Reportaje

10 curiosidades de Alfa Romeo que no te esperabas

14 fotos

Ampliar

23 de marzo, 2020

Alfa Romeo es una de las marcas más antiguas y también de las que tiene un pasado más épico. Te contamos diez curiosidades que seguramente no conocías sobre ella.

Alfa Romeo está de aniversario este año al celebrar su 110 cumpleaños y estaban previstos varios eventos y homenajes. Como toca quedarse en casa, es un buen momento para sorprender con algunas anécdotas sobre modelos que no son muy conocidos y, de paso, admirar la belleza de muchos de ellos.

Con uno de los pasados más gloriosos de la industria del automóvil, Alfa Romeo es una de esas marcas repleta de anécdotas, historia y, sobre todo, maravillas con ruedas, así que vamos a dar un repaso a algunas de ellas, aunque hay muchas más.

Alfa Romeo Escarabeo: 33×8

Los Scarabeo fueron una saga de concepts muy llamativa.

14 fotos

Ampliar

En el Salón de París de 1966 Alfa Romeo presentaba un concept muy llamativo diseñado por uno de los nombres más míticos de la marca italiana, Giuseppe Busso y Orazio Satta.

La idea inicial era aprovechar parte del costosísimo desarrollo del Alfa Romeo 33, considerado como uno de los deportivos más bellos de la historia, pero abaratando los costes de producción. Su diseño era una especie de mezcla de estilos, con un frontal similar al de los Alfa Romeo 33 y TZ, pero con la zaga inspirada en el Ferrari 250 GT SWB, apodado Breadvan (coche de panadero) por la forma de su trasera.

La peculiar silueta del coche no buscaba dejar más espacio ni ser más práctico ni convertirse en un shootingbrake. Esta forma de cola truncada estaba muy de moda en la época para conseguir una mejor aerodinámica en los bólidos, tomando como inspiración los trabajos del ingeniero Wunibald Kamm, de ahí que a esta zaga se le dé el nombre de Kammback.

Para abaratar la fabricación, pero aprovechando el diseño del chasis tubular del 33, la suspensión trasera se simplificó, tomando como referencia el diseño de la suspensión del Renault 8 y se instaló el motor de 4 cilindros y doble árbol de levas en cabeza del Alfa GTA.

Gracias a su ligereza y aerodinámica, el Scarabeo era capaz de alcanzar fácilmente los 200 km/h y estaba previsto hacer sucesivas evoluciones, pero el proyecto se estancó.

Dos años después, Alfa presentó otro concept de líneas ultramodernas y que recuerdan algo al Lamborghini Countach, el Alfa Romeo Carabo, diseñado por Bertone. También empleaba parte de los componentes del Alfa Romeo 33 Stradale, pero con un estilo mucho más futurista que el Scarabeo.

Alfa Romeo Arna: Japón e Italia unidos

Nissan y Alfa Romeo comercializaron este coche tan poco pasional.

14 fotos

Ampliar

Cuando uno piensa en Alfa Romeo o en un coche italiano a su mente vienen siempre imágenes de modelos llamativos, deportivos elegantes, berlinas con un punto sport… pero no es el caso del Alfa Romeo Arna, para muchos uno de los Alfas más feos de la historia. La verdad es que no tenía mucha personalidad, con un frontal que recordaba al del Talbot Horizon, una silueta parecida a la de un Chrysler 150.

Nació fruto de la colaboración entre Nissan y Alfa Romeo y, como todos los coches pensados para un mercado global, el estilo era lo último en lo que se pensaba. Tratando de gustar a todo el mundo acabaron por no gustar a casi nadie. Su nombre era el acrónimo de Alfa Romeo Nissan Autoveicoli y en realidad era un Nissan Cherry Europe con el logo y las llantas de Alfa Romeo.

En España se comercializó muy poco tiempo y fue algo más frecuente verlo que al Nissan Europa (como se comercializaba aquí el modelo nipón), aunque ninguno de los dos gozó de muchas ventas. Eran muy caros en su categoría y estéticamente no cuajaban.

Su producción apenas duró 4 años, entre 1983 y 1987.

Alfa Romeo y el velocímetro para el copiloto

El velocímetro para que lo viese el copiloto fue un guiño a las Mille Miglia.

14 fotos

Ampliar

En 1974 Alfa Romeo presentó el relevo de su Giulia GT Veloce bajo el nombre de Alfetta GTV y, además de su diseño, llamó mucho la atención la disposición de la instrumentación. En lugar de la típica capilla de relojes, el GTV ponía frente al conductor el cuentarrevoluciones y dejaba en la consola central el velocímetro y el resto de instrumentos.

En un coche de carreras el velocímetro es el instrumento más inútil de todos y el que menos preocupa al piloto. Esto no era así en las carreras como las Mille Miglia, en las que el copiloto tenía que saber en determinados momentos la velocidad exacta para alertar al piloto sobre los límites impuestos en algunos tramos por la organización.

De este modo, en los coches de competición que se inscribían en este tipo de carreras, el piloto tenía ante sí toda la información menos la velocidad, que se mostraba en un instrumento frente al copiloto.

Los primeros GTV rendían así un homenaje a modelos como los Alfa Romeo TZ. Por desgracia, no todo el mundo entendió el motivo y fue muy criticado, así que pronto modificaron el diseño del cuadro de instrumentos para montar uno convencional. En la actualidad, los primeros GTV se buscan mucho y lo que en su día fue muy criticado, hoy es un fetiche muy deseado.

Alfa Romeo GTV 2.5: la oferta a Agnelli

Agnelli pidió que se le cobrase el precio de mercado por su GTV, un coche que hacía perder dinero a la marca.

14 fotos

Ampliar

Alfa Romeo atravesó muchos problemas financieros a lo largo de su historia, hasta que en 1987 no le quedó más remedio que ser absorbida por completo por Fiat, que ya tenía algunos vínculos con Alfa anteriores.

Cuenta la leyenda que el amo absoluto, Gianni Agnelli hizo una visita a la factoría de Alfa Romeo en la que se producía el Alfetta GTV y que pidió al responsable de la fábrica una unidad para su uso personal pero que no quería que se la regalasen. Algo atónito ante tal petición, el responsable le dijo que podrían vendérsela a coste, a lo que Agnelli respondió que qué clase de oferta era esa… que prefería pagarlo a precio de mercado.

La respuesta de Agnelli tenía su sentido y es que Alfa Romeo perdía mucho dinero con cada modelo que fabricaba. Agnelli prefería que le cobrasen el precio de mercado porque el de coste era mucho mayor.

Alfa Romeo 455: un camión con estilo

Alfa Romeo también tiene un pasado industrial del que estar orgullosa.

14 fotos

Ampliar

Seguro que no te esperabas que hubiese un camión con el Biscione en su coraza, pero sí, y no fue el único. El Alfa Romeo 455 fue el tope de gama de los camiones de la serie 450, muy populares en Italia tras la Segunda Guerra Mundial y hasta casi los años sesenta.

Ferrari utilizó chasis con carrocerías especiales de este camión para transportar sus bólidos de carreras y en la actualidad es un camión muy cotizado en el mundillo de los clásicos industriales, con cotizaciones cercanas a los 90.000 euros.

Su diseño recuerda ligeramente al de los primeros Pegaso españoles, conocidos popularmente como «Mofletes» (viendo la imagen te imaginarás por qué), que en realidad eran un «remake» de los los últimos Hispano Suiza.

Ebro F100: el Alfa Romeo español

Las furgonetas Ebro tuvieron como origen las Alfa Romeo F100.

14 fotos

Ampliar

Sí, también hubo furgonetas Alfa Romeo, conocidas como F100. Estas furgonetas se fabricaron en España bajo licencia en las factorías de Ebro hasta que se abandonó la denominación de Alfa Romeo y pasaron a llamarse Ebro directamente.

Las versiones posteriores, ya sin el logo ni la característica calandra en forma de corazón de Alfa Romeo y con unos faros rectangulares, pasaron a ser F108, como la del cartel de la época que encabeza este apartado.

Alfa Romeo Taxi NY: Arte Moderno

Este concept estaba muy bien planteado.

14 fotos

Ampliar

En 1976 el Museo de Arte Moderno de Nueva York (sí, como lo oyes) encargó un proyecto de taxi eficiente y el resultado fue el Alfa Romeo Taxi NY. Tomando como punto de partida la furgoneta Alfa Romeo F12, los diseñadores crearon un monovolumen muy compacto pero muy bien aprovechado. En poco más de 4 metros de longitud ofrecía un enorme espacio para 5 pasajeros que viajaban cómodamente y podían entrar y salir casi sin agacharse.

Todo el perímetro de la carrocería estaba protegido por unas defensas de polímero que protegían el coche de los golpes, evitando incluso la rotura de los faros principales, que quedaban protegidos por éstas.

El interior era muy diáfano, con un suelo completamente plano, y también muy luminoso gracias a la amplia superficie acristalada.

Tal vez no sea el diseño más bonito de Alfa Romeo, pero no cabe duda de que estaba muy bien planteado desde el punto de vista práctico. Es más, incluso se anticipó algunos años. Si nos fijamos en sus formas básicas, no difiere demasiado de las actuales propuestas de movilidad sostenible que ofrecen las distintas marcas, eso sí, sin leds ni pantallas multimedia y con unas llantas más pequeñas.

Alfa Romeo 164 Procar: infinito

Vestido como un Alfa Romeo 164, bajo su coraza se escondía un V10 de F1.

14 fotos

Ampliar

Con Alfa Romeo recién adquirida por Fiat, los nuevos amos decidieron sacar de la Fórmula 1 a Alfa Romeo para que no evitar cainismos con Ferrari. Sin embargo, en aquellos años la competición seguía siendo un excelente escaparate y una plataforma publicitaria inmejorable, así que se planteó la posibilidad de mantener a Alfa Romeo como la marca para una nueva categoría de carreras, las series Procar, con coches que tendrían la apariencia de una berlina, pero bajo cuya piel de fibra habría un verdadero bólido. Vamos, una especie de F1 vestido como si se tratase de una berlina.

Con el motor V10 que tenían casi rematado para la temporada de F1 obligado a coger polvo en una estantería, los de Alfa Romeo decidieron darle uso y montarlo sobre un chasis monocasco de fibra de carbono desarrollado por Brabham al que dotarían de una carrocería que replicaba la del Alfa Romeo 164.

El resultado es espectacular y bestial: 620 CV para un coche de 750 kg, capaz de acelerar de 0-100 km/h en sólo 2 segundos y de superar los 330 km/h con facilidad.

Por desgracia, sólo se le pudo ver rodar en público en la apertura del Gran Premio de Italia celebrado en Monza en 1988 con Ricardo Patresse a sus mandos. El público quedó enamorado, pero la política entró en juego y se dio carpetazo a los Procar.

Alfa Romeo 1900M: el Jeep italiano

Su parecido con el Jeep no es sólo estético.

14 fotos

Ampliar

Conocido popularmente como Matta, el Alfa Romeo 1900 M fue el todo terreno que desarrolló Alfa Romeo para el ejército (denominado AR 51), ofreciendo también una versión de calle (la AR 52). Con un esquema técnico muy sencillo y claramente inspirado en el Jeep, el Matta disponía de un motor muy llamativo en un coche de este tipo.

Lo cierto es que su definición es casi la de un motor de competición: cárter seco, culata de aluminio con cámaras hemisféricas y doble árbol de levas en cabeza… no está nada mal.

La verdad es que la mecánica se inspiraba en el mítico doble árbol de 4 cilindros que Alfa Romeo, con un bloque de fundición de hierro para mejorar su robustez y una carburación simplificada a un único cuerpo, lo que restringía su potencia a 65 CV, pero facilitaba su mantenimiento y puesta a punto.

Alfa Romeo 33/2 coupe speciale: precioso limón

Pininfarina diseñó este concept que tuvo también su reflejo en Ferrari.

14 fotos

Ampliar

El Alfa Romeo 33 dio para mucho y los del Biscione encargaron a varios diseñadores el vestir de manera futurista aquella maravilla mecánica, considerado como uno de los coches de competición más bellos de la historia.

En total se produjeron 4 concept cars sobre la base del 33, desarrollados por otros tantos diseñadores en años sucesivos:

  • Alfa Romeo 33 Carabo: diseñado por Gandini en 1968, tal vez el más futurista con sus angulosas líneas.
  • Alfa Romeo 33 Iguana: encargado a Italdesign Giugiaro en 1969 y que recuerda mucho al futuro Countach de Lamborghini.
  • Alfa Romeo 33 Navajo: perfilado por Bertone en 1976.
  • Alfa Romeo 33/2 Pininfarina: el de líneas más redondeadas y elegantes.

El encargado de sus líneas fue el diseñador Fioravanti, en nómina del estudio Pininfarina, quien básicamente tomó el diseño del Ferrari 250 P5 presentado el año anterior y lo actualizó y adaptó para montar la mecánica del 33 en lugar del V12 de Ferrari.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche