Reportaje

Coches míticos: Honda S2000, un MX-5 para expertos

24 fotos

Ampliar

05 de junio, 2021

En 1999 Honda presentaba un roadster de aspecto clásico y sin muchos fuegos artificiales, pero que escondía un verdadero deportivo en sus entrañas. Lejos de ser un mero descapotable para presumir, el Honda S2000 era una auténtica bestia para expertos del contravolante.

No tiene el glamour de un BMW Z ni es tan conocido popularmente como el Mazda MX-5, pero en 1999 Honda sacó al mercado un Roadster que arrasaba con ellos y que hoy en día se cotiza bastante por encima de lo que se paga por sus contemporáneos equivalentes. El Honda S2000 llegó en 1999 para celebrar el primer medio siglo de vida de Honda y dejó una profunda huella entre los más apasionados volantistas, que lo buscan hoy en día como un auténtico fetiche.

Ligero, concebido como un roadster clásico con capota blanda, el conductor sentado casi sobre el eje trasero, ligero y con el motor delantero longitudinal y tracción trasera, el Honda S2000 escondía bajo su capó el motor de 2 litros con la potencia específica más alta del mundo en una mecánica sin sobrealimentación y un chasis diseñado para una auténtica conducción deportiva.

Honda S2000: un deportivo exigente

El Honda S2000 pide manos expertas a sus mandos.

24 fotos

Ampliar

Con un reparto de pesos del 50% sobre cada eje y, sobre todo, una puesta a punto de las suspensiones (por geometrías y rigidez de los elementos elásticos) pensados para minimizar los tiempos de espera, el Honda S2000 es uno de los roadsters más precisos de conducir que se han comercializado. Una dirección directa, unos buenos frenos, un peso bastante contenido (por debajo de los 1.300 kg en orden de marcha) y un conjunto propulsor de respuesta inmediata y directa configuraban lo que hoy en día sigue siendo el sueño de los conductores que quieren un deportivo de verdad.

Puede que te interese: Honda NSX, un mito japonés

Pese a su carrocería descapotada, el chasis del Honda S2000 tenía una excelente rigidez torsional y una elevada calidad de construcción, con menos problemas de corrosión que el Mazda MX-5. Ente los detalles que también contribuyen a hacer bastante exigente su pilotaje está el hecho de montar neumáticos de diferente medida entre el eje delantero y el trasero, con un ancho de 215 delante y 245 atrás.

Honda S2000: un motor sensacional

El motor 2 litros de 240 CV es una verdadera fiera.

24 fotos

Ampliar

Honda introdujo un detalle mágico en el motor del Honda S2000 en forma de leva con un gran alzado que abría al máximo las válvulas de admisión del Honda S2000 para que pudiera respirar a pleno pulmón cuando la mayoría de los motores se mueren. El resultado es que, sin necesidad de turbo ni compresores, el dos litros de 4 cilindros alcanzaba los 240 CV girando como un molinillo a 8.400 revoluciones por minuto, pero no es este dato lo más impresionante. Esta leva mágica del sistema V-Tec de Honda se activaba por encima de las 6.000 rpm y en ese punto el motor recibía un extra de adrenalina que se sentía casi como la entrada de un turbo, pero que cogía por sorpresa a muchos conductores, que estaban acostumbrados a que a esas revoluciones el coche desfalleciese en lugar de dar su máximo empuje.

Los 5 mejores deportivos japoneses de la historia

Esta brusquedad en la respuesta es la que da al Honda S2000 un temperamento que ha hecho que más de uno de sus conductores acabase en la cuneta y es que, si le clavas las espuelas, te pide que estés a su altura. Ligero, con un reparto de pesos y unos tiempos de espera mínimos, el Honda S2000 es un coche que puede parecer inocente con sus sencillas líneas, unas llantas que parecen pequeñas con 17 pulgadas y neumáticos que no parecen demasiado anchos, sin alerones ni estridencias, pero que es una máquina muy precisa que pide el tacto de un cirujano a sus mandos.

Honda S2000: como una moto

El puesto de conducción carece de cualquier elemento que pueda distraer al piloto.

24 fotos

Ampliar

Si te fijas en la imagen superior verás que la zona roja del cuentarrevoluciones empieza en las 9.000 rpm, como en un coche de competición o en una moto y es que, no podemos obviar, que Honda es la única marca que domina tierra con 2 y 4 ruedas, mar y aire. El interior del honda S2000 puede parecer espartano, pero está impecablemente realizado y cuenta con todos los elementos que de verdad necesita su piloto.

Todo está a mano, el selector del cambio es ultra preciso y cerca del volante, los mandos de la climatización… todo lo que hay que manejar de verdad a sus mandos está orientado hacia el piloto y pensado para que no se distraiga en su manejo.

No hay lujos superfluos, no hay pantallas mostrando información ajena a la conducción… es pilotaje puro y duro, como en una moto sport.

Honda S2000: un clásico que ya se cotiza

El Honda S2000 tiene unos precios que ya son elevados y siguen subiendo.

24 fotos

Ampliar

En el catálogo de Honda desde 1999 hasta 2009, en apenas 10 años se vendieron un total de 110.673 ejemplares del Honda S2000, no está nada mal para un coche tan de nicho como éste y que no era barato, con un precio que rondaba los 40.000 euros de la época, casi 50.000 euros actuales.

Aunque no se vendió mal, estas cifras de ventas son ridículas si las comparamos con las del Mazda MX-5, que vendió más ejemplares en su primer año de vida que el Honda S2000 a lo largo de una década. Sin duda este hecho hace que, pese a ser un coche con una clientela mucho menos numerosa, el Honda S2000 multiplique la mayoría de las veces por más de 4 la cotización de un MX-5 o casi triplique la de un BMW Z equivalente.

En la actualidad, y desde hace ya algunos años, rara vez cambia de manos por debajo de los 25.000 euros y sus precios están empezando a subir en los últimos tiempos. Sin duda es un coche muy apetecible para coleccionar.

Su mecánica es muy fiable y también su construcción, pero el temperamento del Honda S2000 hace que muchos de ellos hayan acabado fuera de la carretera. Es vital que revises el estado del monocasco para asegurarte de que no ha tenido siniestros que hayan afectado al chasis.

Ver ficha técnica y equipamiento

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche