65 aniversario del carismático Renault 4/4

17 abril, 2017, modificada el 17 abril, 2018 por

Aunque la mayoría cree que fue el 600, el Renault 4/4 fue el primer utilitario (no micro-coche, como el Biscuter o el Goggomobil) que se fabricó en España y puso los cimientos de FASA. Dentro de unos meses cumplirá 60 años, pero sigue conservando todo su atractivo.

65 aniversario del carismático Renault 4/415

Fasa tiene mucho que celebrar: por un lado, el compromiso firmado por la firma francesa, que favorece a las plantas españolas de Renault y, por otro, el 60 aniversario del único automóvil protegido por el artículo 62.2 de la Ley 12/2002, de 11 de julio, que lo declara patrimonio de interés cultural: el Renault 4/4.

Hace poco, la firma del rombo celebraba el cumpleaños de dos modelos muy emblemáticos: el mítico Renault 5 y el espectacular Renault Alpine, así que hoy os contamos la historia del que fue el primer utilitario fabricado en España, ¡antes que el Seat 600!

En realidad, este pequeñín mofletudo nació con el nombre de Renault 4 CV en 1947, en Francia. Su nombre era todo un derroche de imaginación: su potencia fiscal en el país galo. Como anécdotas más llamativas están el hecho de que su puesta a punto final estuvo supervisada por Ferdinand Porsche, (trabajo que tuvo que hacer sin cobrar, como “castigo” por ayudar al régimen nazi con inventos como el temible Panzer Tiger VI o los Kubelwagen desarrollados a partir del Escarabajo) y que las primeras unidades lanzadas al mercado estaban pintadas en el color amarillo procedente de excedentes de pintura de las Afrika Korps.

Renault 4CV: antes que el Seat 600

60 aniversario Renault 4-415
Los primeros 4 CV eran del mismo color que los Afrika Korps.

No sería hasta 1953 cuando se iniciase su producción en España -de ahí los 60 años-, en la factoría de FASA-Renault (cuya primera piedra se puso un año antes); aquí, al igual que hicimos con la diosa francesa llamándola “Tiburón”, lo rebautizamos como Renault 4/4, debido a que en nuestro país su potencia fiscal ascendía a 7 CV, pero como era 4 puertas y 4 plazas, le quedó lo de cuatro-cuatro.

Pese a sus compactas dimensiones (3,63 m de largo, 1,43 m de ancho y 1,47 m de alto), era un coche bastante amplio, en parte gracias a su motor colocado en la parte trasera, que no robaba espacio a los ocupantes y permitía un maletero digno en la zona delantera. Un punto a su favor frente al Seat 600 era que disponía de 4 puertas que facilitaban mucho el acceso a un interior espartano, pero confortable para los estándares de la época.

Su esquema técnico era muy sencillo. Para ahorrar piezas como el árbol de transmisión o un largo tubo de escape, o evitar que las ruedas motrices tuviesen que articular la dirección, se colocó el motor y la caja de cambios en el eje trasero, como en el Escarabajo del “Dr. Porsche”. A diferencia de aquél, la refrigeración del Renault era por agua y no por aire.

Las ruedas eran muy originales: no tenían buje central. Básicamente, eran 4 aros metálicos atornillados a los tambores de freno; de ese modo reducían peso y material.

Renault 4CV: un diseño simpático y práctico

60 aniversario Renault 4-415
Las puertas delanteras eran tipo suicida.

Como no había un pesado motor sobre el eje delantero, aunque el Renault 4/4 no tenía dirección asistida, ésta se movía con relativa suavidad, algo a lo que también ayudaban sus estrechos neumáticos. Con 747 cc de cilindrada, el pequeño propulsor de 4 cilindros rendía 21 CV, suficientes para lanzar los 600 kg de peso hasta unos optimistas 90 km/h con una caja de cambios de sólo 3 relaciones.

Existían pequeñas diferencias entre los modelos fabricados en FASA-Valladolid y los franceses, como la forma de las lamas cromadas del frontal o la mayor cantidad de orificios en la parte trasera para mejorar la refrigeración. En España se cesó la producción en 1959, prolongándose hasta 1961 en algunos mercados: el Renault 4/4 es uno de los pocos coches europeos que incluso se llegó a fabricar en Japón, con la marca Hino.

Pese a su modesta potencia, el Renault 4CV no lo hizo mal en algunas competiciones de la época; fue gracias al trabajo de puesta a punto de un joven preparador llamado Gordini, que acabaría cediendo su apellido a la firma francesa.

En España supuso el inicio de una revolución: el salto de la Vespa o el Biscúter al primer coche serio que una incipiente clase media se podía permitir. Gracias a él, muchos de nuestros padres y abuelos aprendieron a conducir.

Lamentablemente, pese al éxito comercial que supuso en su día, el número de supervivientes no es muy extenso. Afortunadamente, se encontró el primero que salió por las puertas de Valladolid y se ha restaurado al detalle.

Tras el éxito que supuso para Volkswagen resucitar al Beetle, en Renault lanzaron en 1996 un concept claramente inspirado en el simpático 4/4 al que llamaron Fifties… ¿adivinas porqué?

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

5 Comentarios

pacífico 5 febrero, 2013

El artículo está bien a pesar de ciertos errores:

1. Ferdinand Porsche supervisó el 4cv cuando el diseño ya estaba finalizada, por presiones políticas del Gobierno francés y con la oposición de la dirección de la Regie Renault. Porsche estaba detenido en Francia acusado de colaborar en crímenes cometidos en la planta de Peugeot en Sochaux durante la ocupación. Finalmente fue liberado sin cargos.
2. El color del \”Africa Korps\” de los primeros modelos se ha citado por algunas fuentes. Pero es una leyenda no confirmada.
3. Las llantas del 4cv eran del tipo \”desmontable\” o de artillería, muy habituales en vehículos industriales de la época y en algunos turismos. Las ruedas si tienen buje.
4. Las lamas cromadas de los modelos de Fasa son iguales a las de los franceses.

Rubén Fidalgo 5 febrero, 2013

Muchas gracias por tu comentario, se ve que conoces bien el modelo. Efectivamente, como digo en el reportaje Porsche intervino sólo en la puesta a punto final del modelo, obligado por el gobierno francés por colaboracionista con el régimen nazi. De hecho, la familia Porsche realizó el proyecto de un coche de carreras para Cisitalia.
Respecto al color amarillo, en los tiempos de posguerra era algo bastante común aprovechar los restos de la única industria que había, la militar. El aluminio para los Land Rover, el color verde de los primeros Saab, las aletas de las vespas… aunque Renault no confirma el hecho, es bastante probable y como rumor, lo divulgan varios entusiastas y biógrafos de la marca, y también lo he oído en alguna reunión de cuatrocuatreros.
Efectivamente me he expresado muy mal al decir que las ruedas carecen de buje…

Rubén Fidalgo 5 febrero, 2013

cuando en ralidad son las llantas las que apenas son un aro con cinco puntos de contacto con el tambor de freno, de tipo artillería, muy buena puntualización, al igual que la referente a las lamas frontales, que dependen más del año de fabricación que del origen.
Muchas gracias por enriquecer este pequeño homenaje a este coche tan carismático.

pacífico 6 febrero, 2013

Hay alguna cosilla más:

El primer trabajo de Gordini para Renault fue sobre el Dauphine, no en el 4cv. En aquellos años Gordini ya era un veterano preparador que había trabajado para Fiat o Simca. E incluso había tenido su propia escudería de competición.
El Biscuter y la Vespa son coetáneos del 4/4, se empiezan a fabricar en España en el mismo año. El concepto de clase media para comprar un coche no existía. Muy pocos podían tener uno, aunque fuera un utilitario como un 4/4. Si es cierto que de segunda y tercera mano sirvieron para iniciar a muchos conductores, mi padre entre ellos.
Y por último el Beetle “resucitó” en el 98, después de este concept inspirado en el 4cv. Aunque si es cierto que VW había lanzado otro concept inspirado en el Escarabajo en el 94.
Soy un friki del 4/4, y además tengo la suerte de poder disfrutar de uno. Me encanta.
Gracias por el artículo Rubén.

Rubén Fidalgo 6 febrero, 2013

Gracias a ti, y enhorabuena por poder disfrutar de un 4/4, siempre me ha gustado mucho ese modelo, en la familia hubo dos, idénticos, de color verde turquesa clarito… por desgracia antes de que yo naciese ya se habían deshecho de ellos, aunque tengo fotos muy curiosas, algunas en el taller de mi tío, que en breve publicaré en mi blog. Un saludo.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba