Reportaje

El dato que los conductores desconocen y hace mortales los autopilot

2 fotos

Ampliar

04 de junio, 2020

Aunque viene claramente explicado en el manual de usuario, los conductores desconocen esta limitación de los asistentes avanzados a la conducción. Accidentes como el del Tesla contra un camión volcado, están provocados por este detalle que debes conocer.

El vídeo de este Tesla con el Autopilot activo y que se da de bruces contra un camión, que está claramente en medio de la carretera volcado y a plena luz del día, deja en evidencia la trampa mortal que encierran estos asistentes. Los pilotos automáticos y los diferentes sistemas de asistencia avanzada a la conducción y conducción semi autónoma tienen una importante limitación en su funcionamiento: no reconocen los objetos inmóviles como obstáculos.

Tanto las cámaras como los radares y sensores de infrarrojos que emplean los sistemas de asistencia avanzada a la conducción, como ojos para informar a sus unidades de control de las condiciones del tráfico, sí «ven» los obstáculos, pero el programa no los reconoce como tal para evitar otros problemas.

Durante las pruebas y ensayos para el desarrollo de estos sistemas, los desarrolladores se han encontrado con muchísimos problemas para que no haya falsas alarmas y que los prototipos no fuesen dando frenazos constantemente.

En nuestro reportaje sobre las limitaciones y peligros de los controles de crucero adaptativos (los que varían la velocidad programada para mantenerse a una distancia de seguridad del vehículo precedente), ya te avisamos de este detalle y también de que a veces pegan frenazos injustificados porque, por ejemplo, interpretan que el camión que vamos a adelantar está en nuestro carril y no en el derecho cuando estamos trazando una curva hacia la izquierda.

Si los desarrolladores de estos sistemas programasen las unidades de mando para que todos los objetos inmóviles fuesen considerados obstáculos, el coche estaría dando frenazos cada vez que nos acercamos a una señal de tráfico, a un poste de una farola o de un pórtico en el arcén, etc.

Los autopilot o controles de crucero adaptativos no reconocen objetos inmóviles

Los vehículos y objetos inmóviles en medio de la calzada son invisibles para los asistentes actuales.

2 fotos

Ampliar

Estos sistemas están diseñados para que identifiquen a otros vehículos que se desplazan a velocidades menores a la nuestra y que de este modo traten de esquivarlos o frenen para evitar la colisión por alcance, pero si, como en el vídeo del Tesla, el vehículo está completamente inmóvil, el programa los desestima.

Un peligro relativamente frecuente en los viajes por carretera es que algún vehículo pesado haya perdido la banda de rodadura de alguna de sus ruedas y que haya enormes trozos de sus neumáticos en medio del carril. Estos fragmentos, para el control de crucero adaptativo, el lane asist o el autopilot de Tesla, no existen, de modo que les vamos a dar de lleno.

Este ejemplo no tiene consecuencias muy graves, más allá de un faldón roto o un cubre cárter. Sin embargo, si, como en el vídeo del Tesla contra el camión, lo que hay es un bulto grande y pesado (alguna carga que se ha caído del camión) o un vehículo accidentado e inmóvil en medio del carril, también vamos a darle de lleno. Incluso si hay una persona (un motorista o un ciclista) que haya sufrido un accidente y esté inconsciente en el asfalto, si el conductor no interviene, la mayoría de los asistentes a la conducción no van a hacer nada por evitar rematar a esa persona.

ADAS: peligro mortal en las colas de los peajes y retenciones

Las colas de los peajes y la retenciones son una trampa mortal para los conductores que usan mal los asistentes a la conducción.

2 fotos

Ampliar

Cuando conducimos un coche que dispone de asistentes avanzados a la conducción (conocidos como ADAS por sus siglas en inglés) como puede ser el control de crucero adaptativo, si vamos detrás de otro coche por la autopista y nos vamos acercando a un peaje y el vehículo que nos precede va reduciendo su velocidad hasta detenerse en el peaje, nuestro coche hará lo mismo y mantendrá una distancia prudencial frente a él.

De extras a equipamiento de serie: ¿qué sistemas de seguridad serán obligatorios en 2022?

Los conductores a veces nos acostumbramos a este funcionamiento y dejamos de percibir ciertos riesgos y delegando demasiada responsabilidad en estos sistemas. El desconocimiento también provoca que asumamos todavía más riesgos. La inmensa mayoría de los usuarios no son conscientes de que, si nos acercamos a una cola de un peaje y el coche que está delante de nosotros está inmóvil, el control de crucero adaptativo (o el autopilot) no intentará frenar en la inmensa mayoría de los casos.

Estos sistemas están pensados para adaptar la velocidad de dos vehículos que se mueven, pero si el que está delante no se mueve, el sistema hace «ojos ciegos», literalmente. Incluso los sistemas más avanzados con sistemas de detección de obstáculos y frenado de emergencia suelen fallar.

Este modo de funcionamiento provoca que las colas de los peajes o las retenciones en medio de una autopista o autovía sean peligrosísimas si el conductor de un vehículo con control de crucero adaptativo delega en el sistema la respuesta del coche.

Para dejar claro el enorme peligro, aquí tienes un vídeo que deja claras las limitaciones de este tipo de sistemas y el riesgo que corremos por confiar demasiado en sus «cualidades milagrosas.

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche