El Audi A3 cumple 20 años y 3 generaciones

5 Diciembre, 2016 por

El Audi A3 supuso el desembarco de Audi en el segmento de los compactos y el inicio de una lucha encarnizada entre el trío de ases alemán por conseguir el primer puesto en el mercado más competitivo de Europa. Desde entonces han pasado 2 décadas y tres generaciones por el compacto de Audi.

El Audi A3 cumple 20 años y 3 generaciones15

Cuando Audi presentó el primer Audi A3 en 1996 se inició una carrera que no tiene vuelta atrás. Las tres marcas alemanas de más prestigio decidieron entrar de lleno en el segmento de los compactos, el más reñido de Europa, y empezaron a verse en esta categoría interiores, acabados, calidades y prestaciones que hasta entonces estaban reservados a las categorías superiores.

20 años después del debut del A3 en 1996, la novedad en el Salón de París 2016 ha sido el nuevo Audi RS 3 con carrocería de 4 puertas, y es que, a lo largo de estas dos décadas, han sido sólo 3 generaciones, pero la familia A3 ha crecido mucho. Nació con una única carrocería de 3 puertas a la que pronto se sumó una de cinco, más tarde llegaría el cabrio y con la tercera generación ha debutado la carrocería tipo sedán de 4 puertas.

No sólo ha aumentado el número de carrocerías, también el de caballos. Cuando en 1999 se presentó el primer Audi S3, parecía que sus 210 CV de potencia eran lo máximo razonable que podría meterse en un compacto, pero el nuevo RS 3 ha demostrado que el límite está mucho más arriba, con sus 400 CV. Para hacernos una idea de lo que significa esta potencia, es la misma que tenía el mítico Audi Quattro en la época en la que se prohibieron los grupo B del mundial de Rallys por se considerados demasiado potentes y rápidos para circular fuera de un circuito.

Audi A3: un salto tecnológico

La electricidad ha llegado con la última generación.15
La electricidad ha llegado con la última generación.

Es obvio que los motores, las carrocerías y los habitáculos han cambiado mucho en estos 20 años, aunque como buena alemana, a Audi no le gustan los cambios radicales entre generaciones. Sin embargo, lo que se esconde bajo su aspecto sí ha evolucionado de forma más llamativa.

Los cuadros de mandos analógicos, los mandos de la climatización por botones y las radios de formato DIN han dejado paso a pantallas TFT de alta resolución como el Virtual Cockpit para la instrumentación, las pantallas táctiles multifunción para controlar los complicados sistemas multimedia y todos los parámetros y elementos presentes en los coches actuales.

El Audi A3 ha sido el modelo encargado de incorporar a la categoría de los compactos tecnologías hasta entonces reservadas a segmentos superiores, como las cajas de cambio de doble embrague, la tracción total, los faros bi-xenón (actualmente ya Matrix LED) o los asistentes a la conducción semi autónoma.

Con la actual generación del Audi A3 también han llegado los combustibles alternativos. El Audi A3 Sportback g-tron puede utilizar gas natural fósil reduciendo las emisiones y el consumo. Equipado con un motor 1.4 TFSI que rinde 110 CV (81 kW), el A3 Sportback g-tron establece nuevas referencias en eficiencia y economía. Los costes de combustible para el cliente son de aproximadamente 4 euros por cada 100 km recorridos. Gracias a la configuración del motor para funcionar de forma bivalente con ambos combustibles, la autonomía según el ciclo NEDC es de 400 km cuando se circula con gas natural, mientras que propulsado con gasolina, la autonomía aumenta en 900 kilómetros adicionales.

Adicionalmente, el A3 Sportback g-tron también puede emplear como combustible el e-gas, gas metano sintético que Audi fabrica en su planta de Wertle y que está disponible en el mercado alemán.

La otra alternativa viene de la mano del Audi A3 e-Tron, el primer híbrido enchufable de la marca. Combina un motor 1.4 TFSI con un motor eléctrico. El motor de combustión entrega una potencia de 150 CV (110 kW) y un par máximo de 250 Nm, mientras que las cifras para el motor eléctrico son de 75 kW y 330 Nm, respectivamente.

La potencia de sistema es de 204 CV (150 kW), lo que permite una conducción deportiva. Cuando se conecta a una toma trifásica de 380 voltios, la batería de iones de litio (8,8 kWh) se recarga por completo en poco más de dos horas. Si se emplea un enchufe convencional de 220 voltios, el tiempo de recarga no llega a las cuatro horas.

 

 

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba