10 claves para mejorar tu seguridad en vehículos industriales

29 Febrero, 2016, modificada el 28 Agosto, 2017 por

Los vehículos comerciales e industriales están sometidos a una serie de requisitos durante su utilización que a veces no son tenidos en cuenta por sus conductores. Afortunadamente, la actual legislación hace obligatoria la instalación del ESP en todos los vehículos matriculados nuevos, lo que aumenta la seguridad, pero hay más recomendaciones.

10 claves para mejorar tu seguridad en vehículos industriales6

Muchos conductores desconocen ciertas particularidades sobre los vehículos que conducen profesionalmente, lo cual incrementa el riesgo de sufrir un accidente e incluso ser sancionados. Uno de los ejemplos más claros y evidentes es que muchos conductores no saben que la velocidad máxima permitida en la mayoría de modelos denominados mixtos es de 90 km/h al ser considerados vehículos industriales. Este desconocimiento puede llevarnos a la desagradable sorpresa de sufrir una retirada del permiso de conducir y una abultada sanción económica en el caso de ser “cazados” a 140 km/h en una autopista, por ejemplo.

En Autocasion.com te damos unas claves para mejorar tu seguridad si conduces un vehículo industrial, ya sea profesional u ocasionalmente (por ejemplo al alquilar una furgoneta para una mudanza):

1.- Cuidado con el peso: la mayoría de los conductores desconoce que su permiso de conducir limita el tipo de vehículo que puede conducir a 3.500 kg de masa máxima. Da igual que conduzcamos un coche cuyo peso en orden de marcha sea de 2.500 kg y vayamos vacíos. Si el PMA (peso máximo autorizado) en la ficha técnica del coche es de más de 3.500 kg no podremos conducirlo con el carnet B.

2.- Revisa el estado de los neumáticos, frenos y suspensiones: son elementos de seguridad que debemos considerar en cualquier vehículo, pero más todavía en los comerciales e industriales, en los que el peso que suelen transportar es mayor, lo cual agrava las consecuencias de un mal estado de estos elementos. Aunque llevemos un vehículo de flota con un departamento que controle su mantenimiento, como conductores deberemos atender al estado del coche, comunicar cualquier incidencia al regresar al parque y controlar nosotros mismos elementos como el nivel de aceite o la presión de los neumáticos, es nuestra propia seguridad la que está en juego.

3.- Cuidado con la velocidad: en la actualidad, la potencia de los motores permite que los vehículos industriales superen holgadamente los límites legales de 90 km/h establecidos para ellos. La DGT está ultimando la homologación de radares que son capaces de distinguir si el coche que está pasando es industrial o no, por lo que podrán hace saltar el rádar por encima de 90 km/h aunque estemos en una vía cuyo límite genérico sea de 120 km/h. También los pick-up cuya masa máxima exceda de los 3.500 kg tienen limitada su velocidad máxima a 90 km/h.

 

 

Más seguridad para conducir vehículos industriales6
El tamaño y el peso requieren cierto período de adaptación a su conducción.

 

4.- Modernizar el parque con el plan PIMA: algunos elementos de seguridad que se han generalizado en los turismos (como el ABS, el ESP, los airbags) han tardado bastante más en incorporarse a los vehículos industriales. Hasta la obligatoriedad impuesta desde septiembre de 2015 para contar con el control de estabilidad de serie en todos los vehículos matricualados a partir de esa fecha, la mayoría de furgonetas, pick up e incluso vehículos mixtos carecían de dicho sistema de seguridad activa. Actualizar el parque con modelos que sí dispongan de ESP es una mejora importante en la seguridad vial.

5.- Reacciones más bruscas: la mayoría de los vehículos industriales tienen unas suspensiones que están pensadas para soportar grandes cargas. Esto hace que su comportamiento con el coche vacío sea muy brusco, especialmente en los que montan la suspensión trasera por ballestas en lugar de muelles. Debes extremar el cuidado cuando el asfalto no está en perfecto estado o si está mojado, etc.

6.- Cuidado con el viento lateral: la aerodinámica no es una prioridad en este tipo de automóviles, que buscan un máximo aprovechamiento del espacio. Esto hace que su superficie lateral sea claramente mayor que la de un turismo y sean mucho más delicados de conducir cuando hay viento lateral. Aumenta la separación a la hora de adelantar a camiones y sujeta con firmeza el volante al pasar por los pilares de pasos elevados, puentes, etc.

 

 

Más seguridad para conducir vehículos industriales6
Las jornadas de trabajo prolongadas pueden hacer aparecer la fatiga.

 

7.- Atención a la fatiga: las largas jornadas de trabajo y el cansancio son dos enemigos importantísimos para los profesionales que deben conducir vehículos comerciales. En el caso de los que están obligados a equipar tacógrafos está muy regulado y controlado el tiempo máximo que puede permanecer al volante el conductor, pero en los ligeros no es obligatorio el tacógrafo. Ante el menor síntoma de somnolencia debes detenerte y descansar unos minutos. No hacerlo aumenta de manera muy peligrosa el riesgo de sufrir un accidente grave por un desvanecimiento al volante.

8.- Atención a la fijación de la carga: es muy peligroso que la carga que llevemos en el coche se mueva mientras conducimos. Si un objeto pesado se desplaza bruscamente mientras trazamos una curva puede llegar a sacar el coche de la trayectoria. También en un frenazo puede venirse la carga sobre nosotros e incluso golpear a los pasajeros y al conductor. Es prioritario sujetar la carga convenientemente y que no se mueva bajo ningún concepto, especialmente los objetos más pesados.

9.- Cuiado con el reparto de pesos en los remolques: en los vehículos industriales es frecuente tener que circular en ocasiones con un remolque. Es muy importante que el peso en el remolque esté algo más cerca de la parte delantera, de modo que haya más peso en la punta de la lanza que se engancha al vehículo tractor. Si el peso está muy retrasado y el remolque tiende a levantar la lanza, esto aligera el eje trasero del vehículo tractor y provoca mucha inestabilidad. El peso de la lanza sobre la bola del vehículo tractor debe estar entre los 25 y los 75 kg, dependiendo de las características del coche, que debemos consultar en el manual de usuario.

10.- Realiza cursos de conducción específicos: existen escuelas de conducción que imparten cursos para conductores profesionales que mejoran mucho la seguridad a la hora de circular con este tipo de vehículos.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba