Reportaje

5 coches que salvaron a sus marcas

Ampliar

04 de junio, 2020

Estos cinco modelos han sido clave en sus marcas para mantenerlas vivas. Su éxito de ventas saneó sus cuentas y permitieron que otros continuasen vendiéndose. El Porsche 911 se lo debe todo al Boxster, por ejemplo.

Aunque con cada lanzamiento las marcas esperan los mejores resultados de su nueva criatura, hay coches que llegan en un momento decisivo, a veces para bien y a veces para mal. En el caso de nuestros protagonistas, estos 5 coches salvaron a sus marcas en el instante preciso, algunos contra todo pronóstico.

Tal vez no sean los mejores, ni los más bonitos, ni los más rápidos, pero estos modelos han permitido que sí hayamos podido disfrutar, por ejemplo, del nuevo Porsche 911 Turbo, del Nissan GT-R, etc.

Porsche Boxster: el milagro que necesitaban

La primera generación del Boxster fue un salvavidas.

1 fotos

Ampliar

Muchos creen que el coche que salvó a Porsche fue el Cayenne, presentado en 2002, pero se equivocan. En efecto, el Cayenne hizo rica a la marca vendiéndose como rosquillas con unos márgenes de beneficio de auténtico récord, pero el modelo que salvó a Porsche fue el Boxster presentado en 1996.

Puede que te interese: 10 coches que arruinaron a sus marcas

Justo antes del lanzamiento del primer Boxster hace casi 25 años, Porsche atravesaba uno de sus momentos más complicados. Todos los intentos de la marca por lanzar al mercado un coche que se vendiese bien y proporcionase beneficios eran rechazados. Parecía que nada que no fuese un Porsche 911 acababa de ser aceptado por el público y la compañía no podía vivir sólo del 911. Para colmo de males, la generación vigente del «nueveonce» en aquel momento era la 993, una de las menos rentables por su relación coste/beneficio. Demasiado caro de fabricar para el precio en el que se vendía entonces.

Ni el 928, ni el 944 Turbo, ni el 968… ninguno se vendió suficientemente bien como para proporcionar a la marca suficientes beneficios… ninguno hasta el Boxster 986.

Nada más salir al mercado, el Boxster empezó con un excelente ritmo de ventas y todavía mejoraron más cuando se presentó el 911 de la generación 996. Hay quien dice que la jugada maestra de Wendelin Wiedeking, responsable de la marca en aquel momento, fue lanzar la generación del Porsche 911 denominada 996 con un diseño tan feo que hacía bonito al Boxster y así el 911 dejó de ensombrecer a sus hermanos.

Sea como fuere, el Porsche Boxster fue un éxito comercial, dejaba mucho margen a la marca y a sus concesionarios y consiguió sanear unas cuentas que flaqueaban y poner a Porsche en el buen camino financiero.

VW Golf: por fin un heredero

El primer Golf salvó a VW de una muerte casi segura.

1 fotos

Ampliar

En los años sesenta Volkswagen ya era consciente de que no podía seguir sobreviviendo con un único modelo en su catálogo. Para colmo, el Escarabajo no era el adalid de la modernidad, así que en Wolfsburg temían el día que el mercado le diese la espalda a su único producto.

Para evitar el riesgo, los de VW empezaron a presentar diferentes alternativas como las berlinas Typ 3 o, ya a finales de la década, los Typ 4. Ninguno de los intentos funcionó comercialmente, el mercado los veía obsoletos con sus motores traseros refrigerados por aire y sin la gracia ni el carisma del «Escarabajo».

10 coches más conocidos por su apodo: de la vagina a la cucaracha

Apurados por la situación, lanzaron al mercado su primer modelo de tracción delantera con motor refrigerado por agua, el VW K-70, que en realidad era un proyecto de NSU, recientemente absorbida por Volkswagen, pero aunque logró colocarse como candidato a coche del año, fue un desastre en ventas.

La situación era cada vez más desesperada, hasta que en 1974 llegó el milagro: el VW Golf. El diseño de Giugiaro fue un gol por la escuadra y el mercado lo acogió con un éxito de ventas rotundo. Casi ya en la prórroga, los de Volkswagen ganaban el partido por goleada a punto de darlo por perdido.

Fiat 500: el abuelo al rescate

El Fiat 500 ha salvado a Fiat dos veces.

1 fotos

Ampliar

La historia del Fiat 500 es justo la contraria a las dos anteriores. Tanto Porsche como VW estaban sufriendo para encontrar un producto que no quedase ensombrecido por el protagonismo de su modelo principal. Fiat, en cambio, languidecía en el mercado con varios modelos que no llegaban a las cifras de ventas necesarias y que, además de venderse escasamente, dejaban poco margen.

De repente, en 2007 presentan el nuevo Fiat 500, un utilitario coqueto y de diseño retro pero con un toque chic que lo convertía en un coche de capricho. No sólo se vendió como la espuma, también dejaba buenos márgenes de beneficio y la fórmula fue tan exitosa que el Fiat 500 acabó por arrasar con el resto de modelos y convertirse en la referencia que marcaría la línea de estilo de todo lo demás.

Trece años después de su lanzamiento, la marca italiana sigue dependiendo casi exclusivamente del Fiat 500, una situación que no se sostendrá por mucho más tiempo.

Volvo 850: una nueva era para Volvo

El Volvo 850 T5 R tenía unas prestaciones tan buenas como su sonido.

1 fotos

Ampliar

En 1991 la gama de Volvo tenía modelos de una calidad excepcional, pero desfasados conceptualmente, sobre todo sus berlinas. Todo esto cambiaría en 1992 con la llegada al mercado del Volvo 850, un coche que suponía una revolución en la marca y se convertía en su primer modelo de gama alta con tracción delantera y en el primer coche del mundo con un motor de 5 cilindros transversal.

El Volvo 850 añadía de esta manera a los elevados estándares de seguridad pasiva de Volvo una mayor seguridad activa gracias a un comportamiento dinámico mucho más seguro. También introducía conceptos revolucionarios como el SIPS (siglas inglesas de sistema de protección contra impactos laterales), que ponían al Volvo 850 a la cabeza de los coches más seguros del mundo.

Aunque mantenía los trazos rectilíneos de la marca, el Volvo 850 también fue suavizando la silueta de las berlinas suecas y el público lo acogió de buen gusto.

Las versiones sobrealimentadas del motor de 5 cilindros proporcionaban unas excelentes prestaciones y el Volvo 850 se convirtió en el primer modelo de una nueva era para la marca, que vivió con este modelo una de sus mejores épocas.

Nissan Qashqai: un éxito con riesgo

El Nissan Qashqai revolucionó el mercado e hizo explotar la moda SUV.

1 fotos

Ampliar

El Nissan Qashqai fue una sorpresa incluso para los supuestos gurús del automóvil, que tras su presentación lanzaron duras críticas contra un coche que no entendían. Sin embargo, lo que los expertos veían como un extraño mestizaje, un coche que no era ni un compacto ni un todo terreno, que tampoco era un monovolumen… dio de lleno en la diana en cuanto a las necesidades del público final.

Desde su lanzamiento, el Nissan Qashqai fue un auténtico boom de ventas, algo que cogió por sorpresa incluso a sus rivales, que tardaron en reaccionar y dejaron todavía más abiertas las puertas para que el Qashqai les robase a los clientes de sus propias casas.

El éxito de ventas del Qashqai hizo que pasase de ser prácticamente el único modelo de esas características en el mercado a inaugurar una nueva categoría de coches, la que más ha crecido desde entonces.

El peligro de un éxito semejante es el que hemos visto en los primeros ejemplos: que la sombra del Qashqai es tan grande que apenas deja crecer la hierba bajo ella. Modelos formidables de Nissan como el Pulsar han pasado sin pena ni gloria por el mercado y la rentabilidad de la marca prácticamente depende de un único modelo, algo que VW y Porsche saben muy bien que es peligrosísimo.

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche