5 razones para no fiarse ciegamente de los navegadores GPS

30 Julio, 2015, modificada el 7 Agosto, 2015 por

El accidente de autobús de Lille parece haber tenido su causa en un exceso de confianza del conductor hacia este dispositivo. Te damos una serie de consejos para que no te ocurra a ti.

5 razones para no fiarse ciegamente de los navegadores GPS1

Como todos los sistemas y tecnologías que  ayudan en la conducción, el navegador es un apoyo muy útil para los desplazamientos y viajes a zonas poco conocidas. Eso no debe significar una dejación de funciones por parte del conductor, el auténtico responsable de que el vehículo llegue a su destino con sus ocupantes sanos y salvos. Autocasion.com alerta de 5 razones por las que no hay que fiarse ciegamente de un navegador GPS:

1.-El propio navegador delega la responsabilidad en el conductor

Antes de empezar a funcionar, todos los navegadores muestran una pantalla con el siguiente mensaje: “Respete las normas de tráfico. El uso del sistema es su responsabilidad y no debe distraer su atención de la carretera, tráfico o de las condiciones atmosféricas. Consulte el manual de usuario para obtener más información. Confirmar”.

El consejo de Autocasion.com: Ayúdate del navegador, pero no ciegamente.

2.-.Las instrucciones de los navegadores pueden no ser comprensibles

Aunque las máquinas, por lo general, no se equivocan, a veces su forma de expresarse no es muy comprensible. Las traducciones realizadas por las “voces” de ciertos navegadores  ordenan cosas como “gire en cincocientos metros” o “gire en ángulo oblicuo” o algunas otras expresiones que, llegado el caso, pueden confundir al conductor y hacerle tomar una decisión equivocada.

El consejo de Autocasion.com: Si no entiendes la instrucción, no la sigas, haz caso de tu sentido común.

3.-La cartografía del navegador puede no estar actualizada

Las calles y carreteras cambian con frecuencia y la cartografía del navegador se va quedando obsoleta. Si no se actualiza, el sistema acabará guiándonos por calles de sentido prohibido, indicará que estamos circulando “fuera de carretera” o no sabrá que a pocos metros hay una glorieta.

El consejo de Autocasion.com: Mantén actualizada la cartografía de tu navegador, aunque tenga un sobrecoste y requiera tu atención y tu tiempo.

4.-El destino puede haberse insertado mal

Cuidado: existen muchas ciudades y pueblos con el mismo nombre. En Galicia, por ejemplo, hay 4 lugares que se llaman Vigo y están en distintas provincias. Puede que incluso el nombre de la calle a la que uno se dirige exista en varias de esas ciudades con topónimos idénticos. Si el número de kilómetros del recorrido difiere mucho de los previstos, puede deberse a esta causa.

El consejo de Autocasion.com: Asegúrate de que el destino seleccionado es el correcto y  que la ruta te lleva adónde realmente quieres ir.

5.-La carretera puede tener condiciones especiales o variaciones temporales

Una vía puede sufrir modificaciones temporales por múltiples causas: una tromba de agua puede inundar la calzada y estar cortada; unas obras obligan a una desviación hasta su terminación; un evento deportivo provoca el corte de una calle… El navegador no verá esas condiciones especiales e indicará una ruta errónea en ese momento.

El consejo de Autocasion.com: Anticípate siempre y mantén tu atención a lo que ocurre en el trayecto que estás recorriendo.

Te puede interesar...

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba