Ya es posible estrenar un Jaguar XKSS de 195712

Ya es posible estrenar un Jaguar XKSS de 1957

17 Noviembre, 2016 por

Es curioso que Jaguar haya hecho coincidir dos lanzamientos tan opuestos en las mismas fechas. Junto con el modernísimo Jaguar I-Pace eléctrico, la marca británica acaba de hacer públicas las primeras imágenes de la reedición del Jaguar XKSS, un automóvil mítico nacido en 1957 que vuelve del pasado.

Ya es posible estrenar un Jaguar XKSS de 195712

Mientras a los departamentos de marketing de algunas marcas se les llena la boca rememorando modelos pretéritos pero se olvida por completo de ellos en realidad, Jaguar sigue un camino diametralmente opuesto. Primero anunció que terminaría de fabricar los 6 chasis incompletos del Jaguar E-Type Lightweight de 1963 y lo hizo, luego reeditó unas versiones actualizadas del mítico MK 2 y ahora presenta el primero de los 9 Jaguar XKSS reeditados en el Salón de Los Ángeles 2016.

Presentado en 1957, el Jaguar XKSS se convirtió en un mito desde el mismo momento de su lanzamiento. Básicamente se trataba de una versión matriculable del Jaguar D-Type de competición que participó en las 24 Horas de Le Mans entre 1954 y 1956.

La idea inicial era fabricar 25 unidades del Jaguar XKSS, pero un incendio en la factoría hizo que sólo se pudiesen terminar 16 de ellos, quedando los otros 9 bastidores arrinconados.

Después de varios meses de trabajo para fabricar de nuevo las piezas de la carrocería, mecánica e interiores de estos modelos, por fin se ha presentado en el Salón de Los Ángeles la primera unidad terminada, pintada en un llamativo color verde Sherwood típico de la época.

Cada uno de los 9 Jaguar XKSS necesitará 10.000 horas de trabajo desde que se corta la primera chapa hasta que se entregue el coche completo, siguiendo los procesos de fabricación idénticos a los empleados en 1957. Incluso la aleación de magnesio de su carrocería es la misma que la de hace 60 años, lo mismo que las soldaduras en bronce de su chasis tubular.

Los únicos elementos que se han actualizado son aquellos que tienen que ver con la seguridad de sus dos ocupantes, como el depósito de combustible, fabricado en materiales más resistentes y con anclajes de seguridad.

Se trata de coches completamente nuevos pero idénticos a los modelos originales. Las nueve piezas se han vendido (de hecho ya tenían dueño asignado antes de hacerse pública la reproducción del XKSS) por un precio superior al millón de euros cada unidad y no se ha querido hacer pública la identidad de los afortunados coleccionistas.

El Jaguar de Steve McQueen

Steve McQueen tuvo uno de los 16 Jaguar XKSS originales de 1957.12
Steve McQueen tuvo uno de los 16 Jaguar XKSS originales de 1957.

Uno de los personajes que en su día se rindió a los encantos de este bólido matriculable fue el actor Steve McQueen, conocido por su pasión por el motor además de por sus trabajos en la gran pantalla.

Amante de la velocidad, las prestaciones del Jaguar XKSS eran estratosféricas en 1957, por lo que es considerado el primer superdeportivo de la historia. Su motor de 6 cilindros en línea con doble árbol de levas en cabeza, cámaras hemisféricas y triple carburación sacaba 262 CV de los 3,4 litros de cilindrada.

Su ligera carrocería pesaba sólo 921 kg (prácticamente la mitad de lo que pesa un Jaguar F-Type en la actualidad) y contaba con la ayuda de los primeros frenos de disco de la historia. Sus aceleraciones eran fulgurantes, pero su frenada era todavía más sorprendente, siendo el coche con la distancia de frenado más corta del mundo en su época.

Precisamente esta brutal capacidad de detención fue una de las causantes del fatídico accidente de Le Mans de 1955. Un error de Mike Hawthorn (piloto de Jaguar que lideraba la carrera) hizo que tuviese que frenar muy bruscamente tras adelantar a un doblado para poder entrar en boxes. Como el Jaguar tenía unos frenos muy superiores a los de los demás rivales, el otro coche no tuvo tiempo para frenar y no le quedó más remedio que esquivarlo. Al hacerlo, se interpuso en la trayectoria de uno de los Mercedes que seguían a Hawthorn, que no pudo evitar alcanzar su parte trasera y salir catapultado contra los espectadores provocando casi 100 muertos en el que es considerado el mayor accidente deportivo de la historia.

 

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba