Catawiki: automobilia y coches clásicos a subasta

23 Marzo, 2017, modificada el 13 Junio, 2017 por

Catawiki nació en Holanda en 2011, con la subasta de un juego basado en el cómic Tom Poes. Desde entonces, su crecimiento ha sido fulgurante y se ha situado como la primera plataforma online de subastas en Europa. Te contamos qué es, cómo funciona y por qué, desde ahora, es más fácil y rápido hacerte con un coche clásico garantizado.

Catawiki: automobilia y coches clásicos a subasta13

A menudo solemos pensar en las casas de subastas como lugares exclusivos y reservados a una élite, sitios donde, para acceder, es necesario tener una abultada cuenta corriente y la capacidad de gastarte una ingente cantidad de dinero, sin que tus finanzas apenas lo noten, por un objeto de colección.

En cierto modo, esta visión es acertada y las subastas llevadas a cabo, por ejemplo, por RM Sotheby´s o Rick Cole Auctions están destinadas a círculos cerrados, compuestos por unos pocos privilegiados. En eso casos,  la mayoría no podremos más que leer la noticia y seguir soñando con una lluvia de millones, en forma de boleto premiado de la lotería, que pudiera darnos acceso a tan exclusivas pujas.

Sin embargo, Internet y las nuevas tecnologías lo están cambiado todo de tal manera que lo que hasta hace unos años era impensable hoy es una realidad. Las subastas no son ajenas a este mundo cambiante y, aprovechando el potencial que supone la red, Catawiki ha logrado democratizar y hacer accesible al gran público las subastas independientemente del nivel adquisitivo, ya que permite acceder a un enorme catálogo de objetos singulares o coleccionables de todos los precios.

¿Cuál es el origen de Catawiki?

René Schoenmakers y Marco Jansen son los fundadores de Catawiki.13
René Schoenmakers y Marco Jansen son los fundadores de Catawiki.

Catawiki, que toma su nombre de la combinación de las palabras, “catálogo” y “wiki” (en alusión a Wikipedia, el mejor ejemplo de web colaborativa), nació de la necesidad de René Schoenmakers, uno de los fundadores, de crear un catálogo online para su colección de cómics que permitiera a otros aficionados a las historias gráficas completarlo y mejorarlo.

Los usuarios respondieron bien a la iniciativa y Schoenmakers y Marco Jansen, el otro fundador, se dieron cuenta de la demanda de catálogos para coleccionistas que había en Internet. De esta forma, Catawiki se puso en marcha con el objetivo de crear el catálogo online de artículos de colección más completo del mundo y que los propios coleccionistas fueran quienes colaboraran en su creación.

El hecho de que, por aquel entonces, solo se pudiera acceder a cerrados catálogos en papel supuso el escenario perfecto para esta aventura, que alcanzó su madurez con la celebración de su primera subasta el 25 de noviembre de 2011, cuando Catawiki da el salto para convertirse en lo que es en la actualidad: la plataforma de subastas online número 1 en Europa.

Desde aquella primera subasta hasta ahora, el crecimiento de Catawiki ha sido espectacular. Las principales compañías de inversión a nivel mundial han apostado por la propuesta de esta startup holandesa, que ha conseguido una financiación de nada menos que 85 millones de euros para continuar expandiendo su negocio a otros países. Con más de 14 millones de visitas al mes y la celebración de 300 subastas semanales, Catawiki ha recibido numerosos galardones y se ha convertido en la primera casa de subastas del Viejo Continente. Además, los objetos en venta, que están divididos en 80 categorías, son de lo más variopinto y podemos encontrar cosas tan llamativas como un sombrero de Michael Jackson, un mechón de pelo de Napoleón, el esqueleto de un mamut o el fragmento de un meteorito lunar.

Subastas de coches: acceder a un clásico nunca fue tan sencillo

Sin embargo, en Autocasión lo que realmente nos interesa de Catawiki son los coches clásicos y también la llamada automobilia, es decir, todos aquellos objetos relacionados con la automoción y que pueden ser objeto de colección. En este punto, el abanico es muy grande, ya que podemos encontrar placas de matrícula, insignias, paneles de instrumentos, piezas mecánicas, libros… La lista es interminable.

Como decíamos al principio del reportaje, las subastas de coches clásicos están asociadas a un mundo reservado a unos pocos privilegiados, pero, precisamente, el gran aporte de Catawiki ha sido extender ese mundo al gran público. Evidentemente, un Ferrari seguirá teniendo un precio muy elevado y al alcance de unos pocos afortunados, pero el éxito de Catawiki reside en subastar, además de modelos de auténtico lujo, vehículos clásicos que sí pueden estar al alcance de todos y para los que no se necesitarán unos conocimientos extraordinarios para adquirirlos, usarlos o mantenerlos.

Además, la compra en internet de un vehículo usado, sea considerado un clásico o no, siempre levanta suspicacias: ¿Me estarán dando gato por liebre? ¿Está tan bien como parece?… Con Catawiki, estas dudas desaparecen, porque la compañía cuenta con un equipo de expertos subastadores que evalúan exhaustivamente cada coche clásico que sale a subasta y garantizan su procedencia y estado, es decir, que lo anunciado en la subasta se corresponda con la realidad.

Catawiki divide en tres categorías principales todo lo relacionado con los coches: subasta de automovilismo (automobilia), subasta de coches clásicos y subasta de coches clásicos modernos. Además, existen distintas subcategorías, dependiendo de los lotes disponibles, que pueden ser, entre otras, subastas de coches clásicos franceses, subastas de automobilia de Ferrari, subastas de coches clásicos de carreras…

¿Cómo se compra un coche clásico en Catawiki?

Francisco Carrión, con larga experiencia en el mundo de los coches clásicos, es uno de los subastadores que revisan los vehículos anunciados en Catawiki.13
F. Carrión, con larga experiencia en el mundo de los clásicos, es uno de los subastadores que revisan los vehículos anunciados en Catawiki.

El método de puja y compra en Catawiki es muy sencillo. Primero hay que registrarse en la página web o a través de la app disponible para dispositivos iOs y Android. Una vez dados de alta, solo tendremos que elegir el vehículo en el que estamos interesados y realizar una puja. Al finalizar la subasta, si tu puja es la más alta, habrás comprado el coche.  Es importante aclarar dos cosas: las pujas son vinculantes, es decir, una vez efectuadas, no podrás cancelarlas; aunque tu puja sea la más alta, si no alcanza el precio de reserva (lo fija el vendedor y es oculto), el vehículo no será vendido. A pesar de que no tienen por qué coincidir, la estimación del subastador sirve de orientación para conocer el precio de reserva fijado por el vendedor. Por último, hay que señalar que las pujas no incluyen el 9% de comisión que cobra Catawiki.

La garantía que ofrece Catawiki sobre todos los coches y objetos relacionados con la automoción se extiende más allá de la validación de sus propios subastadores, ya que el pago se efectúa a Catawiki y no al vendedor. ¿Qué ganamos con esto? Muy sencillo: la plataforma retendrá el pago y no realizará la transferencia al vendedor hasta que el comprador muestre su acuerdo con el objeto o el coche que ha adquirido.

En definitiva, si eres de los que ves un coche clásico o ese modelo que tanto te gustaba de pequeño y piensas cuánto te gustaría tener uno, Catawiki te ofrece una manera rápida, fácil y, sobre todo, garantizada de hacerte con uno.

Las subastas de coches más sonadas

Este Mercedes 450 SLC de 1976 perteneció a Dino De Laurenti, un famoso productor de cine en Hollywood.13
Este Mercedes 450 SLC de 1976 perteneció a Dino De Laurenti, un famoso productor de cine en Hollywood.

Desde su creación, Catawiki ha saltado a los medios en varias ocasiones por subastar objetos muy originales, extraños o que pertenecieron a algún personaje ilustre. Si nos ceñimos a los coches, podemos destacar la subasta que se realizó hace unos pocos meses de un Seat 1430 de 1972 que fue propiedad de Julio Iglesias. También recientemente, salió a subasta el Citroën SM con el que Johan Cruyff acudía a los entrenamientos y se movía por la Ciudad Condal.

Muy sonadas también fueron la subasta de 21 Seat 600, el coche que motorizó a España, y la realizada con objeto de conmemorar el 85º aniversario de Porsche, cuando se subastaron 35 modelos de la marca, con precios que partían en los 5.000 euros.

Te puede interesar...

Marcos Diego

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba