24 Horas Ford 2016: la solidaridad va sobre ruedas

27 junio, 2016 por

La edición de 2016 de la carrera Ford de 24 Horas, ha traído como vencedor al equipo del Grupo V, que colaboraba con AFEM, con 542 vueltas; el segundo puesto fue conseguido por los integrantes de El Mundo y la Fundación Madrina -540 vueltas-; mientras que la tercera posición, con 537 vueltas, fue meritoria de La Razón y la Fundación Pablo Horstmann. Autocasion.com finalizó en 8ª posición, con 529 vueltas. Pero, ¿cómo fue la carrera?

24 Horas Ford 2016: la solidaridad va sobre ruedas14

Pasadas 24 horas del banderazo final de las “24 Horas Ford”, ya no pienso en qué pudimos haber hecho mejor o peor, qué podríamos cambiar o mejorar… o qué cara se me quedó cuando el coche se quedó sin gasolina a 3 curvas del final. Pienso en Mar Cogollos, alma máter de Aesleme, y en los 5.000 euros que conseguimos que ganara para mejorar la labor de su asociación.

Vuelvo de votar para las Elecciones Generales y el Senado y no quería dejar pasar más tiempo para escribir la experiencia de haber participado el décimo tercera edición de las “24 Horas solidarias Ford”, representando a Autocasion.com. Sí, trabajo en domingo, como tantos otros españoles. Sí, por el mismo sueldo. No, claro que no os voy a decir a quién he votado.

Bueno, que me “voy” del tema. Tras 13 años celebrándose, no hace falta mucha presentación: Ford –en cooperación con otros “socios” como Continental-, organiza una carrera de 24 horas de duración en la que une a medios de comunicación, famosos y ONGs y hace una carrera en la que los premios se los llevan éstas últimas. Concretamente, los premios en metálico. Para mi, el premio es haber participado.

Después de guardar en un caja mi lado más competitivo, es una verdadera satisfacción unirme a un equipo para tratar de, haciendo algo que me gusta, ayudar a otras personas. Como Autocasion.com pertenece al Grupo Vocento, y el representante de Vocento en la carrera es el periódico del Grupo -ABC-, me integran en el Equipo de ABC.

Arranquen sus motores

Vista General del Pit Lane14
Vista General del Pit Lane

La carrera empieza el viernes a las 17h. Todos los equipos tenemos todos lo mismo. La igualdad es máxima: el mismo número de pilotos, la misma cantidad de gasolina, misma cantidad de neumáticos… todos los apartados técnicos son iguales para todos. El coche, claro está, también. En esta edición, ha sido con un Ford Fiesta ST de estricta serie porque Ford siempre ha querido vincular su evento con un nuevo lanzamiento y, en este caso, el pequeño utilitario deportivo ha sido el elegido. Eso sí, por necesidades de producción, ha sido con el motor de 182 CV y no con el de 200, que es el que se vende ahora.

Nos organizamos a las órdenes de nuestro jefe de equipo, Alfonso Peralvo “Sito”, un piloto de carreras de motos con especial sensibilidad para entender “dónde estamos metidos”, una persona metódica y con instinto para la competición y, a la sazón, un gran tipo. Confiando absolutamente en  Sito salimos a carrera. No sé si sabéis algo de carreras de resistencia… yo no soy un erudito pero he participado en algunas y os puedo decir una cosa: pasa de todo. Desde que se te olvide llevar agua en el coche, hasta que te salgas y te tengan que ir a rescatar. Pasando porque la manguera del repostaje falle, los neumáticos duren menos de lo esperado, no consigas dormir, calcules mal la gasolina… el problema no es que sean muchas cosas las que hay que cuidar, que también, el problema es que hay que cuidarlas durante mucho tiempo.

Nosotros partimos de la primera posición porque hubo un concurso, organizado por Continental. AESLEME hizo un trabajo brutal en redes sociales y consiguió 1.000 euros y que “su coche” saliera en la primera posición. Uno de nuestros “famosos a bordo”, como yo los llamo, fue Fonsi Nieto. Ellos también conducen y nada mejor que contar con un piloto de carreras para que nos haga la salida. Conduce media hora, deja nuestro coche en primera posición y quiero hacer una reseña: se va a su casa, porque su compromiso con nosotros ha acabado, y no para de apoyarnos, preguntarnos, ofrecernos su ayuda y darnos ánimos durante las 24 horas restantes de carrera.

Mismas condiciones técnicas

Mar Cogollos de Aesleme14
Mar Cogollos de Aesleme

En las 24 Horas Ford, los equipos tenemos una cantidad estipulada de combustible, 240 litros, concretamente, 4 neumáticos nuevos puestos en el coche y 4 más para cambios y un gran reto por delante. Lo que hay que conseguir es dar el mayor número de vueltas desde las 5 de la tarde del viernes a las 5 de la tarde del sábado. Durante la carrera mantenemos el coche en primera posición, después bajamos a la cuarta, tuvimos una salida de pista y caímos a la última, recuperamos lo perdido y nos ponemos quintos pero, durante la noche, caemos a la décima posición y poco podemos hacer porque, ya por la mañana, los equipos de cabeza van muy por delante.

Aún así, remontamos y nos colocamos en la séptima plaza, lo que suponía una mayor cantidad de dinero de premio para AESLEME y así convinimos: hay que mantenerse séptimos.

Llega la última hora de carrera y el que escribe sale a pista. Tenemos problemas para saber, exactamente, con qué cantidad de combustible contamos pero todo indica que tenemos suficiente. Empiezo con ritmo medio pero lo subo porque, por teléfono, me indican que podemos conseguir la sexta plaza y, de esta manera, ganar más dinero para la asociación. A la media hora, y tras 4 ó 5 vueltas a ritmo elevado, recibo una nueva llamada que me indica lo contrario. Corre, si quieres, me dice, pero no hace falta porque no vamos a poder alcanzar a los sextos. ¿Cómo vas de combustible?, me preguntan. La aguja está “clavada” en la zona roja, contesto, es como si el coche no estuviera arrancado. Vale, mejor no corras, no vamos a conseguir nada corriendo más, vamos a acabar la carrera. De acuerdo, contesto, pero no dejéis de hablarme que ir a 80 km/h en el circuito del Jarama es muy aburrido.

Continuamos la carrera y el ritmo baja muchísimo, yo voy como de paseo por el circuito, nos hacemos fotos pasando por meta, saludamos y nos reímos a falta de un par de vueltas. Ya estamos cansados y, con el miedo de no saber cuánto combustible tenemos, todos bajamos mucho la velocidad para consumir menos. Llega la última vuelta y nueva llamada. Nacho, venga, que ya llegamos, ¿qué tal vas? ¡Me están adelantando hasta los caracoles pero ya llego!, contesto.

Tres curvas antes de la línea de meta, el coche se para.  No hay gasolina. Arranca lo justo como para hacerme creer que puede continuar, y vuelve a pararse. ¡¡No!! ¡¡No puede ser!! ¡¡No me joddddd******!!! Es como estar ligando toda la tarde con una chica y que, en el momento de la verdad, se vaya con tu mejor amigo. Adiós a acabar la carrera. Hola, decepción. Pena no haber llevado el móvil para hacerme un “selfie” en ese momento, la pondrían en la diccionario al lado de la definición de “gil******”

Qué sensación tan amarga. ¡Menos mal que mantuvimos nuestra posición, el premio llegó a AESLEME, hemos aprendido de los errores y lo importante es participar! Pero, junto a la enorme satisfacción de haber participado y ayudado, guardaré una frase: “hasta bandera, todo es carrera”.

Te puede interesar...

Nacho Torres

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba