Volkswagen Sharan

2 Marzo, 2010, modificada el 22 Abril, 2015 por

Completamente nuevo, llega a los comercios a principios de verano. Es más grande que el anterior, y también más versátil. Entre otros, contará con caja DSG.

9

Volkswagen no sólo ha cristalizado un monovolumen de talla grande de diseño más avanzado. Además, el nuevo Sharan es un automóvil sensiblemente más capaz y versátil, a partir de 4,85 metros de longitud, 1,90 de anchura y 1,75 metros de altura. Así, se sitúa en mejor forma para batirse con los Chrysler Grand Voyager, Ford Galaxy, Kia Carnival, Renault Espace/Grand Espace o SsangYong Rodius.

Por motores contará con alterantivas de gasolina con turbo TSI, de 150 y 200 CV -siempre con 4 cilindros, inyección directa y 16 válvulas-, y turbodiésel TDI common rail, también 2.0 tetracilíndricas y multiválvulas, que liberan 140 -5,5 litros a los 100 km de promedio homologado- y 170 CV.

Algunos podrán contar con caja de cambios automático secuencial DSG, mediante doble embrgue motorizado -de serie en el más enérgico-. Los manuales llevarán dispositivo de parada y arranque automáticos de motor, para ahorrar en semáforos y largas detenciones.
De serie o en opción, según mercados, contemplará alumbrado bixenón direccional y adapativo -según la circulación en sentido opuesto-, aparcamiento pilotado -más avanzado que el disponible en los Golf, Touran y SUV Tiguan, pues permite estacionar en huecos más pequeños e incluso sobre bordillos, entre árboles o en batería-, freno de parking electromecánico, bola de remolque escamoteable -tomada del Tiguan-…
Entre sus peculiaridades, las puertas traseras, que como en modelos similares -léase Mazda5, de tamaño inferior- son deslizantes, en principio y para España de forma eléctrica. Esto que facilita su apertura en aparcamientos estrechos; también llegar algo mejor a la tercera fila de asientos.
Precisamente, el nuevo Sharan ofrece configuraciones interiores de 5 o 7 asientos, como ahora. Sin embargo, a diferencia del modelo aún en venta ya no precisa extraer del vehículo las butacas si se desea aprovechar a modo de furgón -711 litros para enseres con 5 plazas hábiles, y 2.297 dejando sólo las de conductor y acompañante-, pues la marca ha diseñado una arquitectura -la llama EasyFold– que permite ocultarlas con facilidad en el piso. Junto a una red que aisla la carga del habitáculo, Volkswagen ha diseñado un dispositivo para organizar el maletero denominado Cargomanagement.
Como sucede en vehículos equiparables tipo Dodge Journey, los asientos de la segunda fila se pueden ajustar en sentido longitudinal, en concreto un máximo de 16 cm, y los laterales -que pueden llevar adaptadores infantiles- se pliegan como los asientos de los antiguos cines, lo que libera un hueco considerable para acceder a la última fila, según la marca capacitada para el transporte de 2 adultos.

Isabel Gª Casado

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba