Zenos E10 R con 350 CV5

Zenos E10 R con 350 CV

30 Diciembre, 2015 por

Gracias a la legislación británica, el Reino Unido cuenta con multitud de talleres casi artesanales que diseñan y fabrican sus propios coches. El último en llegar es el Zenos E10 R, un coche matriculable con el que poder participar en carreras de circuitos.

Zenos E10 R con 350 CV5
El Reino Unido es uno de los países con mayor tradición automovilística del mundo, algo que se palpa en creaciones como los Caterham, Lotus, Hennesey… a ellos se suma ahora el nuevo Zenos E10 R con 350 CV un “track day car” (coche de carreras) matriculable y con el que es legal circular fuera de los circuitos.
Zenos Car presenta su nuevo modelo para los amantes de los deportivos puros, al estilo de los Caterham. El E10 R equipa el motor 2.3 Ecoboost que puedes encontrar en modelos como el Ford Mustang o el Ford Focus RS con 350 CV y 475 Nm e incorpora algunas mejoras respecto a su predecesor, el Zenos E10 S.
Con un peso de sólo 700 kg, su relación peso potencia le proporciona unas prestaciones formidables. Si un Ford Focus RS es una auténtica bestia, imagínate un coche con el mismo motor y la mitad de peso.
El precio de este biplaza en el Reino Unido es de 39.995 libras (unos 54.300 euros).
Esta suma puede parecer excesiva por un coche que carece de refinamientos como elevalunas eléctricos, climatizador automático… incluso un techo que nos proteja del sol o la lluvia, pero es que el Zenos E10 R ofrece otras cosas.
Sus suspensiones están pensadas para lograr la máxima agilidad y agarre al asfalto, con un centro de gravedad rozando el suelo y un chasis muy rígido- fabricado en fibra de carbono– que permita sacar partido tanto de su potencia como de sus frenos o suspensiones (puestas a punto por el especialista Bilstein). La dirección es muy directa y permite un máximo control y precisión de pilotaje.
El Zenos E10 R es uno de los pocos coches que existen con una relación peso potencia de 500 CV por tonelada. Esto significa que es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 3 segundos. Su velocidad máxima se ve penalizada por su aerodinámica (vamos al aire libre), aun así alcanza los 250 km/h, un verdadero huracán contra nuestra cara.
Al tratarse de un coche pensado para correr en circuitos (aunque matriculable), el Zenos monta unos asientos con armazón de fibra de carbono tipo baquet con cinturones de 6 puntos de anclaje.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba