VW Golf GTE Sport, el supedeportivo híbrido de 400 CV

VW Golf GTE Sport, el supedeportivo híbrido de 400 CV

18 mayo, 2015

La historia del Golf ya cuenta con otro hito dentro de su historia de éxito, el espectacular Volkswagen Golf GTE Sport. Se trata de un supedeportivo híbrido capaz de alcanzar los 280 km/h y consumir tan solo 2 litros cada 100 kilómetros.

La firma alemana ha elegido el Wörthersee GTI Festival de Austria para dar a conocer el espectacular Volkswagen Golf GTE Sport.

Bajo los angulosos trazos del capó se esconde un motor de gasolina derivado de competición con nada menos que 295 caballos de potencia y 400 Nm de par. Este propulsor turboalimentado de cuatro cilindros, 1,6 litros e inyección directa se hereda del Volkswagen Polo R WRC, campeón mundial de rallyes en las tres últimas ediciones. Por si fuera poco, el motor gasolina se complementa con otros dos motores eléctricos, el primero de los cuales se aloja en el eje delantero y produce 107 CV y 330 Nm de par. El segundo, montado sobre el eje trasero, produce también 107 CV, pero 60 Nm de par menos.

La potencia total de este asombroso Volkswagen Golf GTE asciende a 400 CV y 670 Nm de par. Con estas cifras la variante más radical en la historia de Golf es capaz de alcanzar los 280 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 4,3 segundos. En cuanto a las cifras de consumo, la firma alemana anuncia unos sorprendentes 2 litros cada cien kilómetros.

El VW Golf GTE ofrece cinco modos de conducción, cada uno con una combinación diferente de energía eléctrica y de gasolina. E-Mode es, como era de esperar, puramente eléctrico y ofrece 50 kilómetros de autonomía. En el modo Hybrid, entran en funcionamiento los tres motores, pero de la manera más eficiente posible.  Por su parte, el modo Battery Hold sería el idóneo para mantener la carga de las baterías y el modo Battery Charge el seleccionado si se deseará cargar las baterías, esta última opción aumentaría el gasto de gasolina al actuar los motores eléctrcios como generadores. Por último, el modo GTE es la opción más deportiva y se vale de los tres motores para obtener la máxima aceleración y prestaciones.

En el agresivo exterior del Volkswagen Golf GTE la fibra de carbono es el material predominante. Las puertas tipo alas de gaviota, heredadas del Volkswagen XL1, dotan al conjunto de un aspecto aún más singular. Asimismo, el superdeportivo híbrido de Volkswagen cuenta con tecnología led para los grupos ópticos traseros y delanteros, alerón y difusor de aire posteriores y unas enormes llantas de 20 pulgadas para los neumáticos de medidas 235/35 delante y 275/30 detrás.

El interior del Golf GTE es del todo futurista. Conductor y pasajero se encuentran totalmente separados y tres pantallas ofrecen tanto a conductor como pasajero información sobre la gestión del sistema híbrido, la velocidad, la aceleración y las fuerzas G de aceleración lateral. Además, cuenta con asientos tipo backet con cinturones de seguridad con arneses de cinco puntos de sujeción. La fibra de carbono es, junto al a micro fibra, la gran protagonista en el habitáculo del Golf GTE.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba