Volkswagen Polo

4 Marzo, 2009, modificada el 24 Enero, 2011 por

Consumos desde 3,6 litros cada 100 km -y emisiones desde 96 gr/km-, propulsores TSI y TDI common rail, diseño completamente nuevo, plataforma inédita… El último Polo tiene mucho de Golf VI. Llega a los comercios tras el verano.

16

Consumos desde 3,6 litros cada 100 km -y emisiones desde 96 gr/km-, propulsores TSI y TDI common rail, diseño completamente nuevo, plataforma inédita… El último Polo tiene mucho de Golf VI. Llega a los comercios tras el verano.

Según Volkswagen, una de las premisas en el desarrollo del Polo V fue lograr la máxima puntuación en el crahs-test EuroNCAP. Así, en la prueba de colisión frontal la deformación de la carrocería, equivalente al nivel de intrusión, se reduce un 50%, y en el choque lateral un 20. Estos valores deben situarle a la cabeza de un segmento en el que militan, entre otros, los Citroën C3, Hyundai i20, Peugeot 207, Renault Clio, Seat Ibiza, Skoda Fabia.


Su diseño, más afilado y agresivo -reduce la resistencia al aire un 20%-, obra de Walter de’Silva, muestra rasgos del Golf VI y del coupé Scirocco. Puede llevar 2 o 3 tipos de faros según la versión, dobles desde el nivel Comfortline. Todos lintegran intermitentes y mejoran la visibilidad un 10%. En opción se podrán pedir bixenón. Los pilotos son de led y podrá llevar haz direccional estático integrado en los antinieblas y luz diurna -desde el Comfortline-. Sustentado sobre la plataforma que estrenó el último Seat Ibiza, mide 3.952 mm de longitud -36 más que hasta ahora-, por 1.682 de anchura -las vías ganan 30 mm-. El maletero arranca en 280 litros, hasta 952 abatiendo los asientos traseros.


El puesto de conducción es nuevo. En opción puede puede llevar un revestimiento negro titán o Cornsilk, los mandos son más accesibles y los equipos de audio y navegación han sido rediseñados, pueden contar con tomas auxiliares, función manos libres para el teléfono, reproductor MP3 -por CD o SD- e incluso tecnología de alta calidad acústica Dynaudio.


La marca asegura que la habitabilidad mejora en todas las cotas, en parte por el nuevo diseño de los asientos. Además de diversos huecos portaobjetos, el respaldo trasero se abate con más facilidad, sin necesidad de quitar los reposacabezas, y determina una superficie de carga plana.


De serie aportará ESP con asistente para arranque en cuesta, airbag tórax/cabeza integrados en los asientos -los de copiloto desconectables para llevar sillas infantiles-, tensores y limitadores de fuerza en los cinturones delanteros, amarres Isofix para sillas infantiles, reposacabezas delanteros activos… Y todo con un peso que, de media, se reduce un 7,5%. También podrá añadir airbag de cortina, navegación con manos libres y cubiertas de hasta 215/40 R17.


Los acabados disponibles serán, de más sencillo a más completo, Trendline, Comfortline y Highline. El básico ya incorpora elevalunas delanteros, maletero con argollas e iluminación, cirre centralizado, avisador de luces encendidas o ajuste vertical del asiento del conductor.


En el Comfortline las coquillas de los retrovisores y los tiradores de las puertas son de color carrocería, los faros son H7, lleva luz diurna, llantas de acero de 15 pulgadas, climatizador semiautomático Climatic, retrovisores motorizados y calefactados, ajuste vertical del asiento de copiloto, detalles decorativos cromados en la consola, asiento trasero partido en secciones, maletero con doble fondo y cierre con mando, entre lo más destacado.


El Highline aporta parrilla con borde cromado, llantas de aleación de 15 pulgadas, faros antiniebla, butacas de corte deportivo, monitor de presión de neumáticos o pomo del cambio revestido en cuero.
 
En lo mecánico recibe 4 motores de gasolina y 3 de gasóleo TDI: un nuevo 1.2 TSI de 105 CV, un 1.4 también nuevo de 85 -estos 2 con caja DSG opcional-, otro 1.2 de 60 CV y un cuarto de 70. En turbodiésel TDI, ahora con alimentación common rail -antes bomba inyector, más rumorosa-, habrá Polo de 1,6 litros y 75 CV, 1.6 de 90 -sobre el que llegará, en 2010, la versión Bluemotion de bajos consumo y emisiones, y que en opción también podrá llevar DSG-, y 1.6 de 105 CV. Todos montan de serie cambio manual de 5 velocidades, salvo el 1.2 TSI, que la lleva de 6.


El chasis ha sido revisado, si bien mantiene una arquitectura delantera independiente tipo McPherson y trasera semiindependiente mediante brazos acoplados. La estabilidad direccional mejora con el avance en 5 mm de las ruedas delanteras. La dirección es servoeléctrica -antes también, pero ahora ha sido rediseñada- y el servofreno, más potente. Todos los Polo montan 4 discos de freno.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba