Reportaje

Skoda celebra su 125 aniversario

8 fotos

Ampliar

27 de diciembre, 2020

Hace exactamente 125 años que Skoda abrió sus puertas. Damos un repaso a la historia de esta marca que destaca por su relación precio/producto y por las soluciones prácticas para sus clientes.

El 23 de diciembre de 1895,  Václav Laurin y Václav Klement fundaron la compañía Laurin & Klement para comenzar a fabricar bicicletas a las que pronto añadieron un motor para vender motos y, por fin, en 1905, fabricar automóviles que llevarían el nombre de Skoda.

Con 125 años a sus espaldas, Skoda es así una de las compañías de automóviles más antiguas del mundo y es todo un logro que haya llegado hasta nuestros días, teniendo en cuenta la cantidad de marcas que han desaparecido en este último siglo.

Desde sus comienzos, los Václav tenían claro que la calidad tenía que ser una de sus principales señas de identidad. Como grandes aficionados al ciclismo, sus bicicletas destacaron desde el principio por sus acabados y materiales, una premisa que heredarían sus motocicletas y automóviles.

Pronto la calidad y la fama de sus bicicletas empezaron a dar sus frutos y en apenas un año su pequeño taller con 3 empleados pasó a tener 21 personas trabajando en la fabricación de las mismas para satisfacer la demanda de sus 5 modelos.

En 1899 comenzaron la venta de las primeras motocicletas, las Slavia A y Slavia B que serían pioneras en la instalación del motor en la parte más baja del cuadro, de modo que se mejoraba su estabilidad y manejo. Pronto esta idea reveló sus ventajas con el debut en las carreras automovilísticas en la París-Berlín en 1901, cuando Narcis Podsedníček llegó en primer lugar por un amplio margen después de 1.196 kilómetros, lo que le valió a la empresa el estatus de leyenda. El punto culminante de la era de las motocicletas fue la victoria de un CCR de L&K en el campeonato mundial de motocicletas no oficial en Dourdan, cerca de París, el 25 de junio de 1905.

En 1905 comienzan a fabricar automóviles

El paso de bicicletas a motos fue más sencillo que a los automóviles.

8 fotos

Ampliar

En 1905 llegaría el turno de las cuatro ruedas con la presentación en sociedad del Laurin & Klement Voiturette A, un automóvil de construcción sencilla pero de alta calidad y bien resuelto con soluciones modernas para la época como el volante redondo.

Su pequeño motor de dos cilindros y 1.000 cm3 le permitía alcanzar los 40 km/h y era fiable y cómodo de utilizar. Pronto recibieron varios pedidos y en pocos años ofrecían un amplio catálogo de automóviles, hasta el punto de que L&K se convirtiese en el mayor fabricante de automóviles de Austria-Hungría, exportando a varias docenas de mercados en todos los continentes habitados en ese momento incluso antes de la Primera Guerra Mundial.

En 1925 empieza la era Skoda

La Segunda Guerra Mundial cambió el futuro de Skoda.

8 fotos

Ampliar

La compañía crecía pero los años no eran fáciles y por toda Europa proliferaban las fusiones entre compañías para mantenerse a flote. En 1925 L&K se asocia con Skoda y comienzan unos años muy productivos, hasta que la Segunda Guerra Mundial deja a la compañía al otro lado de une Europa dividida y el control de la empresa pasa a manos gubernamentales.

La inauguración de una nueva fábrica en Mladá Boleslav en marzo de 1964 facilitó un rápido aumento de los volúmenes de producción anual. El mismo año vio el lanzamiento de la berlina con motor trasero Skoda 1000 MB, que pronto sería considerado como uno de los modelos de un litro más avanzados del mundo. El icónico coupé deportivo 110 R de 1970 representó otro punto culminante. El Skoda 130 RS, que se derivó de él, se elevó hasta convertirse en uno de los coches de carreras y rallies más exitosos de su categoría a partir de 1975, recibiendo el apodo de «Porsche del Este».

En 1991 comienza «la era Volkswagen»

El Skoda Favorit supuso el último punto de inflexión en la marca.

8 fotos

Ampliar

El último cambio de manos hasta la fecha tuvo lugar en 1991 cuando Skoda pasó a estar integrada dentro del gigante Volkswagen. El Skoda Favorit tuvo mucho que ver en la decisión de compra por parte de Volkswagen, que vio claro el potencial de la compañía checa. Desde entonces, la compañía checa es una de las marcas con más empuje dentro del gigante alemán.

El siguiente reto de la marca es el de la electrificación, en el cual está dejando claro su empuje con modelos como el Skoda Citigo eléctrico, el Skoda Superb híbrido enchufable o el Skoda Enyaq.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche