*

Volkswagen Sharan 2.0 TDI BlueMotion Technology 170 CV DSG

16 Enero, 2011, modificada el 15 Marzo, 2011 por

A prueba uno de los nuevos referentes del segmento monovolumen.

No valorado

Destacable

  • Combinación formada por DSG y motor.
  • Comportamiento estable.
  • Habitáculo cómodo, práctico y versátil.

Mejorable

  • Equipamiento resolutivo opcional.
  • Precio.
  • Superficie del maletero con 7 plazas.

Lo primero que he comprobado durante la semana que he conducido el Volkswagen Sharan, un Touran más grande, es que poca gente lo conoce. Sin embargo, el Seat Alhambra -su primo más generalista- suena más, puede que por su precio más ajustado -ahora, cerca de 4.000 euros más barato-.

De todas formas no es justo, porque es un rival de la parte alta de la categoría en la que militan los generalistas Citroën C8, Ford Galaxy y Kia Carnival, además de los legendarios Renault Espace y Chrysler Grand Voyager -este último considerado premium, que en breve cambiará de marca para formar parte de la gama Lancia en el mercado europeo, excepto en Reino Unido-.

Espero que, con este nuevo modelo de líneas más personales y cercanas al resto de la gama Volkswagen -recuerda que el anterior era compartido con Ford y Seat-, las cosas empiecen a cambiar. Sigue leyendo y te cuento los motivos.

Interior

Evidentemente, en un monovolumen de más de 4,8 m de longitud y 7 plazas -lo hay en configuración específica de 5 y 6 asientos– problemas de espacio no hay. Y menos si la segunda fila de asientos -individuales- ofrece ajuste longitudinal. Aunque si la desplazas atrás del todo es difícil ir cómodo en la tercera, a menos que vayan niños. Esta última fila la forman dos asientos individuales, con sus respectivos huecos portaobjetos en el montante de las ventanillas, fáciles de esconder para aprovechar un maletero enorme que va desde 711 a 1.167 litros de capacidad -que queda al mismo nivel-. No me olvido de una opción a tener en cuenta si tienes un peque en casa, me refiero al paquete Confort -en la unidad probada- que, por 800 euros, integra un asiento de niño en una plaza normal, junto con el climatizador trizona y el Park Assist.

Delante, voy en primera clase con una postura cercana a la de cualquier modelo de la marca, en la que la ergonomía es un detalle cuidado al máximo, al igual que la calidad de los materiales y sus ajustes. Por cierto, el acceso a cualquiera de las plazas es comodísimo -incluido el de la tercera fila-, y más si eliges la opción de las puertas correderas eléctricas, lo que me parece un puntazo a favor del confort.

El equipo serie de esta versión Sport, por los casi 45.000 euros que cuesta, incluye 7 airbags -con el de rodilla para el conductor-, isofix en las dos filas traseras de asientos, luces de emergencia automáticas para frenadas en seco, freno de mano eléctrico con asistente de arranque en pendiente, ESP, ABS, bloqueo de diferencial electrónico EDS, control de presión de neumáticos, discos de freno ventilados, retrovisores exteriores eléctricos y calefactables con intermetentes de leds, lunas termorrefractarias, reposabarazos delantero regulable, volante de cuero, bluetooth, climatizador bizona, radioCD con 8 altavoces y cargador para 6 discos -con pantalla táctil-, neumáticos run-flat de 225 mm de ancho con llantas de aleación de 17 pulgadas, antinieblas, barras de techo cromadas, parabrisas termorrefractario, asiento del conductor con apoyo lumbar, asientos delanteros con mesas plegables, estuche portagafas tras las luces de cortesía, volante multifunción de cuero -también el pomo del cambio-, retrovisor interior automático, sensores de luz y lluvia, suspensión deportiva, eyectores del limpiaparabrisas calefactables, luces estáticas de curva, asientos deportivos de cuero y alcántara -los delanteros calefactables- y faros bixenón con leds de luz diurna, entre otros sistemas.

Además en la lista de extras hay distintos diseños y tamaños de llantas, el acceso y arranque sin llave, el techo eléctrico panorámico815 euros-, el portón eléctrico del maletero –525 euros-, la suspensión adaptativa DCC795 euros-, el asistente de cambio de luces -de cortas a largas y viceversa, por 135 euros-, la cámara trasera, el navegador, el asistente de luces dinámicas -faros direccionales-…

Comportamiento y prestaciones

Nada más empezar a conducir el Sharan, te pasa lo mismo que con cualquier otro modelo del consorcio alemán: parece que lleves conduciéndolo toda la vida. Me refiero a que el tacto al volante es fácil y familiar y, aunque el tamaño es considerable, no exige adaptación. Sus reacciones -también-, como en el resto de la gama, son muy neutras y es difícil ver los controles o el EDS en acción. Tampoco se notan inercias escandalosas al límite.

La dirección es suave y exacta a partes iguales, y el cambio de doble embrague DSG de 6 velocidades completa un conjunto cómodo, de respuesta viva -y hasta estimulante con los modos sport y secuencial-, aunque lo noté tirando a firme de suspensiones -quizás, también las llantas de 17 pulgadas tuvieron que ver en esta percepción- para tratarse de un vehículo familiar; pero no es incómodo, ni mucho menos.

El par disponible, 350 Nm entre 1.750 y 2.500 rpm, garantiza empuje y buenas cifras prestacionales para su categoría con una entrega de potencia progresiva y dependiente del turbocompresor -menos con este cambio automático que con uno manual-. Así, borda los consumos que anuncia y sólo si vas muy fuerte, sumará 1 litro.

Mención especial merece el sistema de aparcamiento asistido, que maniobra por ti, tanto en batería como en línea, en huecos mayores de los que normalmente encuentras en tu día a día. Sólo tienes que acelerar y frenar mientras controlas las distancias con los retrovisores -y en el caso de la unidad que me prestaron, mediante la cámara trasera-.

El Volkswagen Sharan 2.0 TDI BlueMotion Technology 170 CV DSG es un monovolumen para familias numerosas de comportamiento intachable, con cierta imagen premium y tecnología para hacerte su uso diario bastante más cómodo. Y, como es natural… hay que pagarlo.

4 Comentarios

pepe 16 Febrero, 2011

Nuevo Chrysler Grand Voyager | Hoy Motor 7 Julio, 2011

[…] unidades. Competidor de los Citroën C8, Ford Galaxy, Kia Carnival, Renault Espace, Seat Alhambra y Volkswagen Sharan, ahora se renueva con un capó y una parrilla frontal revisados, leds en las ópticas traseras, un […]

bilal 7 Diciembre, 2011

ME GUSTO EL COCHE Y ESTOY INTERESADO

Presentación: nueva gama Volkswagen Multivan 2015 | Autocasion.com 25 Noviembre, 2014

[…] se antoja excesivo si lo comparas con las cifras que ofrece el monovolumen de la misma marca, el Volkswagen Sharan (5,5 l/100 km). […]

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba