*

Cinturón de seguridad en el embarazo: 3 formas de uso

26 Julio, 2013, modificada el 9 Agosto, 2017 por

Muchas embarazadas se preguntan cuál es la manera correcta de colocar el cinturón de seguridad durante la gestación; en este reportaje repasamos las tres opciones principales entre las que pueden elegir.

Cinturón de seguridad en el embarazo: 3 formas de uso3

Hasta 2006, las embarazadas estaban exentas de utilizar el cinturón de seguridad siempre que llevasen el correspondiente certificado médico. Más tarde, la modificación del Reglamento de Circulación obligó a su uso tras comprobar que las lesiones en el feto en caso de accidente eran mayores si no se empleaba este dispositivo.

A día de hoy, todavía son muchas las mujeres que desconocen la forma correcta de colocar el cinturón en caso de embarazo; incluso algunas conductoras deciden aparcar el coche durante 9 meses tratando de evitar posibles riesgos.

Pero es importante saber que existen dispositivos destinados a adaptar el cinturón de seguridad a las embarazadas y minimizar los daños en el feto si se produce un choque. Aquí repasamos los principales; uno de ellos ha sido diseñado en España y destaca por su comodidad y facilidad de uso.

Cinturón de seguridad para las embarazadas: 3 formas de uso

3
El chaleco para embarazadas guía las dos bandas del cinturón.

Las conductoras o pasajeras de vehículos embarazadas pueden elegir entre tres maneras principales de colocarse el cinturón de seguridad:

Utilizar un chaleco de seguridad. La Fundación Cidaut, centro de investigación y desarrollo sobre transporte y energía con sede en Valladolid, presentó hace tiempo un dispositivo único en el mundo para adaptar el cinturón de seguridad, destinado a garantizar la protección de las embarazadas: el Emobikids.

Se trata de un chaleco cuya principal diferencia respecto al cojín anteriormente mencionado es que guía las dos bandas del cinturón de seguridad, no solo la inferior. De esta forma, la banda diagonal también se mantiene en todo momento en la posición adecuada: alejada del cuello y entre los senos. Otra ventaja importante es que el chaleco no va unido al asiento, lo que permite utilizarlo también en las plazas traseras.

Aunque no existe una normativa de homologación específica para este tipo de dispositivos, Emobikids cumple los estándares de calidad y ha sido testado en pruebas de impacto con “dummies embarazadas”, reproduciendo accidentes reales. Desde Cidaut aseguran que, con su uso, el riesgo de daño fetal en caso de impacto se reduce un 53%. ¿Su precio? Unos 60 euros.

Cómo se utiliza el chaleco de seguridad

Utilizar un adaptador para la parte inferior del cinturón. Muchas embarazadas no se sienten cómodas con el uso del cinturón de seguridad; para ellas existe un pequeño cojín que se ata al asiento y que dispone de un pasador cuya función es situar la banda inferior lo más cerca posible de la pelvis. Lo podemos encontrar en el mercado por unos 50 euros; te enseñamos su uso en este vídeo.

Adaptador para embarazadas



Utilizar únicamente el cinturón. Este elemento de seguridad debe utilizarse de la forma habitual, aunque hay que prestar especial atención para colocar la banda que recorre el pecho entre los senos y la horizontal, lo más debajo posible de la tripa. Con ello se minimizan los daños al feto en caso de accidente.

Te puede interesar...

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba