BMW, de Misión Imposible

2 Julio, 2011, modificada el 20 Julio, 2011 por

Uno de los prototipos más espectaculares de la casa de Munich es el protagonista de la cuarta entrega de “Misión imposible: protocolo fantasma”. El coche perfecto para ayudar a los buenos a mantener todo en orden.

La marca de la hélice vuelve al cine con una de sus última creaciones, de la mano de Paramount Pictures. Te hablo de la última entrega de “Misión imposible: protocolo fantasma“, que tiene como protagonista automovilístico de la película el concept car BMW Vision EfficientDynamics. Dirigida por Brad Bird, su estreno está previsto para mediados de diciembre.

Pero voy con lo que te interesa de verdad, este sofisticado prototipo de llamativo diseño y última tecnología es un deportivo híbrido que, de aquí a unos años, se producirá en serie con el nombre de i8. De este modelo sólo se conoce su avanzado diseño deportivo, con un reparto equilibrado de masas y un centro de gravedad muy bajo; características que garantizan una conducción deportiva superior. Además, el uso de fibra de carbono de alta tecnología reduce el peso y mejora la aerodinámica de un habitáculo de hasta cuatro ocupantes.

Por otra parte, el BMW Vision EfficientDynamics esconde ya pocos secretos. Pesa 1.470 kg ya que su carrocería está fabricada en aluminio y policarbonato y tiene un Cx de 0,22, gracias a las láminas frontales que lleva en la parrilla, de apertura variable, que se cierran del todo si el motor no necesita más refrigeración. Esta berlina coupé de 2+2 plazas acelera de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos y coge los 250 km/h de velocidad punta, autolimitada electrónicamente. Sus 4,6 m de longitud, 1,9 de anchura y 1,24 de altura todavía tienen espacio para un maletero de 150 litros de capacidad, perfecto para el maletín de un espía como Ethan Hunt.

El propulsor lo forman un bloque de gasóleo de 1.5 litros y sólo 3 cilindros, que rinde 163 CV y 290 Nm de par máximo, junto con dos motores eléctricos -que también se encargan de recuperar energía en las fases de retención y frenada para transformarla en carga para la batería que los alimenta-, igual que en el BMW ActiveHybrid X6. Así el protipo alemán da 356 CV de potencia y 800 Nm de par motor con los que Ethan Hunt disfrutará de una conducción tan deportiva como necesite para despistar a sus perseguidores. Uno de los motores “limpios” mueve las ruedas delanteras, mientras que el otro se combina con el de gasóleo para encargarse de las traseras; como en el SUV Lexus RX450h, pero al revés. La transmisión es automática de doble embrague DKG.

El Vision EfficientDynamics se puede enchufar a la red eléctrica mediante un cable, un máximo de 2 horas en corriente de 220 V y un mínimo de 44 minutos en corriente de 380 V. La batería es de polímero de litio, consta de 98 células, pesa 85 kg, tiene una capacidad de 30 Ah y permite mover el coche en modo eléctrico un máximo de 50 km de autonomía, por supuesto, sin emisiones contaminantes. Esta cifra asciende hasta los 650 km, cuando los tres motores funcionan juntos, lo que equivale a un consumo de unos 3,8 litros de media a los 100 km.

Vamos, el sueño de cualquier aventurero amante de los deportivos, la tecnología y las emociones fuertes… sin olvidar el medio ambiente, por supuesto.

Te puede interesar...

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba