Reportaje

Vídeo práctico: para qué y cómo usar una clay bar en el coche

17 de septiembre, 2021

Una de las mejores formas de cuidar y alargar la vida de la pintura del coche es protegerla con un encerado de manera periódica. Lo que hay que tener en cuenta es que no vale con aplicar la cera directamente, la carrocería debe prepararse previamente y una de las formas es usando una clay bar.

¿Qué es una clay bar y para qué sirve? Tal tez te hayas hecho estas preguntas y las respuestas son sencillas. Una arcilla especial que se usa para eliminar la capa de contaminantes que hay adheridos a la pintura del coche y sirve para dejar bien limpia y preparada la superficie de la carrocería para procesos posteriores, por ejemplo, la aplicación de una cera o un sellador que proteja y dé brillo a nuestro coche.

Hay varios tipos de clay bar específicas para lo que vayamos a hacer y el tipo de contaminante que está arruinando el acabado de nuestro flamante coche. Unas funcionan empleando simplemente agua con un poco de jabón como lubricante para su aplicación y otras necesitan del uso de productos más específicos para que su acabado sea bueno. La ventaja de la clay bar frente a otros métodos de limpieza y «exfoliación» es que es muy poco abrasiva y no eliminamos parte de la capa protectora de la pintura de nuestro coche, siempre que la apliquemos bien.

Tal vez te interese: cómo pulir los faros del coche

Si no eliminamos bien los contaminantes de la superficie de la pintura, cuando apliquemos una cera protectora o un sellante lo que vamos a hacer es proteger también esa suciedad, como los residuos de insectos o cagadas de pájaros, además de la pintura y, por otro lado, el resultado no será tan brillante y eficaz.

Aplicar la clay bar no es complicado, aunque sí es laborioso y requiere de paciencia y tiempo. Sin embargo, merece la pena el esfuerzo porque, una vez aplicada posteriormente la cera protectora, como la superficie va a estar muy limpia y lisa, la suciedad no se adhiere tanto y lavar el coche después será mucho más sencillo.

Cómo se aplica la clay bar

Detalle de la superficie acabada.

4 fotos

Ampliar

Lo primero que debemos hacer es lavar el coche bien con agua y jabón y esperar a que esté seco. Para aplicar la clay bar es importante que esté lo más limpio posible y, sobre todo, que la carrocería no esté a una temperatura muy superior a los 25ºC ni demasiado fría. Si está muy caliente el lubricante se evapora enseguida y deja halos, además de desgastar más la pintura y, si está muy fría, la clay bar estará demasiado rígida y perderá eficacia.

Te puede interesar: ¿funcionan los tratamientos para proteger la pintura del coche?

Lo ideal es aplicar la clay bar a la sombra y un día que no haga ni demasiado calor ni demasiado frío.

Con el coche limpio, a la sombra y a la temperatura apropiada, aplicar la clay bar es muy sencillo. Se rocía el lubricante (puede ser un producto específico como en el vídeo o agua jabonosa, dependiendo del tipo de clay bar) sobre una parte de la carrocería y se pasa la arcilla sin hacer demasiada presión sobre la pintura. Se frota varias veces hasta que notemos que la clay bar se desliza mejor y también notaremos cómo cambia el ruido que hace a medida que va eliminando esas capas de suciedad.

Iremos avanzando por zonas pequeñas hasta cubrir por completo la superficie del vehículo.

De vez en cuando amasaremos la clay bar para evitar pasar siempre la misma cara que se irá llenando de contaminantes y, por lo tanto, se irá volviendo cada vez más abrasiva.

Al finalizar el proceso de aplicación de la clay bar notaremos cómo la carrocería está mucho más suave y con un tacto pulido, lo cual nos indicará que ya está lista para su capa de protección y brillo.

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Aquí está tu coche