BMW Serie 3, casi un “cuarentón”

10 Febrero, 2012, modificada el 13 Febrero, 2012 por

Nada menos que seis generaciones lleva ya el exitoso BMW Serie 3. Gracias a las renovaciones periódicas, se mantiene plenamente vigente pese a contar con 37 años a sus espaldas. A lo largo de este período ha sufrido numerosos cambios, pero sus genes siguen inalterados.

BMW Serie 3, casi un “cuarentón”3

Nació en 1975 para sustituir a la exitosa serie 02 de BMW y, aunque el cambio de denominación podía indicar lo contrario, lo cierto es que los genes de los modelos 2002 y 1602 estaban plenamente presentes en el primer BMW Serie 3, denominado E21.

Hoy nos puede parecer imposible pero, tras la II Guerra Mundial, BMW consiguió sobrevivir  gracias a la fabricación de motos y microcoches como el BMW 700 y el Isetta, de licencia italiana. Sin embargo, en los años 60 la marca se reinventó con el lanzamiento de las berlinas 1500 y 2000. Se trataba de sedanes de 3 volúmenes y 4 puertas sin excesivos lujos, pero de calidad, dotados de un motor bastante ágil para su cilindrada y un buen comportamiento en carretera. Se convirtieron en un éxito desde el principio. De esa berlina, BMW desarrolló una carrocería sensiblemente más compacta y de sólo dos puertas (de ahí la terminación en “2”) que fue bautizada como 1602 y 2002, dependiendo de la cilindrada del propulsor. Con esa serie dio comienzo también la denominación Touring para las versiones tipo “ranchera” de la automovilística bávara.

BMW series -02

La serie -02 se ganó una buena fama como berlina deportiva gracias a las excelentes prestaciones de sus versiones Ti y Tii, esta última con una complicada inyección mecánica Kugelfisher. Sin duda, el honor más notable de los BMW 2002 fue el de ser los primeros automóviles europeos (antes lo hizo Chevrolet con el Corvair en USA) que añadieron un turbocompresor; nacían los míticos BMW 2002 turbo.

Ligereza, calidad y mecánicas de buenas prestaciones en los compactos de dos puertas formaban una combinación que estaba reportando buenos resultados a la marca germana, así que habría sido un error abandonar esa línea.

BMW E21, el primer Serie 3

BMW Serie 3 E21, web BMW tradition3
El frontal del primer Serie 3 de BMW era muy característico.

En junio de 1975, BMW presenta su nuevo modelo, cuya nomenclatura empezaría por un 3 acompañado de dos dígitos que indicaban la cilindrada de su motor. Nacía la Serie 3, cuyo código interno era E21, y abarcaba desde el accesible 315 (con el mismo motor que el vetusto BMW 1500) hasta un auténtico lobo con piel de cordero, el 323i. Heredaba algunos rasgos típicos de la marca, como los insustituíbles riñones de su coraza y la peculiar inclinación hacia el interior de su frontal.

El Serie 3 E21 fue un verdadero éxito y prolongó su existencia hasta 1983. Ese año aparecerían nueva carrocería y motores, y por fin la posibilidad de disponer de versiones de 4 puertas, touring e incluso un cabrio.

BMW E30, la Serie 3 evoluciona con varias carrocerías

En 1982 llega la siguiente generación del BMW Serie 3, con la denominación interna E30: líneas mucho más modernas y aerodinámicas, unas cotas algo mayores… Aparece la primera motorización de gasóleo, que en su versión turboalimentada inaugura una nueva categoría: la de los diésel de altas prestaciones, representados por el BMW 324td. También supone la base para el lanzamiento del primer BMW de tracción total, el 325 ix.

Todos estos hitos quedan “empequeñecidos” frente a la tremenda revolución que supuso el nacimiento de un auténtico mito, el primer M3, que prolongaría la existencia del Serie 3 E30 hasta 1993. Por primera vez, existe una carrocería de 4 puertas en el pequeño de BMW, a la cual se suma una versión Touring y un elegante cabrio.

BMW E36, el mayor cambio estético de la Serie 3

1990 supuso toda una revolución en la Serie 3 de BMW; la nueva generación, denominada E36, introdujo más diferencias respecto a su predecesor que nunca. Abandonaba la apertura a “contramarcha” del capó delantero, los dobles faros característicos de su frontal se integraban bajo una óptica común y las dimensiones crecían notablemente. En cuanto a la técnica, el mayor paso adelante vino con la incorporación de una suspensión renovada en el eje trasero, mucho más elaborada, que mejoraba notablemente el comportamiento dinámico de este nuevo BMW Serie 3.

[auto_quote quote=”Primer cambio robotizado” quote_title=”Aparece el SMG” quote_description=”Por primera vez, se puede adquirir un BMW con cambio manual robotizado, al aparecer la primera transmisión SMG”]

Incluso los riñones identificativos de la marca vieron variado su diseño en esta nueva generación, siendo más bajos y anchos para mejorar el coeficiente aerodinámico. La producción del Serie 3 E36 finalizó en 1997.

BMW E46, la cuarta generación

En 1998 se desvela la cuarta generación del BMW Serie 3, con código interno E46. Lineas mucho más redondeadas y una mirada definida por las nuevas ópticas delanteras son sus señas de identidad. El aire de familia es innegable pese a su diseño, claramente diferenciado tanto de su predecesor como de sus hermanos de marca. Se fabricó durante 7 años; el último salió de la cadena de montaje en 2005.

BMW E90, la Serie 3 se multiplica con el E91, E92 y E93

Ya estamos en la quinta generación, denominada E90. Como no podía ser de otra manera, ha sido el Serie 3 con mayor empaque y fuerza de todos los tiempos. De nuevo el diseño BMW queda patente en su característico frontal, los sempiternos riñones, los faros dobles, sus escasos voladizos… No cabe duda de que es un BMW Serie 3 en toda regla. Por primera vez, las denominaciones se dividen por plataformas: el E91 corresponde a las versiones de 4 puertas y touring, El E92 es para las carrocerías coupé y el E93, para los descapotables.

BMW Serie 3 Sexta generación

BMW Serie 3 Sexta generación, web BMW3
La sexta generación del BMW Serie 3 conserva el espíritu de sus predecesores.

La sexta generación de la Serie 3 de BMW aparece en 2011 con su incofundible aire de familia.”Una combinación de tradición y modernidad, clasicismo e innovación”, así lo describen sus creadores.

En su nueva cara destacan la remozada calandra típica de BMW junto con unas muy bien estudiadas tomas de aire frontal que, además de la refrigeración, mejoran la aerodinámica (un Cx de 0,26). También cuenta con las ya frecuentes luces diurnas de tipo LED. Una leve joroba sobre el capó delantero proporciona una imagen poderosa, a la vez que mejora la seguridad de los peatones en caso de atropello, al reducir la posibilidad de que se golpeen contra partes rígidas del motor.

Tras casi cuarenta años, la Serie 3 de BMW ha cambiado mucho desde que en 1975 se inaugurase su saga, pero su espíritu y su innegable aire de familia continúan vigentes. Ahora, aún más, gracias a la nueva gama de motores.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba