Reportaje

Adiós al Mitsubishi Montero: el final a 40 años de historia

21 fotos

Ampliar

20 de mayo, 2021

Presentado en 1981 y con un enorme éxito de ventas desde el primer momento, ya no hay sitio en el mercado para un producto como el Mitsubishi Montero, al menos así lo entiende la marca de los tres diamantes, que pone así punto y final a 40 años de historia.

En 1981 Mitsubishi presentaba un 4×4 que revolucionaría el mercado por sus cualidades. Hasta entonces, el mercado de los coches todo terreno estaba polarizado entre la mula del Land Rover Defender y los lujosos  y carísimos Range Rover. Al otro lado del charco había más variedad, pero aquí los Jeep que teníamos eran los que se iban jubilando de su servicio militar, la mayoría con motores Barreiros o Perkins. El Mitsubishi Montero llegaba con un interior muy atractivo y una carrocería de diseño también muy seductor y decorada con colores muy llamativos, nada que ver con lo conocido hasta ese momento.

Más ligero, juvenil y atractivo, el Mitsubishi llegó a nuestro mercado prácticamente sin rivales y se vendió como los caramelos en la puerta de un colegio. Hasta la llegada a Europa del Nissan Patrol en 1983 estuvo prácticamente solo campando a sus anchas y pronto se ganó una buena fama entre los aficionados.

El pasado mes de marzo Mitsubishi puso punto y final a esta historia de 40 años de buenos servicios al anunciar el lanzamiento de una serie limitada de 800 unidades del último Mitsubishi Montero, destinado a uno de sus mercados más incondicional, el australiano.

Seguro que muchos aficionados al 4×4 sienten como cada vez su campo está más acotado y con menos alternativas, otro auténtico 4×4 que desaparece del abanico de alternativas disponibles en el mercado, que vivió su máximo apogeo en los años noventa.

De Pajero a Montero: evitando bromas y generando otras

El nombre de Pajero se cambió para el mercado español para evitar bromas.

21 fotos

Ampliar

Lo cierto es que el modelo que nació en 1981 no fue el Mitsubishi Montero sino el Mitsubishi Pajero. Su nombre original no tenía nada de malo y hacía referencia a una de las clases de felinos, conocido como gato pajero, pero en algunos mercados de habla hispana se pensó que podría resultar malsonante. Por este motivo, y para evitar bromas como las que hay en Galicia con el Hyundai Kona o el Nissan Pixo, se tomó la decisión de que, para los mercados hispanoparlantes, el Pajero pasaría a llamarse Mitsubishi Montero.

Fuese una buena decisión o no, lo cierto es que a España llegaron decenas de miles de ejemplares que lucían orgullosos el nombre original de Pajero, que además estaba presente en varias partes del coche. El motivo es que la demanda de este modelo aquí era enorme, sobre todo por parte de los aficionados a la caza, de modo que se importaron muchísimos ejemplares desde otros mercados, obviamente, con su nombre original.

Te interesa: los peores nombres de coches

La decisión que no deja lugar a dudas sobre su acierto fue la del genial anuncio de televisión de la campaña publicitaria de Mitsubishi en 1994 en la que un paisano de esos de la España vaciada recibía en su casa, incomunicada del resto del mundo, a un hombre que había conseguido llegar hasta tan recóndito lugar. El anciano repetía con estupefacción las novedades de la sociedad española de la época con una entonación única y entrecortada: «y dice usted que ese Mateo que va vestido de Superman, persiguiendo a un exministro, casado con una china…» el anuncio acaba con una puñalada a la afición madridista de la época con un «y el Madrid, ¿qué?, otra vez campeón de Europa… ¿no?». El anuncio es tan bueno que se merece que te lo deje aquí para que lo disfrutes, aunque sólo los que hayan vivido esos años le encontrarán la gracia.

Adiós al Mitsubishi Montero: Galloper, una segunda vida

Hyundai dio sus primeros pasos comercializando como Galloper Exceed lo que en realidad era un Montero de la generación anterior.

21 fotos

Ampliar

El mencionado anuncio anterior hacía referencia a la segunda generación del Mitsubishi Montero que se había presentado en 1990 y se mantendría en venta hasta 1999. Esta nueva generación estrenaba una nueva plataforma completamente nueva que dejaba obsoleta a la primera, pese a que el primer Montero ya contaba con eje delantero de suspensión independiente, como el Lada Niva, frente a los ejes rígidos de los modelos de Land Rover o Jeep o el mismísimo Toyota Land Cruiser. Esto otorgaba al Montero una clara ventaja en comportamiento dinámico en carretera y un confort de viaje que lo diferenciaba de sus competidores en aquellos años.

Con la segunda generación del Mitsubishi Montero ya en el mercado, en lugar de tirar con todo, los de Mitsubishi llegaron a un acuerdo con Hyundai, que entonces era una marca casi recién nacida. La firma coreana podría comercializar los Mitsubishi Montero y Space Wagon que se habían quedado desfasados bajo una nueva marca, Galloper, como Exceed y Santamo respectivamente.

Aunque el Galloper Exceed era en realidad un Montero de 1981 maquillado, su precio era muy competitivo, claramente más económico que la segunda generación del Montero. Como, además, el primer Montero era un producto bastante bueno y también estábamos en los años dorados de los 4×4, las ventas del Galloper fueron bastante exitosas. Así fue como este todo terreno no sólo prestó buenos servicios a sus propietarios y a su fabricante, también ayudó a asentar los pilares de una marca que hoy está entre los cinco mayores del mundo, Hyundai.

Adiós al Mitsubishi Montero: un palmarés envidiable

El Montero acumuló grandes éxitos en ventas y también en competición.

21 fotos

Ampliar

Sin duda las cualidades del Montero fueron buenas desde su nacimiento y sus campañas publicitarias un éxito, pero también la competición aportó su granito de arena para que el Montero pronto se codease con rivales como el mismísimo Land Cruiser de Toyota. Mitsubishi apostó por la competición como catapulta publicitaria y la operación resultó ser otro acierto pleno para la marca. Sus victorias en los raids contribuyeron a forjar esa imagen de 4×4 excepcional del Montero.

El Mitsubishi Pajero/Montero es el automóvil que más victorias atesora en el París-Dakar, una de las carreras más duras y famosas del mundo. Su palmarés en este raid es formidable, con nada menos que trece victorias entre 1985 y 2007.

Adiós al Mitsubishi Montero: en venta desde 1999

La generación que hoy dice adiós en realidad lleva en el mercado desde 1999.

21 fotos

Ampliar

Con un mercado volcado en los SUV, cada vez más restricciones para circular por pistas forestales o incluso la prohibición en algunos países de que los 4×4 salgan en sus anuncios o fotografías promocionales sobre hierba o campo han hecho que el mundo de los 4×4 sea cada vez un mercado más cerrado y de nicho. Desarrollar un modelo para un mercado tan pequeño es muy costoso. Este es uno de los motivos por los cuales el actual Montero, aunque ha sufrido varios lavados de cara y actualizaciones, en realidad está cimentado sobre una plataforma desarrollada ya en 1999. Con más de veinte años encima, el actual Montero está claramente obsoleto, pero desarrollar una nueva generación sería demasiado caro para las ventas que podría tener.

En lugar de tomar una decisión como la de Land Rover de lanzar un Defender que en realidad sólo tiene como vínculo común con su antecesor el nombre, en Mitsubishi han pensado, al menos por ahora, que en lugar de lanzar un Montero al mercado que en realidad sea un SUV, mejor dejarlo aquí. Quien sabe si en un futuro vemos un Mitsubishi Montero Coupé, jugando al despiste como con el Eclipse Cross, pero la realidad es que, a día de hoy, la historia del Mitsubishi Montero es eso, historia.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche