4 maniobras –espectaculares- que hacen los escoltas

4 maniobras –espectaculares- que hacen los escoltas

23 febrero, 2017

En el peligroso y complicado mundo de los escoltas, hay ciertas maniobras que hacer con el coche para salvar a la persona que protegen, en Autocasión te explicamos cómo se hacen las 4 más espectaculares.

Estas 4 maniobras –espectaculares- que hacen los escoltas son usadas cuando no queda más remedio y se emplean como evasión o como ofensiva. Se ha de tener muy en cuenta el peso del coche, sobre todo en las ofensivas, como desestabilizar o embestir.

Trompo o vuelta California

Ante una calle bloqueada y marchando de frente, daremos la vuelta rápidamente girando el volante y tirando del freno de mano –si es de los tradicionales y no eléctrico-. De esta manera, bloqueamos las ruedas traseras, que derrapan y hacen girar al coche 180º.  No se debe hacer a alta velocidad, porque corremos el riesgo de hacer volcar al coche.

La maniobra del trompo en vídeo

Bandolera o maniobra del contrabandista

La vuelta bandolera (conocida popularmente como la maniobra del contrabandista o giro en “J”) es para dar un giro de 180 grados, poniendo el coche en dirección contraria a la que llevaba; de marcha atrás a adelante. Si tienes más de treinta años la abrás visto en casi cada episodio de “El Coche Fantástico”, pues es como Kitt se bajaba del camión de “La Fundación Para la Ley y el Orden”. Para realizarla, meteremos la marcha atrás y ganaremos velocidad; para darle la vuelta al coche, giraremos rápidamente el volante y frenaremos con fuerza. De esta manera hacemos derrapar al tren delantero y, así, el coche girará.

La maniobra del contrabandista en vídeo:

Desestabilizar en marcha

Los escoltas golpean lateralmente la parte trasera de un coche para que derrape y pierda el control.
Los escoltas golpean lateralmente la parte trasera de un coche para que derrape y pierda el control.
Ampliar

Para sacar a otro coche de la carretera o para hacerle perder la estabilidad y que derrape, nos situaremos a la altura del maletero y posaremos nuestra aleta contra la suya. Girando el volante golpearemos lateralmente el coche provocando que sus ruedas traseras derrapen y el conductor pierda el control del coche.

Embestir

Si encontramos la carretera bloqueada por un coche atravesado, deberemos embestirle a la altura de las ruedas, no de las puertas. Aceleraremos con decisión y, en el momento del impacto, frenaremos para hundir nuestro coche y levantar el otro. Lo golpearemos a la altura de las ruedas porque es una zona “blanda” y porque podemos hacer pivotar al coche sobre el eje contrario al que golpeemos.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba