Reportaje

Coches míticos: Alfa Romeo 164, el primer diésel a 200 km/h

14 fotos

Ampliar

19 de diciembre, 2020

El Alfa Romeo 164 destronó al Citroën CX de su título de diésel más rápido del mundo y además lo hizo con un hito que parecía insuperable al convertirse en el primer diésel en alcanzar los 200 km/h.

En 1987 llegaba al mercado el último de los modelos nacidos del «Proyecto 4» en el que Saab y Fiat aunaban esfuerzos para lanzar una berlina de gran calidad para sus 4 marcas. Mientras que el Lancia Thema, el Fiat Croma y el Saab 9000 no podían negar su parentesco con unas puertas prácticamente idénticas, el Alfa Romeo rompía la baraja y dejaba al público atónito con el llamativo y agresivo diseño del nuevo Alfa Romeo 164 esculpido por Pininfarina.

Sus líneas deportivas no eran sólo un alarde estético, el Alfa Romeo 164 nacía para ser una de las berlinas más dinámicas del momento, y eso que renunciaba a la tracción trasera. Su gama mecánica contaba con los sensacionales 2 litros Twin Spark con dos bujías por cilindro, una tecnología heredada de los modelos de competición de Alfa Romeo, el formidable V6 diseñado por Busso y un turbo diésel de 117 CV que dio miles de titulares en la época.

Puede que te interese: Los 10 mejores Alfa Romeo de la historia

En 1987 Citroën añadía un intercooler a su TRD turbo diésel y su 2.5 litros llegaba a los 120 CV. Con esta potencia, la berlina francesa alcanzaba unos espectaculares 195 km/h y se proclamaba el automóvil diésel más rápido del planeta, pero el trono le duró poco. Apenas 4 meses después llegaba el Alfa Romeo 164 Td al mercado y no sólo se convertía en el diésel más rápido, también en el primer diésel en romper la barrera de los 200 km/h.

Alfa Romeo 164: El más original de los 4

El diseño del Alfa Romeo 164 sorprendió a todos en su momento.

14 fotos

Ampliar

Mientras que el Lancia Thema, el Saab 9000 y el Fiat Croma tenían unas líneas muy similares y prácticamente se podrían intercambiar sus parabrisas y sus puertas, el Alfa Romeo 164 era mucho menos tradicional y su silueta era claramente diferente, no sólo a sus hermanastros, también a todo lo demás.

Su silueta repleta de aristas, su afilado perfil y la forma de los pilotos traseros en una cenefa muy alta y fina le daban una imagen absolutamente inconfundible. No cabe duda de que Pininfarina arriesgó mucho con este diseño. Si lo comparamos con los BMW, Mercedes y Audi de la época, el Alfa Romeo resulta mucho más moderno estéticamente.

Coches míticos: el Alfa Romeo 33

En su momento no fueron pocas las voces que criticaron precisamente su imagen, demasiado atrevida y en la que no gustó especialmente el acabado en dos tonos de la carrocería, con una cintura que solía ir acabada en gris metalizado o en negro en contraste con el resto de la carrocería. En el lavado de cara llevado a cabo ya en los años noventa, los paragolpes y los faldones pasarían a ir pintados en el color de la carrocería.

Sólo este detalle, los faros delanteros y las llantas cambiaron para actualizar una imagen que ya resultaba muy moderna desde el principio.

Alfa Romeo 164 V6: un órgano digno de una catedral

El motor V6 Busso es una obra de arte para el oído, la vista y el conductor.

14 fotos

Ampliar

A las versiones básicas de 4 cilindros con doble árbol de levas en cabeza y doble bujía se les sumaba una versión superior que montaba el formidable V6 Busso de 3 litros colocado en posición transversal, puesto que Alfa Romeo abandonaba la tracción trasera en toda su gama. Con este motor, la berlina italiana gozaba de 192 CV en los países donde no era obligatorio el uso de catalizadores y deleitaba a sus conductores con un comportamiento en carretera excepcional y un sonido que ponía los pelos de punta.

10 coches míticos de los 90: los más políticamente incorrectos

Abrir el capó del Alfa Romeo 164 V6 es algo obligado. Mientras que al abrir el de un Mercedes, un Audi o un BMW de la época lo único que te mostraba era un 6 cilindros en línea (uno menos en los de los anillos) eficiente pero sin el menor atractivo estético, en el italiano parecían estar muchísimo más orgullosos de su corazón. Los colectores de admisión y las tapas de balancines de aleación son casi tan bonitos como el sonido que emite cuando está en su zona de par máximo con el gas abierto a tope.

Alfa Romeo 164 QV: no lo dejes escapar

El Alfa Romeo 164 QV suena bien, es divertido y tiene mucha personalidad.

14 fotos

Ampliar

Con la llegada de la culata de cuatro válvulas la potencia subía hasta los 232 CV y sus prestaciones eran claramente mejores que las del mítico Lancia Thema 8.32, que podría presumir de llevar un motor Ferrari en sus entrañas, pero no era capaz de seguir el ritmo del Alfa Romeo 164 QV, que además disponía de su variante de tracción total denominada Q4.

Qué es un sleeper car: lobos con piel de cordero

Con este nivel de potencia, el Alfa Romeo 164 QV alcanzaba los 245 km/h y hacía el kilómetro con salida parada en apenas 27,8 segundos, llegando a los 100 km/h en apenas 7,6 segundos.

Lo mejor de todo es que su conducción recibía muy buenas críticas por los probadores de la época, que lo destacaban como una de las berlinas más deportivas del momento.

Un consejo, si en la actualidad se cruza en tu camino un Alfa Romeo 164 QV no lo dejes escapar porque es claramente un valor en alza. Su producción fue escasa, sus prestaciones son sensacionales y es mucho más fiable de lo que la fama cuenta.

Alfa Romeo 164: un interior futurista y acogedor

El inteiror del Alfa Romeo 164 era acogedor y futurista, con un cuadro repleto de información.

14 fotos

Ampliar

Si por fuera tenía un diseño llamativo, el interior no se quedaba atrás y el Alfa Romeo 164 podría presumir de uno de los habitáculos más personales del momento. Pese a que no llegaba a los 4,7 metros, ofrecía espacio de sobra para viajar cuatro adultos e incluso a cinco y los asientos de cuero de las versiones superiores seguirían siendo hoy en día la envidia de más de un deportivo.

El cuadro de instrumentos estaba repleto de información para el conductor y en la consola central llamaba la atención el sistema de climatización, desarrollado por Saab y el más perfecto de la época, hasta el punto de ser también empleado por Rolls Royce. En el Alfa los mandos tenían su propio diseño, con teclas tipo piano que le daban a la consola central una estética muy futurista en aquellos años.

Alfa Romeo 164 Procar: que tiemble el BMW M1

Vestido como un Alfa Romeo 164, bajo su coraza se escondía un V10 de F1.

14 fotos

Ampliar

Alfa Romeo intentó promocionar su nueva berlina copiando la idea que en su día tuvo BMW con las series Procar del BMW M1. En 1985 Alfa Romeo había diseñado un nuevo motor V10 de competición de 3,5 litros y de gran potencia (entorno a los 630 CV) para equipar a los bólidos de F1, pero que se quedó sin santo al que vestir. Para no tirar por la borda el resultado, se les ocurrió que una buena manera sería diseñar un Procar que, además de dar uso al motor, promocionase alguna de sus berlinas.

Del chasis se encargaría la escudería Brabham, que básicamente diseñó un Fórmula 1 al que se le añadía una estructura tubular para la cabina del piloto y los anclajes para terminar de vestirlo con un frontal y una trasera de fibra que completaban la silueta de un Alfa 164.

Alfa Romeo produjo varias unidades del motor V10 (con código interno V1035 por su número de cilindros y cubicaje) y el debut de su bólido se llevó a cabo sobre el circuito de Monza durante el Gran Premio de Italia de 1988. Ricardo Patresse fue el encargado de dar dos vueltas de exhibición a la pista italiana con el nuevo engendro, que rozó los 330 km/h en su debut, superando a los mismísimos F1, menos aerodinámicos.

Aunque el impacto mediático fue notable y puso a Alfa Romeo en cientos de portadas, no hubo más fabricantes que se subiesen al carro, y una competición monomarca ya se vio cómo había acabado con los M1 ProCar, así que se dio cerrojazo a un proyecto que prometía.

Por suerte, no todo cayó en saco roto y buena parte de lo aprendido en el desarrollo del sensacional Alfa Romeo 164 ProCar ayudó a que su hermano pequeño, el Alfa Romeo 155, fuese una de las estrellas más brillantes en los campeonatos de turismo de los años siguientes.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Ofertas en Autocasion.com

Aquí está tu coche