Reportaje

Con estos accesorios puedes actualizar tu coche

9 fotos

Ampliar

26 de febrero, 2020

Si echas de menos algunos sistemas de última generación en tu coche, el mercado de accesorios puede ayudarte a actualizarlo. Te damos una lista de equipamientos modernos que podrás instalar sin necesidad de homologar y que pueden ser muy útiles.

Además de cambiar las llantas, o algún accesorio estético que rejuvenezca el aspecto de tu coche, también es posible instalar algunos accesorios que lo actualicen y añadan funciones propias de modelos más modernos. Sin tener que meternos en berenjenales de homologaciones o de complicadas instalaciones (como en el caso de las luces de marcha diurna o faros de largo alcance) que salgan más caras que cambiar de coche, éstos son algunas de esas cosas que son frecuentes en los más modernos y que pueden ayudar a que nos volvamos a enamorar de nuestro coche.

Bluetooth

El manos libres bluetooth es ya un básico.

9 fotos

Ampliar

 

 

Es un básico que, además, nos puede salvar de alguna multa. Los hay que se instalan complementando al equipo de sonido de nuestro coche, pero no suelen quedar bien estéticamente, ya que muchos de ellos añaden mandos y pantallas que no encajan en el resto del salpicadero del coche.

Salvo que tu modelo tenga un equipo de sonido integrado en el diseño del tablero, lo que suele quedar mejor es cambiar el propio equipo de sonido e instalar uno que ya disponga de Bluetooth, además, así ya aprovechamos y montamos uno que pueda reproducir mp3 u otros formatos de audio.

Los precios son muy variados, pero se pueden conseguir de buena calidad ya desde unos 100 euros y la instalación no suele llevar más de dos horas.

Android Auto y Apple Car Play

Existen muchos accesorios de audio que ya ofrecen Android Auto y Apple Car Play.

9 fotos

Ampliar

En la misma línea que el caso anterior, pero más avanzado. Los equipos de sonido que integran ya estos protocolos nos pueden ser muy útiles porque podremos sacar partido de las funciones prácticas del smartphone, como por ejemplo el asistente de Android o Siri (en el caso de Apple). Disponer de navegador y poder introducir una dirección o buscar una gasolinera sólo con decirlo, reproducir una canción concreta… es muy práctico.

Aquí hay que subir el listón un poco más, hasta unos 150 euros más o menos y, además suelen ser equipos en formato doble din, que no siempre son fáciles de integrar en el salpicadero de nuestro coche.

Sensor de lluvia

La instalación del sensor de lluvia es muy sencilla.

9 fotos

Ampliar

Seguramente es uno de los sistemas más prácticos, baratos y fáciles de instalar. Hay varias marcas, desde Waeco, Hella, Bosch… de primera calidad. Estos kits están compuestos de un sensor de infrarrojos que se adhiere en la cara interior del parabrisas y de un relé que sustituye al que trae el vehículo de fábrica. El sensor se conecta al relé con un cable y el relé va montado en el mismo zócalo que el original del coche, de modo que suelen ser kits que tendremos que buscar para nuestro modelo en concreto.

Con este sistema, en la posición del limpiaparabrisas de limpieza intermitente se activa y él solito adapta la frecuencia y la velocidad del barrido en función de la cantidad de lluvia. Funcionan muy bien, son fáciles de instalar y aportan mucho confort y seguridad.

Los hay disponibles desde apenas 80 euros de marcas de calidad.

Sensor de luz

Los sistemas de encendido automático de luces también son sencillos de instalar.

9 fotos

Ampliar

Los hay independientes y también en kits que integran también la función del sensor de lluvia. Son también muy sencillos de instalar y, además, en muchos de ellos podremos regular la sensibilidad para que enciendan las luces rápidamente en cuanto cae la luz ambiente o que sea necesaria más oscuridad.

En el caso de que simplemente sean sensores de luz, el precio está en el entorno de los 40 euros. Si queremos que vaya integrado con el sensor de lluvia, la cosa sube hasta alrededor de los 115 euros.

Sistema de control de presión de los neumáticos (TPMS)

Algunos sistemas, además de la presión, muestran la temperatura del neumático.

9 fotos

Ampliar

Este sistema también es fácil de instalar en cualquier automóvil, aunque para hacerlo tendremos que ir a un taller de neumáticos, ya que es necesario desmontar las ruedas del coche para instalar los sensores en las válvulas de inflado. Los sensores tienen sus propias baterías y la pantalla donde se muestra la información se instala en cualquier sitio del salpicadero del coche. Los hay que, además de la presión, indican también la temperatura del neumático.

El sistema TPMS (siglas inglesas de sistema de monitorización de la presión de los neumáticos) alarga la vida de los neumáticos, reduce el consumo y, además, aumenta la seguridad al detectar pérdidas de presión en alguna de las ruedas. Una presión incorrecta (sobre todo si es menor de la recomendada por el fabricante) aumenta el consumo, desgasta más el neumático y aumenta el riesgo de sufrir un reventón.

Intermitentes Comfort

Los intermitentes confort son muy prácticos.

9 fotos

Ampliar

Este tipo de intermitentes son muy frecuentes en los coches nuevos. Es un sistema que lo que hace es producir varios destellos (entre 3 y 5) simplemente con un leve toque a la palanca de los intermitentes, sin necesidad de enclavarlo en la posición en la que se quedan fijos. Es muy cómodo para señalizar las maniobras de cambio de carril en los adelantamientos, por ejemplo.

Necesitaremos unos conocimientos mínimos para instalarlos, ya que hay que localizar como mínimo 4 cables: un positivo de contacto, una masa y el de señal de las luces indicadoras del lado izquierdo y del lado derecho para intercalar este sistema electrónico en el circuito original del coche.

El precio del kit está en el entorno de los 25 euros y necesitarás una hora de mano de obra para instalarlo.

Head Up Display

Existen varios modelos de HUD universales.

9 fotos

Ampliar

Los proyectores que indican la velocidad del coche sobre el parabrisas los hay de varios tipos. Los más sencillos son una simple pegatina para poner en la cara interior del parabrisas y que refleje la pantalla del móvil en el cristal. Luego nos descargamos la app al móvil y simplemente lo que hacemos es ver la información que capta el móvil proyectada en el parabrisas.

Otros son algo más sofisticados y constan de una pantalla plegable que deberemos instalar en el salpicadero y que se conecta con el sensor de velocidad del coche o bien van por GPS para saber a qué velocidad nos movemos.

Los tienes desde apenas 50 euros.

Control de crucero

El control de crucero se puede instalar en casi cualquier modelo.

9 fotos

Ampliar

Este sistema ya es más caro y complicado de instalar. En algunos coches que lo ofrecían como opción, es tan sencillo como conseguir el mando en un desguace, montarlo en el coche y luego con una máquina de diagnosis recodificar el equipamiento del coche vía OBD.

También se puede instalar en coches que no lo montaban e incluso en modelos muy antiguos de carburación. La instalación de estos últimos es compleja porque deberemos instalar un sensor de velocidad electrónico que indice al dispositivo la velocidad del vehículo. Los kits los tienes desde unos 300 euros y la instalación lleva hasta 4 horas de trabajo.

Sensores de aparcamiento

Los sensores de aparcamiento requieren de varias horas de mano de obra para su instalación.

9 fotos

Ampliar

Aquí la variedad es casi infinita. Los hay que sólo emiten pitidos, que dan señales luminosas, que incluso indican la distancia al objeto… son muy fáciles de instalar en la mayoría de los coches. Simplemente hay que desmontar el paragolpes trasero para hacer la instalación de los sensores y conectar el cableado, que en algunos modelos es tan sencillo como conectarlo a las luces de marcha atrás.

Algunos kits no precisan ni siquiera de desmontar el paragolpes ya que se trata de un portamatrículas con dos sensores integrados en él. Montarlo es tan fácil como cambiar una matrícula, pero no son muy eficaces porque no «ven» las esquinas de los paragolpes traseros.

Cámara de marcha atrás

Hay muchos sistemas con cámaras de marcha atrás, algunos muy sencillos de instalar.

9 fotos

Ampliar

Aquí hay básicamente 3 opciones de sistemas. Los más cómodos son los que tienen un kit con un nuevo espejo retrovisor interior que tiene el display de la cámara integrado. En otros tendremos que montar un display aparte (no suelen quedar bien estéticamente) y por último, aquellos que aprovechan el display del propio equipo multimedia.

El display es lo más complicado de instalar. Las cámaras las hay de varios tipos, incluso con función infrarroja de visión nocturna y la mayoría son muy fáciles de instalar. En ese sentido, las más prácticas son las que vienen montadas en una especie de portamatrículas, aunque en estas debemos asegurarnos de que la cámara no tapa en absoluto a la matrícula.

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche