Volkswagen T-ROC, el SUV urbano de VW

Volkswagen T-ROC, el SUV urbano de VW

Tras ofrecer más datos del Taigun, Volkswagen da a conocer su nueva apuesta para el segmento de los SUV. El T-ROC es un prototipo de tamaño compacto que nos muestra su cara en el Salón de Ginebra.

Además del Golf GTE, el nuevo Polo y el renovado Scirocco, el stand de Volkswagen en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra cuenta con otra novedad importante: el prototipo T-ROC, un SUV de tamaño compacto que se caracteriza por su techo doble desmontable.

El Volkswagen T-ROC nace sobre la plataforma del VW Golf y se sitúa justo por debajo del Tiguan en la gama del fabricante alemán. El diseño de este concept car es bastante llamativo y destaca especialmente por su parte frontal, con una parrilla con estructura de panal de abeja de grandes aberturas. Ésta se fusiona de forma armónica con los faros dobles de LED. Las luces diurnas y los intermitentes se han integrado en la zona inferior y ambos son también de LED, misma tecnología empleada para la zaga, aunque en este caso de tipo tridimensional. La versatilidad ha sido un aspecto tenido en cuenta y el T-ROC cuenta con un techo desmontable para ser utilizado también como un cabrio.

El aspecto más revolucionario lo encontramos en el habitáculo del T-ROC, donde buena parte de sus elementos son móviles y están pensados para usarse también fuera del vehículo, como la pantalla táctil de infoentretenimiento en forma de tablet o la cámara HD del espejo retrovisor. Y es que la tecnología abunda en el interior de este SUV, que cuenta con indicadores y funciones de climatización son digitales. Otro buen ejemplo de ello es el gran cuadro de instrumentos de 12,3 pulgadas, que además cambia el color y la información mostrada según el modo de conducción seleccionado (Street, Off-road o Snow).

Volkswagen ha dejado claro que el T-ROC ha sido diseñado para ofrecer un gran rendimiento tanto dentro como fuera del asfalto. Es por ello que en función del modo seleccionado se modifican aspectos como el chasis, motor, cambio y asistente de arranque bajada en pendiente. Con la posición “Off-road” el reparto de la fuerza llega a dividirse en un 50:50 entre el eje delantero y el trasero.

Potente motor diésel para el VW T-ROC

También se ha desvelado el “corazón” que acompaña a este Volkswagen T-ROC. Se trata del conocido bloque diésel 2.0 TDI de 184 CV. Con esta mecánica, el nuevo SUV alemán acelera de 0 a 100 km/h en 6,9 segundos y alcanza una velocidad máxima de 210 km/h. Lo más atractivo es que su consumo se queda en 4,9 l/100 km y las emisiones de CO2 no superan los 129 g/km. Asociada a este propulsor encontramos una caja de cambios DSG de siete marchas y la tracción total 4Motion.

Ficha

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

Jorge Morillo 28 febrero, 2014

¿No se parece demasiado al Juke?

pedro 28 febrero, 2014

También tenemos por ahí el Taigun, esto de los SUV es una plaga

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba