VW prepara el futuro del automóvil

31 Julio, 2008, modificada el 24 Enero, 2011 por

Visionarios de tendencias, excelentes conocedores de cómo evolucionará la tecnología a largo plazo, constructores del futuro…

5

Más informacción en hoyMotor16, número 1293


Un pequeño equipo de diseñadores rebajados por la empresa del trabajo diario sobre modelos de lanzamiento inminente, o casi, han seguido las directrices marcadas por la dirección del grupo alemán con un objetivo: avanzar cómo serán los Volkswagen de 2028. Visionarios de tendencias, excelentes conocedores de cómo evolucionará la tecnología a largo plazo, constructores del futuro… este equipo de profesionales ha dado su veredicto y el resultado se ha expuesto en el sitio web www.volkswagen2028.com.


Lo cierto es que los tres modelos no aportan excesiva originalidad ni tampoco a nivel tecnológico descubren nada que no estuviese inventado, pero en cualquier caso son bien recibidos por cuanto podemos comprobar que a los diseñadores no se les ha subido la imaginación a la cabeza y las propuestas son bastante realistas y creíbles, sobre todo, teniendo en cuenta que hablamos de 2028.


El planteamiento está basado en cuatro pilares que dan lugar a otros tantos concept adaptados a cada necesidad. Y al margen del conocido ‘Up’, ya presentado hace meses, los creativos de Volkswagen se han centrado en el concepto urbano denominado ‘One’, en el deportivo bautizado ‘Ego’ y en el monovolumen familiar apodado ‘Room’.


En el primero de los casos, se ha dado prioridad a la versatilidad para adaptarse al tráfico urbano y a los atascos más temibles. Este monoplaza de chasis flexible se alarga para bajar el centro de gravedad y ganar estabilidad o se encoje para aparcar con facilidad y moverse en el tráfico urbano como pez en el agua. Respecto a la segunda propuesta, al deportivo ‘Ego’, se trata de una propuesta interesante por cuanto su sistema híbrido de propulsión apenas contamina, su sistema de seguridad a base de numerosos sensores, radares, láser o ultrasonidos conectados todos ellos a un ordenador central inteligente, permitirá que el conductor se pueda anticipar con tiempo suficiente a cualquier problema de la carretera o de la circulación. De hecho, las cámaras instaladas podrán reconocer la situación del asfalto (lluvia, nieve o hielo) o distinguir una bolsa de papel de una pieza metálica cuando algo obstaculice el paso. Ya no nos gusta tanto que en ciertas situaciones el ordenador central inteligente pueda tomar el control total del vehículo para evitar un accidente, aunque si realmente funcionara…


La otra alternativa, esta vez ya para familias al completo, se denomina ‘Room’ y puede transportar a cuatro pasajeros y su equipaje de formas muy variadas. Por ejemplo, en las futuras autopistas dotadas de conducción pilotada, el coche se moverá solo y la familia podrá ir en su interior jugando a las cartas con el piloto automático conectado. Se supone también que Internet habrá evolucionado tanto que será posible ir de compras en coche mientras que el equipo de telecomunicaciones del vehículo se conecta y mediante el navegador de última generación selecciona, conforme a los gustos de la familia, los mejores restaurantes o las tiendas con los precios más competitivos.


Así es el futuro bajo el prisma de Volkswagen, un futuro al volante en el que, poco a poco, el conductor deja el protagonismo a las máquinas. Todo apunta, pues, a que en 2028 se pagará por un Golf R32 de los actuales, listo para obedecer a pies juntillas lo que le ordene su conductor, su peso en oro.

    Suscríbete a nuestro boletín

    Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

    Ir arriba