Volvo C70

6 Febrero, 2006, modificada el 24 Enero, 2011 por

A finales de marzo se entregarán los primeros Volvo C70, un coupé de cuatro plazas que ha sido renovado para ganar en estética, confort, prestaciones y seguridad. Su techo metálico retráctil le permite convertirse en descapotable en treinta segundos.

17

A finales de marzo se entregarán los primeros Volvo C70, un coupé de cuatro plazas que ha sido renovado para ganar en estética, confort, prestaciones y seguridad. Su techo metálico retráctil le permite convertirse en descapotable en treinta segundos.

Paso a paso, el fabricante sueco Volvo incrementa su imagen como marca de prestigio y de lujo, y ningún lugar en el mundo para mostrar estos atributos como Dubai, emirato que ha sido el escenario de la presentación mundial de este coupé convertible.


La segunda generación del C70 ya puede solicitarse en la red de concesionarios, y se espera que las primeras unidades se entreguen al finalizar el mes de marzo. La primera versión alcanzó unas ventas de más de 8.000 vehículos en 2004, y los responsables comerciales de la compañía sueca esperan duplicar las ventas y superar las 16.000 unidades, de las cuales mil corresponderán al mercado español, reto que no parece difícil si se tiene en cuenta que el primer año de producción ya está vendido.


Dos en uno
El C70 es, en realidad, dos coches en uno: un coupé clásico, cuando funciona con el techo metálico desplegado, y un descapotable, cuando está plegado y guardado en el maletero. Esta solución no es en sí una novedad, pero sí lo es que los responsables de su diseño dibujaran primero el coche como un coupé, y una vez definido su diseño, se hiciera como descapotable. De esta forma el coche guarda todas las proporciones de coupé, sin la habitual “joroba” que en el maletero muestran muchos coches de este tipo, y cuando está descubierto es igual de atractivo. El peaje que hay que pagar por esta solución es la mayor ocupación de las partes en las que se divide el techo; y es que, cuando está plegado, primero reduce la capacidad del maletero, y segundo, obliga a una pequeña maniobra para acceder al mismo. Sin embargo, creo que merece la pena en favor de la estética general del coche. Por supuesto, el mecanismo de apertura y cierre de la capota es eléctrico, en un proceso que sólo tarda treinta segundos.


Esta nueva versión es ligeramente más corta y baja que la actual, con un frontal algo más achatado y un perfil con más sensación de fortaleza. La parte trasera tiene un perfil más bajo e incorpora las ya tradicionales luces de Volvo estrenadas en el S80.


En el interior se respira un ambiente de estilo técnico, muy funcional, pero que quizá peca un poco de sobrio. Para la consola central se ha recurrido a la solución de los modelos de la serie 40, con una apariencia de panel flotante, que se puede solicitar en tres opciones: aluminio, madera y bauxita.


Para los asientos se ha diseñado un tapizado especial, basado en un tejido sintético (Vulcaflex), con una estructura similar a la piel y en combinación con textiles o con cuero de tacto suave, aunque también está disponible la opción de cuero integral.


140, 170 o 220 CV
En el aspecto mecánico, el C70 se lanzará con dos motores de gasolina, un 2,4 litros en dos niveles de potencia, con 140 y 170 CV, y en el tope el clásico T5 de 2,5 litros, con turbo de presión ligera y 220 CV, con un par de 320 Nm de par máximo, que puede estar acoplado a una caja de cambios manual de seis velocidades o bien automática de cinco marchas.


17

Esta segunda opción T5 fue la versión que probamos en su presentación, que ofrece unas prestaciones a tenor de las pretensiones deportivas del modelo. El comportamiento del chasis es suficientemente rígido incluso cuando se conduce descapotado, situación en la que es posible mantener una conversación con el pasajero, sin que los ruidos del viento molesten.

Todos igual de protegidos


Como no se podía dejar de esperar, la seguridad ha sido el principal reto de Volvo en el C70, dotado de todas las medidas que garantizan la mayor protección de todos los pasajeros y de los peatones. Cuenta con sistema de seguridad contra impactos laterales, en combinación con los airbags de cortina en las puertas. Protección contra latigazos cervicales; pilares delanteros en acero de alta resistencia y barras antivuelco, situadas detrás del respaldo de los asientos traseros, que en caso de accidente se activan mediante una carga pirotécnica. Además, las superficies exteriores del frontal y trasera se han diseñado para reducir hipotéticas lesiones de peatones y ciclistas.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba