Reportaje

5 cosas a evitar cuando compras un coche de segunda mano

Ampliar

03 de julio, 2020

A la hora de comprar un coche de segunda mano hay una serie de consejos que siempre nos ayudarán a hacer la elección correcta. Estos cinco son clave para que no caigas en una encerrona y son muy fáciles de seguir a rajatabla.

Hay infinidad de consejos muy útiles y específicos para comprar un buen coche usado, algunos son muy técnicos y sólo les pueden sacar partido aquellos que tengan unos mínimos conocimientos de mecánica para detectar posibles engaños. Otros son meramente económicos, esa «voz de la conciencia» que nos recomendaría no dejarnos seducir por cochazos baratísimos pero que luego no vamos a poder mantener… pero estos cinco consejos que damos aquí tienen otra finalidad.

Te interesa: Qué revisar en un coche de segunda mano

Te vamos a decir 5 cosas que debes evitar y que, si las sigues a rajatabla, harán que la probabilidad de que te engañen y te den gato por liebre al comprar un coche de segunda mano se reduzcan drásticamente. Sí, ya lo sé, también es posible que dejemos escapar un verdadero chollo por ser tan desconfiados, pero, seamos honestos, es mucho más probable que dejemos de comprar un pozo sin fondo que el coche de nuestra vida.

Como si se tratase de los siete pecados capitales, aquí vamos a enumerar 5 cosas que nos salvarán de un penoso calvario.

La ansiedad: peligrosa y evidente

Lo primero que te dirá cualquiera que esté acostumbrado a comprar y vender cualquier cosa es que es básico no tener prisa. La ansiedad por comprar algo se nota mucho más de lo que nos imaginamos y eso nos debilita porque el vendedor con un mínimo de sensibilidad lo detecta y será más tozudo en la negociación. Además de que, si el vendedor se da cuenta de que ansiamos ese coche, nos va apretar más en las condiciones. La ansiedad siempre nos lleva a tomar decisiones erróneas y a pasar por alto cosas que sin esa prisa no se nos escaparían. Salvo que busquemos un vehículo muy concreto, el mar está lleno de peces. Realmente no hay ninguna urgencia en comprar y, si no es éste, será otro. No seas un culo inquieto y medita la decisión.

Los anuncios con fotos con el coche mojado

Un truco bastante frecuente para anunciar el coche y que parezca más brillante es hacerle las fotos recién lavado y con la pintura todavía mojada. Esto hace que parezca mucho más brillante y, especialmente en los coches de color rojo y metalizados, va a enmascarar problemas y defectos en la pintura.

Es posible que el anuncio que estemos viendo simplemente haya hecho las fotos nada más lavarlo con absoluta inocencia y desconocimiento, pero hay muchos casos en los que ese descuido es intencionado. Si el coche que vemos anunciado está en nuestra misma ciudad y no nos supone ningún gasto extra ni trastorno el ir a verlo, podemos ir a comprobarlo y así salimos de dudas. Sin embargo, si el coche está a varios kilómetros y tenemos que viajar para verlo, mi consejo es que lo descartemos. Es más probable que lo que nos encontremos al final del viaje sea un coche rojo quemado por el sol o con la laca desconchada que un rubí.

Los historiales de coches sin pruebas

Otro clásico es el anuncio del coche que tiene 10 años y medio millón de kilómetros pero «el motor es nuevo con 60.000 km», o el que te dice que te vende el coche con todas las revisiones pasadas, el libro de mantenimiento sellado o el que le cambió la correa de la distribución la semana pasada. Bien, todo eso puede ser verdad, pero si no tiene una factura que lo demuestre, mi consejo es también que te olvides. El libro de mantenimiento lo puede sellar cualquiera y el motor se puede lavar y que parezca nuevo o que en realidad le hayan montado un motor de desguace después de reventar el suyo y que esté también «a punto de caramelo».

Sí, también se puede tomar uno la molestia de falsificar facturas, pero aunque los estafadores son muy listos, la mayoría son también muy vagos y no suelen tomarse esa molestia. Todo lo que te digan que le han hecho al coche tienen que poder demostrártelo.

El truco de la ITV recién pasada

Esta afirmación tan tajante es muy probable que resulte polémica, pero es una realidad que hay formas de que un coche en mal estado pase una ITV y tenga su pegatina perfectamente legal en el parabrisas y el sello en la ficha técnica. Que un coche tenga la ITV aprobada con sobresaliente no debe garantizarnos absolutamente nada como compradores. Si no tenemos conocimientos técnicos debemos apoyarnos en alguien que los tenga para que vea el coche y verifique su estado real.

Si hay duda, es que no hay duda

Esta es una máxima que no está nada mal que apliquemos en todo lo que podamos a lo largo de nuestra vida. Si hay duda, es que no hay duda. Si durante el trato con el vendedor hemos tenido la más mínima sensación de que algo no encajaba, nos da mala espina el vendedor, o el coche, o la historia que nos cuenta nos parece extaña… cualquier detalle que nos haga tener la más mínima duda, mejor déjalo pasar. Aquí vuelvo a recordarte lo que comentaba en el primer consejo. Salvo que busquemos un unicornio, hay millones de coches a la venta de segunda mano. Si uno te despierta la más mínima sospecha, es mejor pasar al siguiente.

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche