10 normas para circular correctamente en una rotonda

10 normas para circular correctamente en una rotonda

Uno de los elementos más cotidianos del día a día de la conducción urbana son las rotondas. Pero… ¿sabemos utilizarlas bien? Te animo a seguir leyendo y hacer un ejercicio de conciencia una vez consultes nuestro decálogo de consejos para el buen uso de las mismas.

Las rotondas son el pan nuestro de cada día para quienes conducimos y, seamos sinceros, la mayoría no tenemos una idea clara de cómo comportarnos en ellas. De hecho, ése ha sido el principal motivo por el que están proliferando las llamadas “turbo rotondas”, en las que los carriles son específicos para tomar una determinada salida y no podemos cruzarlos por cualquier sitio.

Aunque cada vez hay más turbo rotondas, todavía son mayoría las convencionales, en las que solemos utilizar mal los carriles y seguimos sin tener claros algunos conceptos como, por ejemplo, quién tiene la prioridad. Pues bien, nosotros vamos a darte un decálogo que te salvará de más de un susto y te ayudará a respetar a los demás conductores.

10 normas para circular correctamente en una rotonda

Cómo circular correctamente en una rotonda.
Aquí tienes las normas básicas para usar bien una rotonda.
Ampliar

Además del gráfico anterior, no está de más que tengamos en cuenta este sencillo decálogo para evitar problemas al circular en una rotonda.

  1. La preferencia en una rotonda es siempre de los vehículos que están dentro de ella. Al entrar en ella siempre cederemos el paso.
  2. Nunca tomes una salida de la rotonda desde el carril interior. Siempre debemos situarnos con antelación suficiente en el carril derecho.
  3. La incorporación a la rotonda debe realizarse siempre en el carril de la derecha.
  4. Si vas recto, no utilices la rotonda como una intersección en cruz, es lo más peligroso. Nunca deben cruzarse carriles.
  5. Si vamos a salir de una rotonda por la primera salida a la derecha o recto, nos situaremos preferentemente en el carril de la derecha. Si por el contrario vamos a salir por el carril de la izquierda o vamos realizar un giro de 360 grados (cambio de sentido), entraremos siempre por el carril de la derecha y nos incorporaremos al carril de la izquierda paulatinamente y volveremos a la derecha, también con precaución, para la salida.
  6. El intermitente debemos accionarlo para indicar nuestra salida de la rotonda o para señalar nuestro cambio de carril dentro de la rotonda. No lo utilizaremos para indicar que seguimos recto o continuamos en la rotonda.
  7. Si circulamos por el carril derecho en una rotonda y vemos un vehículo que quiere incorporarse a ella, no es obligatorio desplazarse al carril central o interior, aunque en la medida de lo posible debemos facilitar la incorporación de otros vehículos.
  8. En una calle con dos o más carriles, debemos situarnos en el carril más apropiado a nuestra intención de circular. Si vamos a salir por la primera salida a la derecha, nos situaremos en el carril más a la derecha, mientras que, si salimos rectos o por la izquierda, nos posicionaremos en un carril a la izquierda para ir tan pronto como nos sea posible al carril de la izquierda o interior de la glorieta.
  9. Recuerda que, en zonas urbanas, las salidas y entradas en las rotondas suelen tener pasos de peatones y que pueden estar cruzando peatones, que siempre tienen la preferencia.
  10. Cuando circulamos en una rotonda y vemos a un vehículo pesado o un autobús,  debemos pensar que necesitan más espacio para maniobrar y pueden requerir más espacio para salir o entrar en una rotonda.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

Modesto Carrasco rodríguez 10 noviembre, 2016

La norma 5 se contradice con la norma 8, al entrar en una glorieta nos incorporamos al carril más apropiado a nuestra intención de circular (norma 8) y no por el carril de la derecha (norma 5).

Alejandro 22 marzo, 2018

Es tan frecuente que la gente se incorpore en el carril central y que luego salga en perpendicular (y sin intermitente, claro) a la salida, que no sé si la solución está en carril único en las rotondas pequeñas. Porque en las rotondas de circulación (dos carriles en una avenida de dos carriles) lo “normal” sería que quien ocupa el izquierdo siga la parte próxima al centro, y el que ocupa el derecho siga en su carril, cerca del lado derecho; y no. Eso no se produce. El que circula por la derecha, “traza” y el que circula en paralelo (evidencian ambos seguir la línea de la avenida por ser el tráfico mayoritario) por la parte izquierda, o se come el jardín o deja pasar al que abandonó el carril derecho para retornar a él. Pasa lo mismo en las curvas de ciudad de avenidas de varios carriles, en que sorprendentemente dejan de estar pintadas las rayas, siendo que los vehículos con un sentido del carril más bien limitado, se dedican a invadir los espacios de los demás, siempre cerrándose en la curva. (a grandes velocidades se entiende, a 50 km/h, no). En fin, que la prueba de conducción no comprende ni el circular por una rotonda, ni el sentido común. Menos de solidaridad con los demás conductores. Y eso hay quien lo tiene, y hay quien nunca lo aprenderá aunque se lo enseñen.

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba