Volkwsagen Scirocco R

A final de año la gama del coupé alemán se amplia con una variante TSI de 265 CV disponible con cambios manual o automático DSG. Su aspecto es contundente.

La firma de Wolfsburg apuesta fuerte por el Scirocco, competidor de los BMW Serie 1 Coupé, Mercedes-Benz CLC Sportcoupé y Volvo C30, entre otros. Y es que a las motorizaciones disponibles TSI, también de gasóleo TDI, añade a finales de año otro propulsor TSI con turbocompresor e inyección directa que libera 265 CV y 350 Nm de par máximo -fijo entre 2.500 y 5.000 rpm-, y permite, en este caso, una progresión de 0 a 100 km/h de 6,5 segundos con una velocidad máxima electrónicamente limitada a 250 km/h.

Se trata de la misma mecánica del Audi S3, convenientemente reforzada en lo que toca al bloque y la unión de pisotones y bielas, y que en el caso del Scirocco da lugar a la versión R, en gran medida derivada del ensayo Scirocco Studie R presentado en el último Salón de Bolonia en diciembre del año pasado, a su vez derivado del modelo con el que la marca se bate con éxito en carreras como Las 24 Horas de “Nürburgring.

De serie contará con caja de cambios manual de 6 velocidades, pero con sobrecoste podrá ligarse a una transmisión automático secuencial de doble embrague DSG que, con las mismas marchas -en la gama hay otras opciones de 7 relaciones-, iguala el consumo medio de la anterior -8,2 litros cada 100 km recorridos-, pero reduce en una décima la progresión desde parado y hasta 100 km/h.

Junto a una estética privativa y abiertemente deportiva, con un gran spoiler frontal que alberga 3 generosas bocas de aireación -para ventilar de mejor modo motor y frenos-, taloneras fusionadas con la carrocería, difusor y alerón posteriores -junto al anterior, y según la marca, contribuye a mermar el coeficiente de elevación de la zaga a ritmo fuerte- y llantas de aleación exclusivas de 18 pulgadas -en opción de 19- combinadas con cubiertas 235/40, el Scirocco R se desmarca con unos frenos de mayor diámetro y capacidad -345 mm los delanteros y 310 los traseros- y pinzas de freno específicas.

También son propias de este modelo sus luces diurnas mediante led -los faros son bixenón-, así como un habitáculo dotado de instrumentación con velocímetro hasta 300 km/h, climatizador bizona, asientos tipo báquet, volante regruesado y achatado tipo racing… Igualmente se beneficia de un ESP de doble calibración: normal y Sport, que autoriza mayor deslizamiento. Además, puede llevar amortiguación de flexibilidad variable electromagnética DCC, que ajusta la dureza según las condiciones de la carretera y el estilo de conducción que se practique en cada momento.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba