Volkswagen T-Prime Concept GTE, el imponente futuro de VW

Volkswagen T-Prime Concept GTE, el imponente futuro de VW

26 abril, 2016

Volkswagen ha aterrizado en el Salón del Automóvil de Pekín con un impresionante prototipo de SUV. Denominado T-Prime Concept GTE, este vehículo se acerca mucho a lo que podría ser la versión definitiva del que se convertirá en el nuevo estandarte de la firma alemana.

Tras conocer el Volkswagen T-Prime Concept GTE, parece que las prioridades de la marca de Wolfsburgo de cara al futuro están claras: tener una completísima gama SUV y ofrecer modos de propulsión alternativos a la gasolina o el diésel.

El Volkswagen Tiguan, que acaba de aterrizar en el mercado, es la primera piedra de la futura y extensa gama SUV de la firma alemana. A la espera de la versión XL del Tiguan, sabemos que la marca prepara un SUV compacto de las dimensiones del Golf basado en el prototipo T-Roc. Además, en pasado Salón de Ginebra, la marca mostró el concept T-Breeze, un adelanto de lo que será el futuro crossover pequeño de la compañía, algo parecido al Audi Q2.

Pues bien, con la presentación del Volkswagen T-Prime Concept GTE, escalamos a un segmento superior, ya que estamos ante un vehículo de mayores dimensiones que el Volkswagen Touareg, modelo al que sustituirá para convertirse en el tope de gama de la marca.

El T-Prime mide 5,09 metros de largo y 2 metros de ancho, es decir, es 27 cm más largo y 6 cm más ancho que el actual Touareg. Asimismo, es 2 centímetros más bajo. Construido sobre la plataforma MLB de Audi, es de suponer que el futuro gran SUV de Volkswagen comparta elementos con el último Audi Q7 y el Bentley Bentayga.

En el exterior, el T-Prime comparte los códigos estéticos vistos en el último Volkswagen Passat y el Phideon, la berlina de lujo destinada al mercado chino. De dimensiones imponentes y formas cuadradas, aunque suavizadas en los bordes, el T-Prime cuenta con una presencia muy poderosa. Además, al tratarse de una variante híbrida enchufable, incorpora las luces diurnas en forma de C propias de los modelos GTE de la marca.

Volkswagen-T-Prime_GTE_Concept-2016-(5)
El panel de instrumentos del T-Prime es totalmente digital.
Ampliar

El interior del Volkswagen T-Prime es igual de asombroso que el exterior gracias a la absoluta digitalización de todos sus elementos. El panel de instrumentos se compone de una pantalla en color de 12 pulgadas que la marca denomina Active Info Display y el sistema de infoentretenimiento se maneja a través de una pantalla de orientación curva y 15 pulgadas. Además, las plazas traseras cuentan con dos pantallas de 10,1 pulgadas y otra central de 9,6 para la configuración de, por ejemplo, la climatización. Asimismo, el T-Prime incorpora un dispositivo de control gestual al estilo del último BMW Serie 7.

En cuanto a la mecánica, el Volkswagen T-Prime Concept GTE se vale de un sistema híbrido enchufable para su propulsión. Por un lado, tenemos un bloque de gasolina turboalimentado de cuatro cilindros y 2 litros de cubicaje que desarrolla 248 CV de potencia y 370 Nm de par máximo.  Por otro, un motor eléctrico de 134 CV integrado en la caja de cambios automática de 8 velocidades y alimentado por una batería de 14,1 kWh de capacidad.

La potencia combinada del conjunto asciende a 381 CV y el par se queda en unos impresionantes 699 Nm. Con estas cifras, Volkswagen ha anunciado que el T-Prime Concept es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 6 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 224 km/h. Sin embargo, lo más sorpredente son sus cifras de consumo y emisiones, ya que la marca ha anuncia un promedio de 2,7 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 63 g /km.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba