VW Golf VII 2.0 TDi 150 CV: prueba a fondo41

VW Golf VII 2.0 TDi 150 CV: prueba a fondo

6 febrero, 2013, modificada el 9 agosto, 2017 por

La última generación del VW Golf tiene mucho más de nuevo de lo que su aspecto “continuista” (tradición manda) puede llegar a sugerir. Aquí lo analizamos a fondo y, además, comparamos su diseño con el del modelo original: Da Silva vs. Giugiaro…

No valorado

Destacable

  • Equipamiento de seguridad.
  • Comportamiento dinámico.
  • Acabados.

Mejorable

  • Falta de audacia.
  • Personalidad difusa.
  • Maletero justo.

Es difícil contentar a todo el mundo. Tras el lanzamiento del más joven de los Volkswagen Golf, no son pocas las voces que comentan que su diseñador, Walter da Silva, ha elaborado una carrocería demasiado “continuista”. Sin embargo, cuando a principios de los ’90 apareció el VW Golf III y desaparecieron los característicos faros redondos de la primera y la segunda generación, los fans del modelo clamaban: “ha perdido la identidad…

Que te encarguen el diseño de un nuevo VW Golf es como si a un cirujano le piden que mejore a Mónica Bellucci (ya conocéis mi devoción por esta mujer)… menudo compromiso. Me imagino las reuniones preliminares: “Oye Walter, te ha tocado diseñar el nuevo Golf. Tienes que hacer algo que llame la atención, pero no puedes cambiar la forma del pilar C, tampoco las proporciones entre chapa y cristal, ni la relación entre altura y anchura. Las aletas han de estar muy marcadas… y lo más importante: nada más verlo, la gente tiene que identificar el modelo como un Golf“. Si a mí me dijeran eso, apenas me atrevería a modificar las llantas y ofrecer una nueva paleta de colores… Pero Walter da Silva (para eso es quien es) sabía muy bien qué tenía que hacer.

Prueba VW Golf VII 2.0 TDi 150 CV, Poio, Rubén Fidalgo41
El Golf MKI inició el mito.

Tuve la suerte de estar en la presentación del Volkswagen Golf VII y me gustaron sus guiños al “fundador” de la saga, por eso he pedido a otro aficionado a los clásicos que me deje su VW Golf GTI Mk I (en realidad, “1 y 1/2”, ya que se trata del modelo con las defensas más envolventes y los pilotos traseros de mayores dimensiones). Es una de las últimas unidades de esta generación; data de 1983. Aun así, en él podemos ver las señas de identidad que han marcado el Golf desde su nacimiento.

Uno de los detalles “recuperados” que más me gusta en la nueva versión es el pliegue que remarca las ventanillas laterales y los arcos de los pasos de rueda, bien diferenciados del resto de la aleta. Cuando era pequeño me encantaban el Golf y el Talbot Horizont (que se parecía bastante), precisamente, por esas líneas que les hacían parecer más “fuertes” que el resto de coches que veía por la calle.

Otra ventaja importante de prolongar una imagen durante generaciones es que los modelos en cuestión suelen mantener mejor su valor con el paso de los años, al no quedarse desfasadas las versiones precedentes. Se trata de un detalle importante, que nos permite recuperar parte de la inversión.

Para la prueba de hoy disponemos de una de las versiones más demandadas del nuevo Volkswagen Golf, la 2.0 TDi de 150 CV con cambio manual de 6 relaciones. Estamos ante una mecánica bastante probada y de buen rendimiento; vamos a ver qué tal se comporta en el compacto más famoso del mercado.

El Volkswagen Golf 2.0 TDi 150 CV, en el día a día

El crecimiento en tamaño y en peso del VW Golf ha sido exagerado a lo largo de los años. Quedan muy lejos los 860 kg en orden de marcha y los 3,81 m de largo del primer Golf, compañero de “posado” en las fotos de esta prueba y cuyas dimensiones son… las de un Volkswagen Polo actual. Pese a que el nuevo Golf ha adelgazado 100 kg respecto a su predecesor gracias al uso de la plataforma MQB, lo cierto es que los casi 4,5 metros de longitud añaden nada menos que 494 kg a la báscula (es decir, el VW Golf nuevo pesa casi media tonelada más que el primero). Esto hace que el modelo original, con 115 CV, tenga una relación peso/potencia de 7,48 kg/CV, mientras que cada uno de los 150 CV del nuevo tiene que mover 2 kg más, concretamente, 9,03 kg/CV.

Prueba VW Golf VII 2.0 TDi 150 CV, Poio, Rubén Fidalgo41
El primero y el último juntos.

Al circular por la ciudad se notan esos kilos de más… y el tamaño. El modelo antiguo “ratonea” como un Smart y se mueve con una agilidad encantadora entre el tráfico, pero hay una “pega”: la dirección “resistida” (cuesta mucho moverla), especialmente patente en una época en la que ya no estamos acostumbrados a manejar coches sin dirección asistida. Lógicamente, el nuevo Golf es mucho más cómodo y seguro que el de hace 30 años, pero en la urbe envidiaremos la ligereza y las recortadas dimensiones que tiene su tatarabuelo.

Los consumos del motor 2.0 TDi son muy buenos; es rarísimo llegar a los 6,5 litros/100 km aunque el tráfico esté insoportable. Se trata de una cifra muy contenida, teniendo en cuenta que estamos en un coche con unas prestaciones mejores que la media. Los asientos son muy cómodos y todos los mandos están a mano. Si te vendan los ojos, sabes perfectamente que estás en un modelo del grupo VAG: las mismas palancas para los intermitentes, los mismos interruptores de las luces… y todo -más o menos- en el mismo sitio.

Prueba VW Golf VII 2.0 TDi 150 CV, Caion, Rubén Fidalgo41
El Golf es todo un icono.

Los interiores están muy bien acabados y los materiales convencen. Puestos a ser “puntillosos”, un poco más de vistosidad no habría venido mal, ya que el diseño es un poco soso, sobre todo en las plazas traseras (con unos paneles de puerta en los que la única nota de color la ponen los fileteados iluminados, que aportan una sensación muy acogedora al habitáculo). Las suspensiones, aunque cuentan con un tarado “tirando” a deportivo, filtran bien los baches típicos de la ciudad.

Cuando salimos a carretera, nos encontramos con un coche muy bien adaptado a los viajes. Es suficientemente amplio (excepto el maletero, que se queda algo justo), la mecánica “empuja” que da gusto, está bien insonorizado y se agarra de maravilla. Los consumos se mantienen en el límite de los 6 l/100 km a velocidades legales y lo mejor es que si hundimos el pie derecho, podemos hacer adelantamientos con una seguridad muy reconfortante.

Prueba VW Golf VII 2.0 TDi 150 CV, Interior Golf VII, Rubén Fidalgo41
El puesto de mando es ejemplar.

El cambio de marchas es lo que menos me ha gustado del puesto de mando del nuevo VW Golf. Su escalonamiento me parece acertado, pero el tacto del selector podría mejorar en cuanto a precisión y ajuste de los recorridos (en estos apartados, las marcas japonesas son referencia). Está claro que nunca será como los clásicos, con el selector directo sobre el cambio, pero si otras automovilísticas consiguen dejar un buen sabor de boca con mandos por cable, es que puede hacerse.

Los frenos responden muy bien y el asistente no actúa de forma exagerada cuando vamos un poco ligeros de ritmo en zonas viradas. En definitiva, este Golf me está gustando más cuanto más lo uso. Cuenta con ese punto de equilibrio típico del modelo, es muy bueno en casi todo y, con el precio que tiene actualmente (aunque no se puede decir que sea barato), ofrece mucho por lo que vale. Al ser un coche que conserva muy bien su valor, a la larga recuperaremos bastante de lo invertido.

Vídeo: El nuevo Volkswagen Golf, en el circuito

VW Golf 2.0 TDi 150 CV: seguridad para todos

Afortunadamente, no sólo Volkswagen se beneficia de la tremenda reducción de costes que supone utilizar la plataforma de módulos transversales MQB; el cliente final también saca partido de esta ventaja. Como el coche es mucho más barato de producir -pese a mantener una calidad igual o superior-, el fabricante puede añadir equipamiento sin que el importe final se dispare. De este modo, el nuevo Golf apenas ha subido de precio respecto a su predecesor, mientras que sí ha mejorado su dotación de serie.

Prueba VW Golf VII 2.0 TDi 150 CV, A Pastoriza, Rubén Fidalgo41
El comportamiento del VW Golf es intachable.

Uno de los elementos que se ha incorporado a este Volkswagen Golf y que proviene de modelos de segmentos superiores es el sistema pre-Safe. Este dispositivo se engloba dentro de lo que se conoce como “seguridad pro-activa”; esto significa que no evita el accidente (seguridad activa), sino que ayuda a que los elementos de seguridad pasiva -los destinados a reducir las lesiones una vez producido el siniestro, como los airbags, cinturones de seguridad, etc.- trabajen de forma óptima. Como puedes ver en el vídeo, si los distintos sensores que hay en nuestro VW Golf detectan un accidente inminente, el dispositivo activa los pretensores de seguridad y cierra las ventanillas, dejando un pequeño hueco para que salgan los gases emitidos tras la deflagración del airbag.

También me han llamado la atención los faros bi-xenón con asistente de luz de carretera. Gracias a ellos, siempre circulamos con las luces largas encendidas, lo que nos proporciona una enorme seguridad activa, al mejorar nuestro campo de visión. Para evitar deslumbrar al resto de los conductores, una cámara situada en la zona del retrovisor interior detecta la posición y el movimiento de los vehículos que nos acompañan por la carretera; envía los datos a un procesador y éste ordena colocar un filtro en el emisor de luz, que tapa la zona en la que se sitúa el otro coche. De esta forma, no deslumbra al resto de los conductores. Lo he podido probar a lo largo de kilómetros y kilómetros y el sistema funciona francamente bien y sin apenas errores; cuando los tiene, los corrige rápidamente. Gracias a todos estos detalles, uno se da cuenta de que el Golf VII tiene muchas más novedades de lo que su imagen conservadora pueda indicar, demostrando que sí se puede hablar de una nueva generación del modelo con toda honestidad.

Vídeo: Así funciona el asistente de luz de carretera del nuevo VW Golf


El VW Golf VII 2.0 TDi 150 CV, en el circuito de A Pastoriza

Algo que siempre ha caracterizado al Volkswagen Golf es su homogeneidad. Quizá no haya sido “el mejor” en ningún apartado, pero ha estado entre los mejores en todo. Los más “racing” pensaban que era un modelo algo soso, pero con el crono en la mano no iba tan mal…

Prueba VW Golf VII 2.0 TDi 150 CV, Interior Golf VII, Rubén Fidalgo41
Los asientos delanteros son muy confortables.

Lamentablemente, el clima no acompañaba y la pista estaba muy resbaladiza por la pertinaz lluvia y las bajas temperaturas, así que cualquier lucha contra el reloj sería una futilidad. Sin embargo, puedo llevar al límite las reacciones naturales del modelo y comprobar hasta qué punto es buena la plataforma MQB de Volkswagen. Una vez más, la marca ha buscado unos tarados y cotas que hagan fácil el trabajo al conductor, pero, a diferencia de lo ocurrido en alguna de las generaciones pasadas, el Golf VII no es aburrido. Es un coche confortable y con cierto regusto burgués, pero no es torpe y puedes divertirte mucho con él. Sus reacciones son nobles y muy predecibles. El Golf no hace nada que no le mandes (si no ocurre así, es porque has dado mal la orden). El paso por curva es bueno, las maniobras de esquiva no suponen ningún problema, el ESP es correcto, frena bien… y todo lo hace con mucha naturalidad, hasta puede parecer que vamos despacio cuando en realidad no es así. Puestos a buscar algún “defecto”, el de siempre: el enorme tamaño de los neumáticos, innecesarios en un modelo de 150 CV. En mi opinión, todo lo que pase de una 205/55-16 en este coche es excesivo.

Conclusión

Aunque puede parecer que no hay muchas novedades respecto a la sexta generación, debido a su diseño “continuista”, lo cierto es que el VW Golf más moderno aporta un gran número de ventajas respecto a su predecesor (que ya era un buen coche). La plataforma MQB del grupo Volkswagen es definitiva en este sentido: sus costes de producción están tan optimizados que permite ciertos “dispendios” en otros apartados sin disparar la factura final. El resultado es que nos encontramos con elementos propios de segmentos superiores por un precio muy razonable. Aunque las ofertas que hay para “deshacerse” de las últimas unidades del modelo anterior pueden ser muy golosas, el nuevo lo supera en todo.

Prueba VW Golf VII 2.0 TDi 150 CV, Poio, Rubén Fidalgo41
Las ópticas traseras son LED.

Su comportamiento dinámico es muy bueno; quedan lejos aquellos Volkswagen en los que había que contar hasta 3 desde que girábamos el volante hasta que el eje delantero empezaba a entrar en la curva. Las ruedas 225/45-17 no van mal, pero me siguen pareciendo desproporcionadas para un coche con 150 CV. Para un apasionado de los clásicos, encontrar “guiños” en su diseño a la primera versión de la saga ha resultado agradable, aunque 30 años no pasan en balde. Es una pena que, pese a los 100 kg de ahorro respecto al Golf VI, seguimos casi media tonelada por encima del peso del MK I. Si este motor sólo tuviese que arrastrar 900 kg, estaríamos ante un “mechero (por su bajo consumo) volador”. Un consejo: si viajas por la noche con frecuencia, no dudes en pagar la opción de los faros adaptativos con asistencia de luz de carretera, funcionan de maravilla.

¿Buscas un coche como éste?

¿Te interesa el Volkswagen Golf, pero quizás con otra motorización o acabado? En la sección Coches nuevos de Autocasion.com puedes encontrar interesantes ofertas: utiliza el buscador para localizarlas por marca y modelo o por carrocería. Por ejemplo, en el caso del VW Golf puedes consultar su oferta más destacada y también las de sus rivales.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

19 Comentarios

Rubén Fidalgo 6 febrero, 2013

Me ha gustado bastante el nuevo Golf, me sorprende lo bien que ruedan los modelos con la plataforma MQB, se nota que están muy bien puestos a punto en lo que a cotas se refiere, logran muy buenos resultados con soluciones sencillas.

jose 6 febrero, 2013

Espero que el asistente de luz no sea una opción muy cara, porque visto el vídeo nota que es una maravilla

Rubén Fidalgo 6 febrero, 2013

Hola Jose, el sobreprecio respecto a los bi-xenón básicos es de 430 euros en el acabado sport. El vídeo no está muy bien hecho. En directo, te puedo asegurar que es una maravilla y un elemento muy recomendable para mejorar la seguridad en los viajes nocturnos. Un saludo y gracias por seguirnos y participar en nuestro portal

qrdmhjny 24 mayo, 2013

2LGhzs zrbaxlcqfhll

Jordi 22 febrero, 2014

Que suerte si el golf 7 TDI 2.0 con DSG no llega a los 6,5 litros de combustible. El mio con 2000 km. en conducción mixta mas carretera que ciudad, con el DSG en D y conducción muy suave, me esta consumiendo 7.6 L/100. Quizás cuando este mas rodado el coche me gaste menos, pero de momento esto es lo que hay.

josep 2 marzo, 2014

Me quiero comprar el nuevo golf 150 cv sport. Ruben ;que tal es el coche comodo ; camina responde bien etc etc

Rubén Fidalgo 3 marzo, 2014

Hola Josep, personalmente me parece un coche muy equilibrado, es cómodo, el motor tiene bastante “punch”, los acabados son buenos… y dinámicamente va muy bien. No es un Cayman, pero es muy fácil de llevar para cualquiera y muy eficaz. Un saludo y gracias por tu consulta.

MANOLO 11 marzo, 2014

ACABO DE COMPRAR EL GOLF-7:
LA CREM…DE LA CREM. DIVINO!!!!
TODAVIA HAY…CLASES!!!…JODER.
POR CIERTO…ES MI TERCER-GOLF. JAMAS ME HAN DEJADO TIRADO….

Rubén Fidalgo 12 marzo, 2014

Hola Manolo, enhorabuena por la compra, espero que lo disfrutes mucho. UN saludo.

Alejandro 8 septiembre, 2015

Buenas, quizás sea un poco tarde para esta consulta….pero estoy dudando entre el golf 150 tdi o el nuevo bmw de 150 con acabado M. que me aconsejan ?

Rubén Fidalgo 8 septiembre, 2015

Hola Alejandro, no he podido probar el nuevo Serie 1 con motor y tracción delanteros. Personalmente no suelo recomendar comprar un coche “recién horneado”, hasta que llevan un tiempo en el mercado no se han pulido todos los detalles del proyecto. Por prestaciones van muy parejos. El BMW tendrá un punto más “sport”, pero sus cotas interiores son algo peores. En cualquier caso, ambos son buenos productos, lo mejor es elegir el que más te guste, no hay nada peor que parar un día al lado del otro y decir “me gusta más que el mío”. Un saludo y gracias por tu consulta.

Alejandro 9 septiembre, 2015

Gracias! lo cierto es que me gusta ambos y también en ambos les veo defectos…pero Gracias. Por cierto el serie 1 118d es tracción trasera.

Rubén Fidalgo 9 septiembre, 2015

Cierto, tienes razón, estaba con la idea de la nueva generación del X1 que emplea la plataforma de Mini.

Juan Sánchez 5 noviembre, 2015

Hola Rubén. Quizás coches no muy parecidos, pero me gustaría saber tú opinión. Q3 design edition 2.0 TDI 150 CV / NISSAN QASQHAI dci 130 CV 4×2 Tekna Premium. La equipació parece muy superior en el Nissan y el Q3 creo no es plataforma MQB. Por otro lado GOLF SPORT 2.0 TDI 150 CV/AUDI A3 SPORTBACK Advance edition 2.0 TDI 150 CV (+clima+Paq. Vision). También valoro cambios automáticos en los cuatro. ¿Añadirías en alguno otros extras?. Gracias por tú artículo, y gracias de antemano por tú respuesta. Un saludo

Rubén Fidalgo 5 noviembre, 2015

Hola Juan, no soy muy partidario de los SUV, en mi opinión la mejor alternativa es el golf, es básicamente el mismo coche que el A3 pero con mejor precio para el mismo equipamiento. Entre los SUV, el Qashqai tiene unas plazas traseras amplias, pero el diseño del asiento es incómodo. A igualdad de equipamiento, el Qashqai es más económico y dinámicamente va muy bien. Mis elecciones serían Qashqai y Golf y, salvo que vayas a sacar partido del SUV saliendo del asfalto, me olvidaría de los inconvenientes de un SUV (peor aerodinámica, peor comportamiento en carretera…) Un saludo y gracias por tu consulta.

Juan Sánchez 6 noviembre, 2015

Gracias por tú rápida y amable respuesta. La dificultad de elección se debe a que hasta ahora uso un Passat Trendline de 130cv para 4 pax, y recorrido entre ciudades distantes 30km, y bastante ciudad. Tres veces al año aprox. se hacen viajes largos con las 4 pax, de ahí la duda por espacio y capacidad de maletero. ¿Que añadirías de extras al Golf Sport?. Un saludo

Rubén Fidalgo 6 noviembre, 2015

Si vas a viajar bastante, para mí es muy importante el alumbrado, elegiría los faros inteligentes, control de crucero, alerta de ángulo muerto… los sistemas de seguridad no me parecen prescindibles. No elegiría el techo panorámico (aunque da una sensación de amplitud enorme y es muy acogedor, aporta peso y ruidos), ni las llantas de más de 17 pulgadas. UN saludo 😉

Lucas Fernández 9 noviembre, 2015

Hola Rubén. Muy entretenido e ilustrativo artículo. Querría saber tú opinión sobre el Audi A3 Sportback Advance edition 150 cv s tronic. He probado el Golf y creo que es un poco justo para mi familia en cuanto a capacidad de maletero. Creo que puede ajustarse a mis necesidades mejor el A3 que te comento. Le añadiría Pack Visión+Paquete Safety. Un saludo

Rubén Fidalgo 10 noviembre, 2015

Hola Lucas, el Sportback no gana mucho en cuanto a capacidad de maletero respecto al Golf, ganarías más espacio en el Golf Variant. En cualquier caso, excelente elección el pack vision y el safety. Un saludo y gracias por tu consulta.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba