de tabaco de Lucky Strike. El Avanti fue el canto del cisne de una marca con un pasado glorioso pero herida de muerte a nivel financiero ya en el momento del lanzamiento del Studebaker Avanti. Montaba motores V8 de diversa procedencia y contaba con unas buenas prestaciones, pero sobre todo llamaba la atención su diseño, su lujoso interior y su carrocería de fibra de vidrio. En la película es el coche que utiliza Ethan Hawke.
  • Citroën  19 Capron Cabriolet: es considerado como uno de los descapotables más bellos de todos los tiempos y ha sido uno de los coches más futuristas en llegar a la producción en serie. El coche que conduce Uma Thurman en Gattaca es un DS19 Cabriolet carrozado por Henri Chapron. Tal vez sea el coche más reconocible de los empleados en la película, ya que sus líneas son muy famosas y reconocibles, aunque aquí lo hayan intentado camuflar con unos faros verdes.
  • Rover P6 V8: el Rover P6 se presentó en 1963, igual que el Avanti. Se hizo famoso por ser el protagonista del accidente mortal de Grace Kelly en Mónaco, pero también por ser una berlina de soluciones muy avanzadas en su día. La suspensión delantera montaba los muelles y amortiguadores en posición horizontal en vez de vertical y sobre él se ensayó uno de los primeros sistemas antibalanceo activos. Es el coche empleado por los agentes de policía en Gattaca.

Qué coche es el de «Una Serie de Catastróficas Desdichas»

El Tatra 603 destacaba por su calidad y aerodinámica.

12 fotos

Ampliar

Otra de esas películas en las que las texturas y los decorados son muy singulares es la de «Una Serie de Catasfróficas Desdichas». En ella destacan dos coches de aspecto muy singular: el Tatra 603 que conduce el albacea de los huérfanos y el Chrysler Imperial Crown Limousine en el que el malvado conde Olaf quiere asesinarlos dejándolo aparcado sobre un paso a nivel, dos coches de diseño muy peculiar, especialmente el Chrysler, cuyo interior es de lo más llamativo.

  • Chrysler Imperial Crown Limousine 1959: Este modelo era uno de los más lujosos y caros que uno podía comprar en los EE.UU. en la época de mayor esplendor del imperio. Repleto de automatismos y gadgets, el Imperial Crown destacaba por la potencia de su V8, por un diseño muy singular y por un interior repleto de botones y mandos para manejar todos sus automatismos.
  • Tatra 603/2: El modelo empleado por el albacea de los huérfanos es un Tatra 603, un coche presentado en la mitad de los años cincuenta y que sobresalía por su extraordinaria calidad de fabricación, su aerodinámica y su irrompible motor V8 refrigerado por aire en la parte trasera. Resulta curiosa la elección de este coche fabricado en la República Checa para una película estadounidense. Sin duda, su peculiar estética fue decisiva para ser seleccionado.

Qué coche es el de «In Time»: Dodge y Lincoln

De nuevo coches clásicos para ambientar películas futuristas.

12 fotos

Ampliar

Otro ejemplo de película ambientada en una época distópica es In Time. No se trata de un futuro sino más bien de un presenta alternativo. De nuevo se disfrazan los coches para que parezcan futuristas y sus motores suenan como una especie de naves espaciales.

Aquí los modelos elegidos, aparte del Jaguar E-Type aparentemente eléctrico y el Cadillac Seville de los malvados «minutarios» que roban tiempo, son los Dodge Challenger y los Lincoln continental. Para darles un aspecto futurista, se les instalaron llantas lenticulares de 22 pulgadas, se eliminaron las manillas de las puertas, tintaron los cristales y camuflaron los faros delanteros tras una rejilla, pero su silueta es inconfundible.

El Tartan Prancer de «Vacaciones»

Este es uno de los coches más absurdos y desternillantes del cine.

12 fotos

Ampliar

A los creadores de esta comedia les pareció genial la idea de hacer un coche absurdo para acompañar a sus protagonistas y la verdad es que lo bordaron. El Tartan Prancer es un monovolumen repleto de accesorios absurdos, escatológicos y desternillantes. Gran parte de las risas que uno se echa viendo esta película son gracias a sus accesorios.

Supuestamente, el Tartan Prancer es un coche diseñado y fabricado en Albania y es un híbrido, pero bajo su disfraz lo que hay realmente es una monovolumen Toyota Previa. Este modelo se caracterizaba por montar el motor en posición central, entre las plazas delanteras, lo que le permitía ofrecer un amplio espacio interior pese a sus compactas dimensiones.

Parece que el encargado de transformar este Toyota Previa en el Prancer fuese un diseñador gallego, ya que es difícil saber si este coche va o viene, con un frontal y una zaga muy parecidos.

Una película muy recomendable para echarse unas risas y evadirse un poco del aburrimiento de estos días.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche