Reportaje

¿Por qué este BMW Garmisch es como el Ave Fénix?

74 fotos

Ampliar

28 de mayo, 2019

Diseñado por Marcello Gandini para el salón de Ginebra de 1970, este prototipo de BMW se esfumó sin dejar rastro. BMW ha vuelto a fabricarlo desde cero para mostrarlo como una obra única y un homenaje a su diseñador en el Concurso de Villa d´Este 2019. Así es el BMW Garmisch.

El BMW Garmisch debutó en el Salón de Ginebra de 1970 como un concept car que mostraría las líneas maestras de los futuros modelos de la marca, fruto de la maestría del genial Marcello Gandini. Por desgracia la estrella de aquel salón eclipsó a todas las demás, el Citroën SM, así que el Garmisch cayó demasiado rápido en un injusto olvido, hasta el punto de acabar desapareciendo sin dejar rastro.

No se sabe qué pasó con aquel prototipo y hay rumores de todas clases, desde que fue robado hasta que fue despiezado. Personalmente creo que esta segunda opción es la más probable ya que no son pocas las veces que un prototipo se vuelve a desmontar para aprovechar aquellos componentes de coches de serie que se emplearon para su creación.

En este caso, el BMW Garmisch se creó tomando como punto de partida un BMW 2002, aunque los cambios son tan drásticos que la única pista que podemos encontrar sobre su origen está en los relojes del cuadro de instrumentos.

El BMW Garmisch no salió del búnker de diseño de BMW sino que fue un proyecto de Bertone como carrocero independiente, un escaparate de lo que su departamento de diseño era capaz de hacer. Al frente de aquel departamento de diseño de Bertone estaba Marcello Gandini, el verdadero protagonista de este formidable homenaje que BMW ha querido hacer al artista italiano.

BMW Garmisch: el mejor tributo que uno pueda imaginar

No hay mejor regalo para un artista que poder disfrutar de su obra.

74 fotos

Ampliar

El BMW Garmisch se desarrolló en un tiempo récord (apenas dos meses), pero estaba repleto de detalles de lo más singulares como los carenados de sus faros y pilotos traseros, la peculiar disposición de la consola central, las llantas o incluso el color dorado de su carrocería, muy de moda en los años setenta.

Nada menos que 49 años después de aquella gesta, BMW ha sorprendido casi más que en aquel Salón de Ginebra. Esta vez ha sido en el Concurso de Elegancia de Villa d´Este, a orillas del lago Como en Italia. Se trata de uno de los eventos más mediáticos del año, sobre todo para los que más que coches buscan obras de arte rodantes, un escenario perfecto para una joya como ésta.

Con la refabricación del BMW Garmisch a partir de los bocetos y de la ayuda del propio Gandini, BMW rinde un merecidísimo homenaje a uno de los diseñadores que más sueños ha creado para los apasionados del automóvil. De su sesera (que cumple en 2019 nada menos que 81 años) han salido cosas como el Alfa Romeo Montreal, el Lamborghini Countach o el Lancia Stratos, coches que rompieron por completo con los cánones estéticos de su época y que se han convertido en verdaderos objetos de culto.

Volver a fabricar el Garmisch no ha sido nada fácil. Diseñado en tan poco tiempo y desaparecido sin dejar rastro nada más cerrar las puertas del Salón de Ginebra, BMW Group Design y los departamentos de BMW Classic apenas tenían documentos de los que partir para materializar este prototipo.

Finalmente el coche luce como puedes ver en la galería de fotos, fiel al original en cada detalle.

Marcello Gandini también es un hombre especial para BMW al haber sido el encargado de dar vida a la primera generación del BMW Serie 5 (E12), en el que se ven algunas soluciones estilísticas propuestas en el Garmisch, como la caída de la luneta trasera  y el pilar C.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche