Así es el entrenamiento de un piloto para las 24 Horas de Le Mans

Así es el entrenamiento de un piloto para las 24 Horas de Le Mans

Antes de disfrutar con una de las carreras más apasionantes del automovilismo actual, veamos cómo se entrena un piloto para correr las 24 Horas de Le Mans.

La carrera de resistencia más famosa del mundo está a la vuelta de la esquina. Este fin de semana, desde las 15 horas del sábado hasta las 15 horas del domingo, se celebrará la 86 edición de las 24 Horas de Le Mans, con el plus que supone para todos los españoles la participación de Fernando Alonso como piloto oficial del coche #8 del equipo Toyota Gazoo Racing. Además del asturiano, Antonio García (Corvette #63) y Miguel Molina (Ferrari #71) representarán a nuestro país en la categoría LMGTE-Pro de la prestigiosa y mítica prueba gala. La exigencia para todos ellos comienza mucho antes de llegar a tan señalada fecha. La preparación a la que tienen que someterse para aguantar con garantías durante la carrera es brutal… Te lo contamos en este reportaje: así entrena un piloto para las 24 Horas de Le Mans.

15 pósteres y protagonistas históricos de Le Mans

La preparación de un piloto para Le Mans

Quien se sienta en el cockpit de un prototipo LMP1/LMP2 o de un Gran Turismo GTE-Pro/GTE-Am para correr Le Mans se enfrenta, como decimos, a unas condiciones durísimas: las altas velocidades en la recta de La Sarthe, las frecuentes lluvias nocturnas, la falta de visibilidad y los constantes adelantamientos agotan cuerpo y mente. Para poder superar esa tensión es necesario un entrenamiento previo que, en algunos casos, llega a ser de tres o cuatro horas diarias.

BMW presentará el nuevo Serie 8 Coupé en Le Mans

Los programas de trabajo son personalizados y establecidos según los métodos y experiencias obtenidas en anteriores participaciones. En el caso de Porsche, el máximo laureado de la carrera, esto empieza a organizarse en los campamentos de invierno que organizan en Catar e Islas Canarias y que sirven como pretemporada. A ello se añade la experiencia del Porsche Human Performance Center ubicado en Silverstone (Inglaterra).

Cada piloto puede llegar a entrenar 3 o 4 horas diarias para estar a punto el día de la carrera.
Cada piloto puede llegar a entrenar 3 o 4 horas diarias para estar a punto el día de la carrera.
Ampliar

Tal y como asegura uno de los pilotos del Porsche 911 RSR #93, cuidar el peso es algo fundamental. “Se invierten millones de euros para construir un coche ligero y competitivo y tú no puedes descuidar la dieta. Antes de la semana previa a la carrera me gusta emprender una quincena de preparación intensa con mi entrenador personal. Nos concentramos en entrenar todo el cuerpo, sin privilegiar ninguna parte en concreto. Y, en la misma semana de la carrera, hacemos sólo entrenamiento ligero”, dice Nick Tandy.

Las sesiones de preparación suelen enfocarse en los siguientes apartados

  • Resistencia con movimientos de volante, ya sea en máquinas ad hoc o con bolas o pesos equivalentes durante un período largo hasta generar cansancio.
  • Entrenamiento del cuello, que se suele hacer con un casco puesto y especialmente adaptado, sujeto por tirantes elásticos o fijos que van unidos a un sistema de pesas. En ambos casos, la resistencia puede variarse para simular las fuerzas G que actúan sobre la cabeza del piloto.
  • Entrenamiento de tiempos de reacción y coordinación manos-ojos en una máquina “Batak”, o similar, en sesiones de 7/8 minutos.
  • Entrenamiento del tronco o “core”, cuyos músculos son vitales para soportar todas las fuerzas a las que se somete el piloto en el transcurso de la carrera. Se combina con equilibrio sobre balón medicinal apoyado en el estómago.
  • Entrenamiento integral de las piernas, tobillos y pies, encargados de soportar al piloto y de apretar el freno durante horas.
  • Preparación cardiovascular, ya sea corriendo, sobre bicicleta (spinning o en carretera) o con otros modos para mejorar el fondo físico.

La preparación mental, básica para la resistencia

Además del físico, el entrenamiento mental también es importante. La relajación influye en una mejor concentración y en una mayor rapidez para dormir y coger fuerzas para el siguiente turno de conducción.

Los nutricionistas y terapeutas ayudan a los pilotos durante la prueba.
Los nutricionistas y terapeutas ayudan a los pilotos durante la prueba.
Ampliar

Según otro de los pilotos de Porsche, Timo Bernhard, hay momentos, en especial durante la noche, en los que uno siente que está totalmente aislado del mundo, como con una visión túnel. “Todo transcurre automáticamente. Son tus reflejos los que tienen el control del coche. A menudo se producen momentos de tensión extraordinaria. Puede haber una piedra sobre el pavimento o alguien que hace un trompo delante de ti. En ese instante respondes y recuperas el control del coche de alguna manera y hasta pasados unos cuantos segundos no piensas en lo que podría haber sucedido. Es entonces cuando tu pulso se acelera. Uno no conduce con la cabeza, todo sucede demasiado rápido. Podría decirse que el piloto más rápido es el que tiene más habilidad para desconectar su cabeza”, testifica.

¿Qué comen los pilotos durante las 24 Horas de Le Mans?

Como ratifica Tandy, la dieta es esencial durante la preparación, pero también lo es durante el transcurso de la propia prueba. La comida es el combustible del piloto y es igual de importante para él que la gasolina o las gomas para el coche. Los nutricionistas y terapeutas del equipo les recomiendan qué comer con el fin de que sus cuerpos contengan los nutrientes necesarios para soportar la tensión, las altas temperaturas y el tremendo requerimiento de esta carrera.

La baja visibilidad, las altas velocidades y la continua concentración agotan cuerpo y mente.
La baja visibilidad, las altas velocidades y la continua concentración agotan cuerpo y mente.
Ampliar

Los chefs del hospitality se encargan de elaborar un buffet basándose en el gusto de los pilotos y en las sugerencias de los profesionales sanitarios. Estas dietas giran en torno a la ingesta de hidratos de carbono y grasas saludables, dos fuentes de energía claves. Además, para evitar la deshidratación al volante, todos los coches disponen de una botella de aproximadamente un litro con bebida isotónica o energética.

La carrera: más allá de los límites humanos

Teniendo en cuenta que durante las 24 Horas de Le Mans se puede llegar a disputar el equivalente a siete (o más) carreras de la Fórmula 1 y que en sólo una de estas últimas un piloto puede perder hasta 4 kg de peso, nos hacemos una ligera idea de lo que llegan a padecer. Por eso, los turnos son fundamentales. La organización no permite que un conductor esté dentro del coche más de cuatro horas en un período de seis, ni que en total supere las 14 horas. Pese a ello, durante cada turno y dependiendo del estado y la edad de cada piloto, se pueden consumir hasta 3.000 calorías.

Estas son algunas conclusiones de lo que supone participar en una de las más duras, pero también más bellas, carreras del calendario anual del automovilismo. A disfrutar…

Fuente: Porsche Ibérica

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba