Reportaje

Agosto: ¿el mejor mes para comprar un coche nuevo?

2 fotos

Ampliar

14 de agosto, 2019

Con la entrada en vigor de la prueba de emisiones en conducción real (RDE), los concesionarios tienen que dar salida, antes del próximo 1 de septiembre, a los vehículos que no cumplen la normativa. De esta manera, el mes de agosto sigue siendo el momento perfecto para comprar un coche nuevo.

En los meses de julio y agosto del pasado año, las ventas de coches nuevos experimentaron un espectacular crecimiento del 19,3% y del 50%, respectivamente. El motivo no fue otro que la entrada en vigor del nuevo ciclo de homologación de emisiones WLTP, que obligó a los concesionarios a deshacerse de decenas de miles de unidades, ya que a partir del 1 de septiembre no podrían venderlas.

La situación provocó, por una parte, atractivas ofertas comerciales y, por otro, un elevado número de automatriculaciones, creando así una interesante bolsa de vehículos de KM 0 para los meses siguientes. Pues bien, este año, con la entrada en vigor de la prueba de emisiones en conducción real (RDE, por sus siglas en inglés), vuelve a suceder lo mismo, convirtiendo agosto en el mes perfecto para comprar un coche nuevo.

Puede que te interese: ¿Es mejor un coche KM 0, un usado o uno nuevo?

El escenario es inmejorable, por tanto, para todos aquellos que estén buscando un coche nuevo, si bien es cierto que la oferta será menor que la del año pasado, ya que los fabricantes afrontan el cambio normativo en mejores condiciones. En este sentido, la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam) ha señalado que se darán “ofertas agresivas” para poder salida a los modelos que no cumplan con la nueva norma, aunque el ‘stock’ de vehículos será menor que el del año pasado.

La Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), por su parte, ha señalado  que la llegada del RDE va a suponer que los concesionarios tengan que automatricular unos 15.000 automóviles antes del 1 de septiembre, por lo que volverá a crear una “bolsa” de vehículos kilómetro cero, a los que los puntos de venta irán dando salida en los próximos meses a precios “muy atractivos”.

¿Qué es la prueba de emisiones en conducción real (RDE)?

La prueba RDE medirá las emisiones en condiciones de circulación reales.

1 fotos

Ampliar

La RDE, que se empezará a aplicar manera obligatoria a partir del 1 de septiembre para la homologación de turismos y furgonetas pequeñas, no sustituye al ciclo WLTP, lo complementa. El RDE mide las emisiones contaminantes como los óxidos de nitrógeno (NOx) y las partículas que emiten los automóviles mientras circulan por la carretera, por lo que no reemplaza a la prueba de laboratorio WLTP.

VÍDEO| Qué es el Adblue, cómo funciona y para qué sirve

De este modo, la prueba RDE supone que un automóvil monitorizado con un equipamiento de medición específico recorre, durante un tiempo determinado, una serie de vías públicas que cumplen unos requisitos (vías urbanas, interurbanas o autopistas) y en una amplia gama de condiciones (altitudes, cuestas, temperatura ambiente, tráfico, carga del vehículo, etc). El equipo específico instalado en el vehículo recopila datos para verificar que no se excedan los límites legislativos para contaminantes como el NOx.

Para superar los criterios del RDE, en términos de medición de emisiones de NOx, casi todos los vehículos diésel deben estar equipados con sistemas de reducción catalítica selectiva con Adblue (SCR) o Lean-NOx, entre otros, mientras que los modelos de gasolina de inyección directa pueden requerir filtros de partículas, lo que implica costes adicionales para los fabricantes y es posible que los coches más pequeños no puedan mantener sus precios actuales con dichas instalaciones.

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche