Reportaje

Coches míticos: el Fiat Uno Turbo

3 fotos

Ampliar

25 de abril, 2020

En los años ochenta las prestaciones eran lo que más vendía. Todos los fabricantes presentaron modelos en todas sus gamas con rendimientos muy elevados y entre los utilitarios, uno de los que más destacó fue el Fiat Uno Turbo i.e. al que rendimos homenaje.

En los años ochenta y principios de los noventa los coches pequeños de altas prestaciones estaban de moda. Todas las marcas tenían un representante: Polo G40, Fiesta XR2i, Swift GTi, AX GTi, Clio 16v… La mayoría apostaban por motores de inyección alegres o culatas de 4 válvulas por cilindro, y sólo unos pocos recurrían a la sobrealimentación: Fiat con el Uno Turbo i.e., Volkswagen en el Polo G40, Renault en el GT Turbo (antes del Clio) y Ford en el Fiesta RS Turbo.

Mientras que el Polo G40 era tachado de aburrido y de prestaciones decepcionantes (el compresor volumétrico G nunca rindió bien en los bancos de potencia) y el Fiesta RS era una máquina desequilibrada y con mucha más potencia y violencia de la que el chasis era capaz de admitir, el Fiat Uno Turbo era uno de los mejores de su categoría.

Tal vez te interese: Los 10 mejores Fiat de la historia

Estéticamente era relativamente discreto, pero disponía de uno de los mejores interiores del segmento de los pequeños deportivos. Unos asientos envolventes sujetaban bien el cuerpo y un formidable cuadro de instrumentos con más relojes que el Palacio de Aranjuez dejaban claras las intenciones a su conductor.

Fiat Uno Turbo: temperamental y rápido

El cuadro de instrumentos permitía controlar toda la mecánica.

3 fotos

Ampliar

La primera generación del Fiat Uno Turbo i.e. llegó en 1986 y sorprendió con un afinado motor turbo de 1,3 litros que rendía 105 CV. Puede que no parezcan muchos si lo comparamos con los 101 que ya daba el Suzuki Swift GTi, con idéntica cilindrada pero sin turbo y con 16 válvulas. Sin embargo, el Fiat destacaba por el empuje que le daba su turbo, con una entrega de par que hacía que te aplastase contra su respaldo al acelerar y que los adelantamientos y recuperaciones fuesen de otro nivel.

Renault 5 turbo: la respuesta francesa al Golf GTi

En su época se alababa el excelente trabajo de su sistema de frenos (con 4 frenos de disco, autoventilados los delanteros), una dirección muy rápida y precisa y una suspensión y neumáticos muy bien elegidos para trabajar conjuntamente. Gracias a estas premisas, el Uno Turbo no sólo era rápido, también era muy eficaz.

Por si fueran pocas sus buenas cualidades, también era un coche muy versátil y que ofrecía un interior espacioso y un buen maletero dentro de su segmento.

Lo que menos gustó a sus probadores era el tacto del cambio, con un selector algo impreciso y, además, unos desarrollos no muy bien elegidos para la forma en la que el motor entregaba su potencia.

10 coches míticos de los años 80

En 1990 el Fiat Uno fue sometido a un serio lavado de cara. Se estilizaron las ópticas delanteras y los pilotos traseros, nuevos paragolpes y parrilla y un nuevo salpicadero que buscaban asemejarlo con los nuevos Fiat Tipo y Tempra. El motor se apretó más gracias a una nueva inyección multipunto y también a una mejor sobrealimentación con un nuevo turbo y cambios en el intercooler. El resultado fue que el Fiat Uno Turbo llegaba a los 137 CV en banco, aunque la cifra oficial era de 118 cv, lo que lo convertía en uno de los más potentes del segmento.

Con una aceleración de 0-100 km/h en sólo 7,7 segundos, el Fiat Uno Turbo fase 2 es todavía un coche que pone contra las cuerdas a muchos GTi actuales que anuncian potencias que rondan los 200 CV, pero que pesan casi media tonelada extra.

Si te encuentras con un ejemplar en buen estado, no lo dudes, hazlo tuyo.

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • Juan carlos

    Busco coche de alta gama kilómetro 0, gle ,x3.a precio de ahora o proximos meses.saludos

  • AndresCalamaro

    Hola Rubén. Tuve un Fase 1 rojo como el de la foto con las llantas Abarth que comprara nuevo. Años más tarde comprara otro Fase 1 para recordar viejos tiempos. El coche era espectacular, un auténtico pepino. Por aquel entonces el 5 turbo, este y el 205 GTI eran los auténticos misiles. El Uno Turbo pesaba muy poco y en tercera te catapultaba hacia delante. Me fascinaba la estabilidad de este coche. Como contras el acabado era justo y provocaba grillos en el salpidadero pero bueno, se le perdonaba. Hablando de salpicadero. Cuando te sentabas y veías todos esos relojes con el presión del turbo en el medio y te sentabas en esa tapicería con hilo rojo poniendote el conturón de seguridad tambien rojo, se te ponía una sonrisa picarona.
    Gracias por recordarlo. Saludos.

    • Rubén Fidalgo

      Hola Andrés, me alegra haber evocado esos recuerdos y te agradezco que los compartieses con nosotros, no he podido probar ningún Uno Turbo como dios manda… molaría.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche