Reportaje

¿Te gustaban los coches con faros escamoteables? Por esto están prohibidos

9 fotos

Ampliar

26 de agosto, 2020

Prohibidos por su agresividad en caso de atropello a peatones, los faros escamoteables tuvieron años de esplendor en los que muchos modelos, no sólo deportivos, los montaron. Damos un repaso a algunos de los más llamativos.

Los años setenta fueron la década de máximo esplendor para los coches con faros escamoteables. Las líneas angulosas y futuristas de moda en esos años eran ideales para integrar en los diseños estos faros que se ocultan a la vista.

Hay centenares de modelos que han montado este tipo de faros y que hemos obviado, tratando de buscar algunos más peculiares o diferentes formas de ocultar los faros. No todos los sistemas para tapar las ópticas eran iguales. La mayoría montaban los faros sobre una tapa que al pivotar eleva el faro y lo pone a la vista, pero en otros casos, como el Lincoln, es una portezuela la que los oculta detrás de sí.

Puede que te interese: 10 coches míticos de los años 70

En los Corvette y en el Opel GT, por ejemplo, los faros rotan de una forma muy peculiar, el Miura los levanta de atrás hacia delante… en fin, hay varios tipos.

Existen modelos que han dado bastantes problemas con el mecanismo de los faros escamoteables, como los Lotus Elan, que utilizaban un sistema de vacío para levantarlos. El problema era que, si había alguna fuga, los faros se cerraban y te quedabas a ciegas.

Qué coches tuvieron puertas de alas de gaviota

En parte porque eran mecanismos caros y porque ahora los faros pueden ser más pequeños y tener mucha luz y se pueden integrar en diseños muy aerodinámicos, pero sobre todo por motivos de seguridad en caso de atropello, los faros escamoteables han pasado a la historia, así que vamos a ver eso, su historia.

Alfa Romeo 8C 2900 A de 1936: el primero

Este Alfa Romeo fue el primer coche con faros escamoteables, en 1936.

9 fotos

Ampliar

Este precioso Alfa Romeo 8C 2900 A de 1936 es el primer automóvil conocido en llevar faros escamoteables. Esta solución se implantó para mejorar el perfil aerodinámico y reducir la superficie frontal del modelo. Resultaban eficaces y realmente esta carrocería era muy aerodinámica, pero su estética no cuajó demasiado en la época.

Este ejemplar forma parte de la Colección Schlumpf, uno de los mejores museos de automóviles del mundo.

Cord 810/812

El Cord 812 fue un automóvil pionero en muchos aspectos.

9 fotos

Ampliar

Aunque el diseño del Alfa Romeo no cuajó, sí captó la atención de algunos diseñadores. Apenas unos meses después de su debut se presentó otro de los automóviles más extraordinarios de la historia: el Cord 810/812. Este modelo contaba con muchos avances tecnológicos además de los llamativos faros escamoteables, como la tracción delantera o el extraordinario cambio semi automático de tipo Cotal.

Es uno de los coches americanos más avanzados y hoy en día de los más cotizados.

Triumph TR7

El TR7 decepcionó a los más clásicos británicos.

9 fotos

Ampliar

El sucesor del TR6 no enamoró al público. Rompía demasiado con la imagen de roadster clásico británico y sus problemas de fiabilidad y pobres prestaciones tampoco ayudaron. Entre las principales señas de identidad del Triumph TR7 estaban sus faros escamoteables, que permitían un frontal muy afilado y de aspecto aerodinámico.

Pese a todo, sus cifras de ventas no fueron malas del todo teniendo en cuenta que se trata de un coche de un segmento de nicho y en la actualidad es relativamente fácil conseguir uno.

Saab Sonett III

El Saab Sonett III es un modelo muy desconocido e interesante.

9 fotos

Ampliar

Casi desconocido en nuestro país, el Saab Sonett es uno de los modelos más peculiares de la marca sueca. La tercera generación contaba con un diseño más anguloso que las primeras y un frontal diseñado para dejar espacio al motor V4 de origen Ford. Para conseguir un perfil más plano y futurista, el Sonett III contaba con unos faros escamoteables que se levantaban con un mecanismo de palancas muy eficaz. Para poder tener ráfagas, contaba con unos faros de largo alcance suplementarios en la coraza delantera.

Muy ligero gracias a su carrocería de fibra de vidrio y sencillez mecánica, los Sonett III son muy divertidos pese a su escasa potencia.

Opel GT

El Opel GT nació casi idéntico al Concept.

9 fotos

Ampliar

Otro modelo con una potencia modesta pero con unas líneas llamativas en las que los faros escamoteables eran un reclamo ideal fue el Opel GT. Conocido como el Corvette de los pobres porque sus formas recordaban a las del mítico deportivo americano, este modelo se hizo muy famoso al ser el coche del protagonista de la popular serie de televisión «Super Agente 86».

Chevrolet Corvette

La mayoría de generaciones del Corvette montaron este tipo de faros.

9 fotos

Ampliar

De las siete generaciones del Corvette, nada menos que cuatro han contado con los faros escamoteables como rasgo más llamativo. Solo las nuevas normas de seguridad hicieron que desaparecieran de los afilados frontales del deportivo de Chevrolet estos ojos saltones.

El primero en equiparlos fue el C2, con un llamativo sistema en el que se integraban los dobles faros redondos que quedaban ocultos bajo la tapa.

Lincoln Continental

No todos son modelos deportivos.

9 fotos

Ampliar

No siempre ha sido la aerodinámica y la deportividad la excusa para ocultar los faros de la vista. Muchas berlinas y modelos americanos cuentan con este tipo de faros que quedan escondidos. Uno de los ejemplos más típicos es el del Lincoln Continental de 1969, que encerraba las ópticas detrás de unas trampillas que se retiraban con un mecanismo eléctrico.

El Dodge Challenger y otros muchos modelos americanos equiparon faros escamoteables desde mediados de los sesenta hasta los años ochenta.

Aston Martin Lagonda

Si por fuera es extravagante, el salpicadero lo es todavía más.

9 fotos

Ampliar

El Aston Martin Lagonda fue el coche más caro del mundo en su momento y una de las berlinas más audaces de todos los tiempos. Sus prestaciones eran las de un deportivo, pero con un interior repleto de lujo y muy vanguardista.

En el exterior, lo más llamativo era su afilado frontal, que en las primeras series se conseguía gracias a unos faros escamoteables que eran toda una rareza en una berlina de lujo. Sin duda, uno de los coches más extravagantes de todos los tiempos.

Porsche 924

No es el preferido por los fans, pero tenía faros escamoteables.

9 fotos

Ampliar

No fue el primer Porsche en ocultar sus faros, ya el 914 los utilizaba, pero sí fue el que más los difundió y sus sucesivas evoluciones (944 y 968) los heredaron. Menospreciado por la afición por incorporar elementos del grupo Volkswagen, el Porsche 924 es un modelo muy interesante y que introdujo importantes avances en el diseño de automóviles.

Porsche 928

Los faros del 928 eran muy característicos y los heredó el 968.

9 fotos

Ampliar

Los faros del Porsche 928 eran muy llamativos y siguen sorprendiendo hoy en día… aunque no eran muy originales. Porsche simplemente implantó la misma idea que fue revolucionaria en el Lamborghini Miura. Sus faros redondos quedan a la vista aunque estén plegados, pero en la posición de reposo hacen más aerodinámico a un perfil delantero muy afilado y de aspecto aerodinámico.

Lamborghini Miura

Los faros del Miura fueron copiados por Porsche en el 928.

9 fotos

Ampliar

Éste si fue pionero en este tipo de faros retráctiles. El Lamborghini Miura fue un automóvil excepcional desde el punto de vista técnico y estético y es considerado como el primer superdeportivo moderno por su disposición mecánica y soluciones técnicas.

Sus faros con pestañas son uno de los rasgos más llamativos del modelo, pero todo en este coche es peculiar, repleto de detalles de diseño que lo hacen sublime.

Ferrari 365

El Ferrari 365 GTB/4 Daytona tenía en sus faros escamoteables una de sus principales señas de identidad.

9 fotos

Ampliar

Los faros retráctiles del Ferrari 365 Daytona no ocultaban por completo las ópticas, esto permitía que al menos pudiera dar ráfagas algo visibles sin necesidad de llevar los faros desplegados.

El frontal afilado y agresivo de esta escultura con ruedas no habría sido el mismo si no contase con los faros escamoteables, aunque algunas versiones de competición y modelos especiales los reemplazaron por faros convencionales tras una carena de policarbonato.

Oldsmobile Toronado

El Toronado es otro ejemplo de modelo no deportivo con faros abatibles.

9 fotos

Ampliar

Otro modelo americano de lujo que montó los faros escamoteables fue el Oldsmobile Toronado, un modelo que heredó muchas de las características del Cord que encabeza los primeros puestos de esta lista. Sigue siendo a día de hoy uno de los coches de tracción delantera más potentes de la historia gracias a su impresionante V8 de más de 7 litros de cilindrada y 385 CV de potencia.

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche