Claves para elegir el mejor neumático para tu coche

17 Julio, 2017 por

Incluso dentro de una misma marca de neumáticos, a la hora de la compra nos encontramos con varios modelos de cubierta en la misma medida. Diferentes diseños del dibujo de la banda de rodadura, con o sin protector de llanta, etc. Te damos las claves para saber cuál es el que más te conviene.

Claves para elegir el mejor neumático para tu coche8

La variedad de neumáticos que existe en la actualidad hace que cada vez sea más difícil decantarse por uno u otro. Dentro de la misma marca y medidas tenemos distintas opciones: asimétricos, direccionales, de bajo coeficiente de rozamiento… ¿cuál elegir? Dependiendo de tu estilo de conducción y, sobre todo, de las características de tu coche, te conviene un tipo de cubierta determinado.

Afortunadamente, en la actualidad en Europa es obligatorio etiquetar los neumáticos con una serie de indicaciones sobre su eficiencia en ruido, consumo, etc, algo que nos puede ayudar a decidirnos. (Si quieres saber cómo se lee la etiqueta de un neumático, no olvides visitar nuestro especial de neumáticos con toda la información.)

Vamos a ver qué detalles deberás tener en cuenta para hacer la elección correcta cuando vayas a comprar el siguiente juego de ruedas.

  • Datos del neumático: en el flanco hay una serie de números que nos dan varios datos, no sólo las dimensiones y el índice de velocidad. Un detalle que suele pasarse por alto y que puede acarrearnos problemas en la ITV es el índice de carga. Si la ficha técnica nos indica un determinado valor, podremos montar unas ruedas con igual o mayor índice de carga, pero nunca menor; de lo contrario, no pasaremos la ITV. Asegúrate de que el índice de carga se corresponde con el marcado en la ficha técnica del coche.
  • Ojo con las ofertas: no te fíes de las típicas ofertas “compre 3 y lleve 4”, muchas veces se trata de neumáticos cuya fecha de fabricación está desfasada. En el flanco, de nuevo, hay 4 cifras que indican la semana y año de producción. Ten en cuenta que una cubierta con más de 5 años ha perdido muchas propiedades, aunque haya sido correctamente almacenada.
  • Neumáticos direccionales: este tipo de banda de rodadura, con el dibujo en forma de flecha, suele dar muy buen resultado sobre asfalto mojado. Sin embargo, tiene una molesta tendencia a desgastarse formando dientes de sierra -sobre todo en el eje trasero- en coches con motor y tracción delantera que suelan conducirse con el maletero vacío. Al degradarse de esa forma, produce un molesto zumbido al rodar que suele confundirse con un rodamiento en mal estado. Si tu vehículo tiene este tipo de distribución mecánica, no te los recomiendo.
  • Neumáticos asimétricos: la banda de rodadura cuenta con dos zonas diferenciadas; una parte es direccional y busca evacuar bien el agua y la otra, maximizar el agarre lateral en curva. La parte direccional tiene el mismo desgaste descrito anteriormente, por lo que tampoco te los recomiendo en coches con tracción y motor delanteros, especialmente si el eje trasero no es independiente multibrazo.
  • Neumáticos de bajo coeficiente de rozamiento: este tipo de neumático está compuesto por una goma bastante rígida que reduce la resistencia al avance y también el consumo. El dibujo de la banda de rodadura es, asimismo, especial. Sólo lo recomiendo para modelos utilitarios y de poca potencia debido a sus limitaciones; alargan las distancias de frenado y en mojado su comportamiento no es óptimo.
  • Neumáticos con protector de llanta: existen algunas cubiertas que cuentan con un arillo de acero recubierto de goma insertado en el flanco y que sobresale unos milímetros. De este modo, protege un poco las llantas (y el propio neumático) de los roces contra los bordillos. No está de más que los elijamos si están disponibles: apenas aumenta el precio y sí nos pueden evitar más de un berrinche al aparcar.
  • Neumáticos para monovolúmenes: algunos monovolúmenes grandes equipan ruedas con un índice de carga bastante alto, lo que limita las opciones de compra. Es muy importante en este tipo de vehículos respetar el índice de carga; de lo contrario, pueden desllantar fácilmente en los apoyos fuertes o provocar reventones.
  • Neumáticos para 4×4: personalmente considero que un SUV o un 4×4 debería ir siempre calzado con neumáticos de invierno. No suelen alcanzar velocidades muy elevadas y, a la hora de salir del asfalto, son infinitamente más eficaces que los de verano. Es lo mínimo para hacer un uso “light” del TT. Si estás decidido a meterte en terrenos más “farragosos”, ya tendrás que bucear dentro del mundillo de los neumáticos especializados en 4×4 (hay cubiertas especiales para barro, roca, arena… de todo).
  • Neumáticos para coches clásicos: algunos fabricantes (especialmente Michelin) ofrecen una nueva gama de neumáticos especiales para coches clásicos. Su precio es elevado, pero ayudan a conservar la autenticidad del vehículo (ruedas de banda blanca, de carcasa diagonal, TRX, etc). Además, se ofrecen en medidas que ya no se usan en los coches modernos.

¿Dónde se ponen las ruedas nuevas? La repuesta a esta y otras preguntas la encontrarás en nuestro especial “Cómo mantener el coche como nuevo“.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba