Así es la unidad 1.000.000 del Porsche 911

12 mayo, 2017 por

Pocos se podían imaginar en 1964 que el Porsche 911 llegaría a vender un millón de unidades y que su producción se prolongaría más de medio siglo, pero así ha sido. Así es la unidad 1.000.000 del Porsche 911 que pasará a ocupar un lugar destacado en el museo de la marca alemana.

Así es la unidad 1.000.000 del Porsche 9118

Porsche celebra la salida de la línea de producción de la unidad 1.000.000 del mítico Porsche 911, una pieza muy especial que pasará a formar parte del museo de Porsche, pero antes tiene una importante misión mundial.

Esta pieza tan emblemática salió de la línea de producción el 10 de mayo y se ha realizado con un mimo especial y evocando al primer Porsche 911 presentado en 1963. Partiendo de una unidad de Porsche 911 Carrera S se ha elegido el mismo color que el del primer ejemplar, Irish Green y cuenta con muchos detalles también inspirados en él, como las letras sobre el capó del motor trasero en color dorado o el volante de madera.

Wolfgang Porsche, Presidente del Consejo de Supervisión de Porsche AG, ha formado parte del desarrollo del 911 desde el primer día: “Hace 54 años tuve la oportunidad de realizar mis primeros viajes por la carretera alpina de Grossglockner con mi padre. El sentimiento de ir en un 911 es ahora igual de placentero que entonces. La razón es que el 911 ha garantizado que los valores esenciales de nuestra marca sean hoy tan visionarios como lo fueron con el primer Porsche 356/1 de 1948”.

Porsche 911 un millón, una pieza única

Las letras en dorado, como en el modelo de 1964.8
Las letras en dorado, como en el modelo de 1963.

El Porsche 911 estableció una nueva categoría y permanece en lo más alto del segmento de vehículos deportivos premium. Sólo en 2016 se entregaron 32.365 unidades de este modelo en todo el mundo. Manteniendo su exclusividad durante décadas, hoy es un codiciado objeto de colección. La calidad del 911 es legendaria. Más del 70% de todos los 911 construidos desde sus inicios siguen todavía hoy en funcionamiento. Además, se le puede encontrar continuamente en lo más alto de los rankings de calidad como el que realiza el instituto de investigaciones de mercado norteamericano J.D. Power, el “Initial Quality Study” (“Estudio de Calidad Inicial”).

Su mito también se ha cultivado a través de los innumerables éxitos en competición del 911. Diseñado tanto para la carretera como para los circuitos, ningún otro deportivo ha cosechado tal cantidad de éxitos. Más de la mitad de las 30.000 victorias de Porsche en competición se deben a este modelo icónico. Y emociona a los entusiastas del automovilismo en los numerosos campeonatos donde está presente en todo el mundo.

Porsche nunca se ha desviado del concepto original del 911. “Pero hemos continuado mejorando la tecnología del 911, refinando y perfeccionando este deportivo”, comenta Oliver Blume, Presidente del Consejo de Dirección de Porsche AG. “Es la razón por la cual sigue siendo un vehículo tecnológicamente innovador y vanguardista. También hemos sido capaces de ampliar con gran éxito la gama mediante diferentes versiones”.

Otro guiño al clásico, el volante de madera.8
Otro guiño al clásico, el volante de madera.

Un factor significativo de este éxito es la planta de producción situada en la sede central de Zuffenhausen, donde se fabrican todos los 911. Hoy, todos los deportivos de dos puertas, es decir, los 911, 718 Boxster y 718 Cayman, más sus variantes, se hacen en una sola línea de ensamblaje gracias a un sofisticado sistema de producción.

Los trabajadores son expertos hasta en 200 tareas diferentes y, con su pasión y conocimientos, aseguran que cada Porsche se entregue con la calidad típica de Porsche. Uwe Hück, Presidente del Comité de Empresa de Porsche, manifiesta: “No me puedo imaginar la historia de éxito del 911 sin estos empleados únicos. Hoy tenemos el 911 un millón. Lo bueno de esto es que nuestros compañeros todavía los hacen con la misma devoción que el primer coche. La construcción del Mission E en la planta de Zuffenhausen se convierte en una nueva era para Porsche. Y está claro que si queremos que sea un éxito, necesitaremos a nuestros motivados y altamente cualificados trabajadores. Ellos garantizarán que el Mission E sea una experiencia emocional, igual que nuestro 911 lo ha sido y continuará siendo siempre”.

El 911 un millón se quedará en Porsche AG. Antes de pasar a enriquecer la colección del Museo Porsche, realizará una gira mundial y tomará parte en caravanas por carreteras de las Tierras Altas de Escocia y por los alrededores de Nürburgring, así como por Estados Unidos, China y otros lugares.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba