Volvo apuesta por motores pequeños con KERS

6 Septiembre, 2011, modificada el 16 Septiembre, 2011 por

Si se cumplen los planes de futuro que Volvo anuncia en el Salón de Frankfurt, los próximos vehículos de la firma sueca prescindirán de motores de más de cuatro cilindros. Serán muy ligeros, de bajo consumo y utilizarán tecnologías tan avanzadas como el KERS que actualmente montan los monoplazas de Fórmula Uno.

4

Volvo evoluciona el concepto ‘downsizing’

El Salón del Automóvil de Frankfurt es el escenario elegido por Volvo para anunciar el desarrollo de unos nuevos motores, tanto de gasolina como diésel, que utilizarán únicamente cuatro cilindros y que paulatinamente serán los únicos disponibles para toda su gama.

Según la marca sueca, estas mecánicas, denominadas VEA (Volvo Enviromental Architecture), dispondrán de un 60% menos de componentes que las actuales, verán reducido su peso en 90 kilos y el consumo descenderá en un 35%. Unos propulsores ‘downsizing’ modulares y de diseño transversal que Volvo cree óptimo utilizar también en vehículos eléctricos o híbridos, con el fin de rebajar el gasto de combustible y las emisiones contaminantes.

En cuanto a las prestaciones, la automovilística afirma que éstas se podrán ver incrementadas con el uso de la tecnología KERS (Kinetic Energy Recovery System), que en la actualidad se emplea en los monoplazas de Fórmula Uno. Un dispositivo con el que Volvo asegura aumentar la potencia de los motores en 80 CV y reducir los consumos en algo más del 20%.

El KERS de Volvo se llama Flywheel System y se trata básicamente de un freno regenerativo que aprovecha la retención del vehículo para transformar parte de la energía cinética en electricidad que se puede almacenar para un uso futuro. El sistema cuenta con un rotor en el eje trasero capaz de alcanzar 60.000 revoluciones por minuto.

Así trabaja el Flywheel KERS de Volvo

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba