VW Passat 2.0 TDI 170cv

4 diciembre, 2006, modificada el 24 enero, 2011 por

Además de ser de los mejores por amplitud, comportamiento y relación calidad-precio, con el TDI 170 cv el Passat añade un rendimiento extraordinario, mucho mayor refinamiento y unos consumos de utilitario.

6

6

El Passat es un hueso duro de roer para sus rivales por la relación calidad/precio que tiene, por la amplitud de su habitáculo o por el comportamiento que muestra, pero además con esta nueva versión 2.0 TDI de 170 CV parece que la marca alemana ha encontrado la piedra filosofal, ya que ofrece unas prestaciones de órdago junto a un consumo casi de utilitario.


LO MEJOR                                                            LO PEOR
Prestaciones magníficas y consumo «de récord».        Versatilidad limitada.
Habitabilidad y capacidad del maletero.                     Boca de carga limitada.
Comportamiento seguro y confort de marcha.            Rumorosidad mecánica. 
Equipamiento completo.                                            Guantera pequeña.
Calidad de acabado.                                                 Sin opción 4Motion.


6

Conjugar agilidad y ahorro no es sencillo, más cuando se trata de un vehículo de 4,77 metros de largo y que, en vacío, se acerca a la tonelada y media de peso. Pero en este caso, el resultado y las mediciones dan un respaldo absolutamente rotundo a VW. El Passat TDI 170 CV pasa de 0 a 100 km/h en 9,5 segundos, frente a los 10 exactos que en su día registramos a la versión TDI de 140 CV. Pero es a la hora de adelantar cuando muestra su verdadero poderío, pues es capaz de realizar el paso de 80 a 120 km/h en cuarta en sólo 6,3 segundos, no mucho más de lo que invierte, por ejemplo, un Porsche Cayman S de 295 CV –5,9 segundos–. En quinta emplea 8,2 segundos para la misma maniobra –9,5 el Passat TDI 140–, mientras que en sexta le bastan 11,2 segundos –12,6 necesita el Passat diésel con 30 CV menos–.


Es, por tanto, una de las berlinas medias más rápidas del momento, capaz de sacar los colores a rivales de gasolina con una caballería muy superior. Pero ahí no queda la cosa, ya que, durante nuestra prueba, esta versión se ha despachado con un consumo medio real de 6,59 litros, casi el mismo gasto que nos dio la variante de 140 CV -6,45 litros- o mejorando el «récord» de nuestro particular ránking que, en esta categoría y con un nivel de potencia similar, ostentaba hasta ahora el Toyota Avensis 2.2 D4-D de 177 CV, con una media de 6,72 litros.


ALERGIA A REPOSTAR
Lógicamente, si exprimimos al máximo y de forma continuada el torrente energético de este superdiésel, su gasto medio se acercará a los ocho litros, pero en cambio, si frente a su volante se sitúa un conductor que viaje habitualmente a un ritmo tranquilo, a poco que se lo proponga logrará una autonomía superior a los 1.000 kilómetros. Para obtener todas estas ventajas, los ingenieros de la firma de Wolfsburg han evolucionado el conocido motor 2.0 TDI con lo más avanzado en dispositivos de alimentación, incorporando unos sofisticados inyectores piezoeléctricos y modificando la gestión electrónica. El resultado salta a la vista en cuanto a rendimiento, pero no es el único sentido que se ve afectado.


El oído también lo agradece, pues desde el primer instante se nota que este TDI es bastante menos rumoroso que sus antecesores. Aún le falta un poco para llegar al nivel de los propulsores equivalentes dotados de «common rail», pero es evidente que son mínimos los decibelios que se perciben. Y el tacto se lleva otra dosis de satisfacción, pues la respuesta de la mecánica a la hora de pisar el acelerador es claramente más suave y progresiva –en este caso las 4.000 rpm no son una barrera infranqueable, pues su fuerza se mantiene intacta 500 rpm más allá–, y establece cierta distancia con esa patada inicial que se convierte en una seña de identidad en los TDI más populares de la firma germana en todas sus marcas.


MUCHAS POSIBILIDADES
Aunque la caja manual de seis velocidades resulta satisfactoria tanto por el tacto como por el escalonamiento de las marchas, por 2.070 euros más Volkswagen ofrece en este TDI la extraordinaria caja manual secuencial DSG, con una respuesta muy deportiva y con el mismo número de relaciones. Entre las cualidades del Passat que no nos cansamos de repetir también están la facilidad de conducción, un comportamiento intachable que no reduce un ápice el confort de marcha, su habitáculo espacioso, un enorme maletero de 565 litros –aunque la boca de carga es algo estrecha– y una presentación interior a la que pocos peros se pueden poner.


El Passat TDI 170 se ofrece en acabados Advance, Sportline y Highline, aunque para los clientes que apuesten por las últimas tendencias en personalización, la firma germana ofrece como novedad una terminación especial denominada «Individual» con distintos tipos de inserciones decorativas, llantas y tapizados en piel, además de logos específicos en la carrocería, los reposacabezas o en el umbral de la puerta.

    0 Comentarios

    Suscríbete a nuestro boletín

    Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

    Ir arriba