*

Cámaras de vigilancia en los coches ¿intimidad o seguridad?

28 Diciembre, 2015 por

Estos sistemas de seguridad han demostrado su utilidad en países como Rusia para evitar corrupción policial o fraudes a las aseguradoras. Aquí, sin embargo, la ley de protección de datos prohíbe su utilización.

Cámaras de vigilancia en los coches ¿intimidad o seguridad?1

Las cámaras de vigilancia –conocidas también como dash cams– son productos muy interesantes que están instalados, cada vez, en más coches. Gracias a este sistema, las aseguradoras cuentan con pruebas suficientes para conocer el motivo de un accidente o para denunciar a conductores que se saltan las normas.

Por desgracia, este sistema de seguridad no es implantable en nuestro país debido a las leyes de protección de datos referidas a la imagen personal. De hecho, aquellos ciudadanos que graben sucesos de este tipo se enfrentan a multas por mostrar la imagen de personas o de sus coches sin permiso, ambos elementos protegidos por la Asociación Española de Protección de Datos (AEPD).

Al igual que al grabar una película o documental hay que firmar una autorización para utilizar la imagen personal de figurantes y transeúntes, para divulgar un video de una ‘dash cam’ en España habría que hacer lo mismo: pedir una autorización al dueño de cada coche que aparezca en el video… Algo imposible dado el carácter de esta clase de grabaciones.

Es más, incluso grabar rutas para uso doméstico–algo muy común entre los moteros- está prohibido por ley, algo que mucha gente desconoce. De hecho, al protagonista de este video, le buscó la policía por grabar esta tremenda temeridad y violar la intimidad del infractor, además de por utilizar el teléfono móvil mientras conducía.

Sin embargo, este tipo de sistemas son obligatorios en otros países. Rusia es uno de los ejemplos más claros, país del que hemos recibido imágenes de todo tipo. En Youtube, podremos encontrar desde temeridades de gran calibre hasta proezas increíbles -la caída de un meteorito o la solidaridad del pueblo ruso- en Rusia.

Reino Unido es el término medio entre lo que ocurre en España y Rusia. Allí, el uso de esta tecnología está permitido, pero no es obligatorio. Eso sí, sirve como prueba válida para la policía, aseguradoras y cuerpos de bomberos

En automóviles, se instalan en el parabrisas del vehículo y graban, como una cámara de vigilancia, todo lo que sucede en la parte frontal del vehículo -incluso trasera- desde que arrancamos. Con el progreso de la tecnología, ya hay sistemas que graban imágenes delante y detrás con batería propia para filmar cuando no estemos en el coche y así conocer quien ha rozado o golpeado nuestro vehículo.

Os dejamos un vídeo con momentos impactantes vividos en las carreteras rusas:


Angel’s Halo dash cam, una de las más avanzadas

Esta cámara, que tiene un precio de 272 euros, se compone de dos cámaras: una graba delante y otra detrás. Ambos aparatos son discretos y se instalan en el parabrisas delantero y bajo la luna trasera. Ambas tienen lentes de alta definición y graban, de forma automática, lo que sucede en el coche en una tarjeta SD.

Además, cuenta con un micrófono que se puede activar y desactivar, un sensor de fuerza G y un GPS integrado en el software Google Maps. El objetivo que tienen las cámaras son capaces de grabar un ángulo de 150º.

Te puede interesar...

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba