Volkswagen Polo 1.4

30 Octubre, 2009, modificada el 9 Febrero, 2011 por

El utilitario alemán de 5 puertas es la mezcla perfecta entre confort y estabilidad al volante. De tacto agradable, su alegre motor de 85 CV responde a cualquier régimen.

28

La quinta esencia del Polo utiliza la misma plataforma que en su momento estrenó el Skoda Fabia y después actualizó el Ibiza, pero con matices que le dan la salsa de la vida: calibración específica del chasis y un destacable equilibrio entre confort y estabilidad.


El nuevo diseño, más afilado, muestra rasgos de su hermano Scirocco y cobra sentido práctico -reduce la resistencia al aire un 20%-. Crece hasta los 3.897 mm de longitud, pero todavía es más pequeño que sus oponentes –Citroën C3, Ford Fiesta, Hyundai i20, Peugeot 207, Renault Clio o Toyota Yaris-, si bien no requiere más centímetros para cumplir con la normativa europea más exigente en materia de seguridad -obtiene cinco estrellas en los test EuroNCAP-.

Interior

La calidad percibida recuerda a coches de categoría superior: abundan los acolchados y el tacto de los mandos es exquisito. Destacan también los detalles cromados y el perfecto ensamblaje de todas las piezas.


El espacio está bien resuelto para cuatro ocupantes -homologa cinco plazas-. Delante, los asientos específicos de la versión Sport que probamos son cómodos y cuentan con refuerzo de agarre lateral. La posición del conductor es adecuada -volante y butaca ofrecen diferentes posibilidades de ajuste-, si bien la palanca del cambio manual de 5 velocidades queda algo alejada.


Tres son muchos adultos para las plazas traseras. Pueden, pero encontrarán estrecheces -lo normal en un utilitario-. A cambio ofrece de serie fijaciones Isofix para amarrar sillitas infantiles en las plazas laterales y 10 litros más de capacidad en el maletero respecto al modelo precedente. Es de 280 litros y tiene doble suelo colocable a varias alturas.


La dotación de serie incluye control de estabilidad, 6 airbag -incluido el de cabeza para conductor y pasajero-, asistente de arranque en pendiente, luz de día, faros antiniebla con luz estática de giro, volante de tres radios en cuero y testigo de pérdida de presión en los neumáticos.


Por 315 euros el paquete Sport añade sensor de parking trasero, climatizador, lunas traseras oscurecidas y llantas de aleación de 16 pulgadas. El equipo de radio navegación RCD 510 con pantalla táctil y conexión auxiliar para fuentes de sonido integra mandos multifunción en el volante, lector de tarjetas SD y cargador de 6 CD con MP3. Forma parte del paquete Play que cuesta 850 euros.

Comportamiento y Prestaciones

El Polo es un utilitario racional de gran confort de marcha y excelente calidad de rodadura. Por concepto y prestaciones –177 km/h de máxima y 12,1 segundos en el 0 a 100- está pensado para la ciudad: tiene bajos y buena respuesta a medio régimen. Además, el motor atmosférico 1.4 de 85 CV se anima en trayectos medios y llanea con alegría.


Al tacto, resulta agradable de conducir. No sólo por el aislamiento acústico del habitáculo -no se escuchan ruidos aerodinámicos-, sino también por el buen hacer de la nueva suspensión: más firme, reduce al mínimo el balanceo de la carrocería.


Por su buena estabilidad es reconfortante a ritmo rápido. No fatiga, entra bien en curva y mantiene con facilidad la trayectoria que se le marca con el volante. Los frenos -de disco en ambos ejes- sujetan correctamente.


Una alternativa que sale a cuenta: declara 5,9 litros de gasolina cada 100 km. Para lograrlo hay que hilar muy fino, pero en todo caso sí que contiene el gasto en torno a 6,5. Ahora bien, hay que estar dispuesto a pagar los alrededor de 16.000 euros que cuesta y vale.

Destacable

– Confort interior.
– Calidad de rodadura.
– Motor juguetón.

Mejorable

– Precio elevado.
– Capacidad del maletero.
– Elementos no disponibles: xenón, keyless…

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba